Alimentos que harán que un perro sea más saludable

9 marzo, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la bióloga Elsa M. de Arribas
No todos los alimentos son adecuados para conseguir que un perro sea más saludable. La cebolla y el ajo están rotundamente desaconsejados, por ejemplo.

Al momento de velar por la salud de su mascota, una de las preguntas que pueden hacerse los tutores de perros es qué alimentos deben incluir en la dieta para que su perro sea más saludable.

A continuación, te mostraremos algunas de las opciones que debes tener en cuenta. Por otra parte, no olvides que, además de cuidar de su alimentación, deberás velar porque tu mascota –en general– lleve un estilo de vida saludable.

¿Qué alimentos harán que tu perro sea más saludable?

Fuera del pienso, hay algunos alimentos que son beneficiosos para tu mascota, como los que vamos a comentarte a continuación. Al incluirlos con moderación en su dieta, podrás proporcionarle una dieta variada y sana.

Carne

El perro es un animal carnívoro, que posee una mandíbula fuerte acompañada de dientes grandes y afiliados. Por ello, si hay algo que no puede faltar en la alimentación de un perro es la carne. 

La carne roja es fuente de proteínas.

Gracias a esa dentadura, puede desgarrar la carne y facilitar así su masticación y posterior digestión. Además, cabe destacar que el aparato digestivo del perro procesa rápidamente la carne.

Este alimento contiene proteínas, formadas por aminoácidos esenciales para el perro, que no puede sintetizar por sí mismo. De esta manera, puede incluirlas gracias a la comida que contiene carne.

De todas las proteínas, se recomiendan aquellas que contienen los diez aminoácidos esenciales. Los alimentos que los contienen son principalmente hígado, páncreas, cerebro o riñones.

Frutas y verduras

Los perros pueden comer varios tipos de frutas y verduras. Por ejemplo:

  • Verduras: zanahorias, lechuga, espinacas.
  • Frutas: melón, pera, plátano.

A diferencia de estos alimentos, que sí pueden resultar beneficiosos para el perro, las cebollas y los ajos no son recomendables. 

Carbohidratos

Durante la evolución de los lobos a perros, la dieta tuvo un papel fundamental. Dentro de los cambios producidos en la dieta, la incorporación de los carbohidratos fue esencial.

Los hidratos de carbono o carbohidratos son nutrientes esenciales que pueden incluirse en la dieta de perros. Además, hay que incorporar los almidones y los granos.

El arroz es uno de los tipos de hidratos de carbono que se pueden incluir como alimento complementario en la dieta. Sin embargo, debido a que no tiene un alto valor nutricional, no debe ser un ingrediente esencial.

Puede darse el caso de que el can sea alérgico al arroz y el tutor no lo sepa, por ello es necesario estar atento a las reacciones, una vez se le da una ración pequeña de este alimento al animal. Entre los principales síntomas de alergia se encuentran pérdida de pelo y la comezón.

Pescado

Uno de los componentes más importantes que aporta el pescado es el omega-3, un ácido graso indispensable en la dieta. El omega-3 interviene en diferentes aspectos, favorece el sostén muscular, es adecuado a nivel cardiovascular, renal y cerebral.

El pescado azul es fuente de omega-3.

Los ácidos grasos como el omega-3 se encuentran principalmente en el pescado. Un ejemplo son los pescados pequeños, como las sardinas, que acumulan una pequeña cantidad de metales pesados en comparación con los grandes pescados.

A la hora de administrar el pescado, ha de tenerse en cuenta que los perros grandes no pueden comer lo mismo que los pequeños. Conviene empezar con porciones pequeñas, dos o tres días a la semana. 

Alimentos fermentados

Los alimentos fermentados han adquirido importancia en los últimos tiempos. No solo forman parte ya de la dieta de las personas, sino que también se están incluyendo en la dieta de las mascotas.

Uno de los alimentos fermentados por excelencia es el kéfir. Una especie de yogur fermentado compuesto por diferentes microorganismos.

Para que un perro sea más saludable, hay que tener en cuenta sus necesidades

Perro pug comiendo en su plato.

Para que un perro sea más saludable, los alimentos comentados anteriormente deben incluirse con moderación en la dieta del perro y la proporción adecuada. Para ello, hay que tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Según la raza del perro, la edad y su estado de salud, deberá de ingerir una cantidad determinada de alimentos al día. De tal manera que pueda realizar satisfactoriamente sus actividades cotidianas.
  • La alimentación tiene que estar enfocada al rendimiento energético que requiera el animal. Por ejemplo, un perro dedicado a la caza tendrá unas necesidades distintas a las de un perro doméstico. Por ende, se debe complementar su dieta con alimentos que le ayuden a obtener la energía que necesita para ejercitarse y realizar sus funciones como corresponde.
  • Los micronutrientes esenciales en toda dieta son las vitaminas y los minerales. Por ello, siempre han de incluirse vitaminas y minerales, de manera balanceada, en la alimentación del perro.

Los alimentos aquí comentados no deben constituir la única forma de alimentación del perro. Por ello, no hay que olvidar que se trata de complementos para el pienso y, por supuesto, el agua.

Para que un perro sea más saludable, debemos tener siempre en cuenta sus necesidades, según sus características. En consecuencia, antes de realizar cambios en la dieta del perro, siempre se debe consultar con un veterinario, para asegurarnos de que los cambios son adecuados para el animal.

El veterinario siempre podrá comentarnos las especificaciones que debemos considerar en torno a la dieta del perro, teniendo en cuenta sus puntos fuertes y débiles. Y evitará incluir alimentos inadecuados para el perro o que no tolere.