El astronauta que quiso posar con sus perros

Hay noticias que despiertan el interés social por ser inéditas y originales. Otras por ser algo que nadie haya hecho nunca. Ese es el caso de la historia de un astronauta que puso todo su empeño en salir en su foto oficial junto con sus perros. ¡Te contamos por qué!

La historia de un astronauta sublime

Leland Melvin, así se llama. Ha sido uno de los astronautas más sublimes de la historia de la NASA en sus 60 años de historia. Ha participado en diversas misiones que le han llevado a pasar unas 565 horas en el espacio.

No obstante, por todos es sabido que estos logros a veces pasan desapercibidos al mundo. Así pues, Leland se hizo famoso por algo más trivial: salir en una foto con sus perros.

La foto del astronauta con sus perros

Todo astronauta tiene una foto oficial en la que reconocer sus logros. Es una imagen tomada por la NASA que lo acredita como un servidor a la comunidad del espacio dispuesto a todo por servir a su país.

Como es de esperar, estas fotos se pueden tomar con la familia o con los seres que más amas. Sin embargo, Leland optó por hacerla con sus perros, ¿por qué?

Él mismo lo explica de esta forma:

“Cuando te haces la foto, normalmente vas con tu familia, pero yo no estaba casado y toda mi familia estaba en Virginia, así que pensé: ‘¿por qué no me la hago con mis chicos?'”.

Esta respuesta fue la que dio en el conocido periódico The Huffington Post.

La foto, que fue hecha en 2009, no se dio a conocer por las redes sino hasta 2015. Ahí cuando un periodista la descubrió y la publicó haciéndola viral. De hecho, en tan solo 24 horas consiguió ser tuiteada 52.000 veces.

No obstante, esa no era la foto oficial. Pero sí una en la que se dejaba ver la gran relación y complicidad que el astronauta tiene con su “familia”.

De dónde surgió esta relación

Al parecer, Leland los rescató de la calle unos años antes de la foto. El primero, Jake, que llegó a casa antes que Scout, lo encontró en la calle abandonado y lo cuidó. Le ofreció un nuevo hogar hasta el día de hoy.

Scout, sin embargo, iba por la calle deambulando sin rumbo, y sin collar ni chip, por lo que Leland lo cogió y lo metió en casa. Nadie lo reclamó después de cierto tiempo.

Y así fue cómo se formó la hermosa familia que hoy componen los tres.

Cómo hicieron la foto

Ya sabemos que no es fácil tomar una foto a los animales y que queden de esta guisa. Pero es más difícil aún es lograr meter a unos perros en la NASA. ¿Cómo lo hicieron?

Como es obvio, la entrada a los animales no está permitida, por lo que fue toda una odisea conseguirlo. No obstante, Leland estaba resuelto a tomarse la instantánea con su familia, por lo que escondió a los animales en su furgoneta con la música a toda voz para evitar que se escucharan los ladridos.

Pudo enseñar su acreditación en la garita de seguridad sin inconvenientes, y una vez dentro, todo fue mucho más fácil. Los convenció para estar tranquilos gracias a unos huesos.

Mientras los masticaban felices, no hicieron ni un ruido. Al terminar, fueron hacia su dueño en señal de agradecimiento, y entonces, según cuenta Leland, le dijo al fotógrafo: “¡Dispara colega!”.

Y aunque en la foto que se consideraba oficial, los animales estaban rectos y tranquilos, Leland decidió que fuera la primera la que se considerara oficial por plasmarse la estrecha relación que el trío tenía.

Aunque los perros ya murieron, estamos seguros de que a Leland le encanta que esa famosa foto se haya hecho viral de nuevo en las últimas semanas.

Fuente: www.elespanol.com

Guardar

Categorías: Animales domésticos Etiquetas:
Te puede gustar