Amigo de perrita sorda, siempre toca su nariz para hacerle saber que está ahí

La amistad de estos perritos logró romper la barrera que los separaba. Ahora se han vuelto inseparables y han desarrollado su propia forma de comunicarse.
Amigo de perrita sorda, siempre toca su nariz para hacerle saber que está ahí

Escrito por Jhoan Adrian

Última actualización: 29 julio, 2022

La empatía de los animales, en especial de los perritos, no sigue sorprendiendo. Estas criaturas son tan nobles y capaces de notar las necesidades de los demás que hacen que nos planteemos el aprender de ellos.

¿Te imaginas sentirte aislado del resto del mundo por tener una condición limitante? Así le pasó una cachorrita que nació ciega y sorda. Sin embargo, esto no le impidió ser la perrita feliz que es ahora y sobre todo cuando encontró el amor verdadero en forma de amigo. 

La hermosa amistad que nació de esta pareja de perritos definitivamente nos inspiró y sus familias están decididas a difundir su historia para seguir conmoviendo corazones. Acá te lo contamos.

Tamale, la cachorrita invidente

Tamale es una cachorrita callejera que había sido rescatada por el refugio Speak for the Unspoken con tan solo 4 meses. Al llegar al centro de rescate notaron que la perrita había nacido con una rara condición que la dejaría sorda y ciega de por vida. 

A pesar de todo, Tamale era una perrita sana y feliz. Iniciaron su proceso de adopción para ayudarle a encontrar una familia y fue ahí donde conoció a Kayleigh Otstot, la mujer que la adoptó, fue amor a primera vista. 

Kayleigh conoció su historia y se enamoró de Tamale desde el principio. Además, ambas conectaron desde el primer momento y crearon su propio lenguaje.

Ella procuraba facilitarle las cosas a su amada perrita. La apartaba de algunos obstáculos en su camino, la acariciaba constantemente para hacerle notar que no estaba sola y la sacaba a pasear para que sintiera la naturaleza a su alrededor. Pero a Tamale le hacía falta un amigo perruno, alguien como ella que la hiciera sentir que no era tan diferente como parecía. 

Una amistad como caída del cielo

En varias de sus visitas al parque, Tamale disfrutaba de interactuar con otras personas y perritos. A pesar de no poder ver o escuchar, había desarrollado su propia forma de hacerse notar. 

Pero Kayleigh sabía que su condición siempre sería un pequeño estorbo a la hora de entablar conexiones con otros canes. Ellos se alejaban al ver que Tamale no reaccionaba de la forma esperaban ante el contacto. 

Pero con el tiempo, Tamale fue creando una amistad profunda con un perrito que solía ver cada vez que iba de paseo. Jimmy es un golden retriever que también solía visitar el parque con su dueña. Enseguida notó que Tamale tenía otra forma de comunicarse y se adaptó increíblemente a ella.

Parecía que Jimmy sabía de la condición de Tamale, se quedaba siempre cerca para vigilarla y hacerle sentir su presencia. Cada vez que se encontraban, Jimmy golpeaba suavemente la nariz de Tamale como una especie de saludo que lo anunciaba. Al sentirlo, Tamale se emocionaba y comenzaba a mover su colita, ¡una amistad de cuento de hadas!

Sus dueñas habían decidido organizarse para reunirlos en cada paseo y decidieron compartir su linda historia con el mundo a través de sus redes sociales. Una amistad que inspira y nos enseña que no hay barreras cuando de amor se trata, ¡todos somos iguales!