Aligátor chino: hábitat y características

En su país de origen, el aligátor chino es considerado una de las especies más amenazadas desde 1972, por lo que cuenta con una protección excepcional a nivel legal.
Aligátor chino: hábitat y características
Cesar Paul Gonzalez Gonzalez

Escrito y verificado por el biólogo Cesar Paul Gonzalez Gonzalez el 16 septiembre, 2021.

Última actualización: 16 septiembre, 2021

Cuando se mencionan a los cocodrilos, aligátores o caimanes, lo primero que viene a la mente es un reptil de gigantes proporciones. Sin embargo, el aligátor chino rompe con esta tradición, ya que sus tallas son tan pequeñas que casi rivalizan con las del caimán enano. Aun así, sigue siendo un animal feroz cuyas fauces pueden ocasionar serios accidentes.

El nombre científico de esta especie es Alligator sinensis y es un miembro de la familia Alligatoridae. No se trata de un cocodrilo en el sentido estricto de la palabra, pero sí es un pariente cercano de estos reptiles. Continúa leyendo para conocer más sobre este pequeño pero peligroso animal.

Hábitat y distribución del Aligátor chino

El aligátor chino es una especie de saurópsido endémica de la cuenca baja del rio Yangtze, en China. A pesar de esto, se cree que su población pudo ser mucho más abundante en el pasado y que abarcaba gran parte de las costas chinas. Esto podría incluir regiones cercanas al océano Pacífico (e incluso Corea). En la actualidad, solo se puede encontrar a este reptil en 6 regiones de la provincia de Anhui.

Los hábitats preferidos de estos organismos consisten en zonas de agua dulce con climas subtropicales. Por esta razón, sitios como pantanos, lagos, arroyos, estanques y humedales son importantes para estos reptiles. Aunado a ello, la gran diversidad que existe en estos parajes les permite tener un gran menú disponible para conformar su dieta.

¿Cómo es el Aligátor chino?

Este aligátor se asemeja un poco a su pariente americano, pues tiene un hocico en forma de “U”, piel dura casi como una armadura y una larga cola para moverse en el agua. Aunado a ello, cada una de sus extremidades está provista de fuertes garras y los dientes de sus mandíbulas encajan tan bien que no son evidentes a simple vista.

Aun así, una de sus mayores características es su tamaño, puesto que su talla promedio se encuentra alrededor de los 1,5 metros de largo. Para comparar, las longitudes del caimán enano están entre los 1,2 y 1,6 metros, mientras que las del aligátor americano son superiores a los 4 metros. Esto lo clasifica como uno de los más pequeños, al menos dentro de su grupo.

Como se mencionaba más arriba, este reptil tiene una piel muy endurecida, ya que está cubierta de osteodermos, que son unas escamas óseas bastante resistentes. Esta protección cubre todo su cuerpo e inclusive se observa una placa de hueso en la parte superior de sus parpados. Además, al final de su hocico su nariz se muestra un poco protuberante. Este es un rasgo similar al del caimán, pero diferente a otros aligátores.

El cuerpo de este gran depredador tiene colores oscuros que varían entre la gama de los amarillos y los grises. Asimismo, también se pueden contemplar varias manchas negras en su mandíbula inferior. Este patrón se repite de igual forma con los ejemplares jóvenes, a excepción de que se añaden algunas bandas amarillas a lo largo de su figura.

Un aligátor chino.

Comportamiento

Estos reptiles son organismos ectotermos, por lo cual dependen mucho de la temperatura ambiental. Por esta razón, entran en un estado de brumación cuando hace frío, en el cual su actividad se reduce de manera drástica- Este mecanismo es similar a la hibernación, pues les permite “dormir” a finales de otoño para activarse de nuevo en primavera.

Los aligátores chinos son animales que pasan la mayor parte de su vida en el agua, por lo cual necesitan crear un refugio en los bancos de lodo cercanos. Esto ocasiona que caven madrigueras de casi un metro de profundidad, en las que descansan y bruman a placer.

De manera general, cuando el clima es propicio para que salgan y estén activos, estos aligátores pasan gran parte de su tiempo tomando el sol para regular su temperatura. Gracias a ello, pueden activar su metabolismo y salir a cazar durante la noche, lo que les permite aprovechar todo el día.

¿Qué come el Aligátor chino?

Este reptil es un carnívoro que suele depredar animales acuáticos de su medio. Por ello, su dieta se compone de peces, caracoles, almejas y anfibios cuya captura ocurre bajo el agua. Sin embargo, debido a que su distribución también coincide con asentamientos humanos, llega a consumir aves de corral y pequeños mamíferos de manera esporádica.

Aunado a esto, para los juveniles también suele ser habitual alimentarse de insectos.

Reproducción

La época de reproducción toma lugar de forma anual durante junio por ser un mes cercano a la temporada de lluvias. Para ello, los ejemplares de ambos sexos comienzan a vocalizar para poder comunicarse y conseguir una pareja. Estos organismos son polígamos poligínicos, así que los machos pueden fecundar a varias hembras, mientras que las hembras solo tienen un compañero por año.

Una vez que la pareja copula, la hembra será la encargada de montar el nido y elige un sitio rodeado de vegetación y lodo justo al lado del cuerpo de agua. Los ejemplares de esta especie son ovíparos, por lo que necesitan un sitio en el que dejar sus huevos. Estos animales sacan lodo y vegetación con sus patas para formar montículos de casi un metro de alto en los que colocarán a sus crías.

En general, la madre suele posicionar sus nidos cerca de su madriguera con el objetivo de atenderlos durante la incubación. De hecho, la hembra es la única que muestra un cuidado parental con sus crías, puesto que los machos se marchan tan pronto como termina la copula. Es más, cuando los pequeños salen del huevo en septiembre, su mamá va por ellos al nido y los ayuda a entrar al agua.

Estatus de conservación

Según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, este reptil se encuentra clasificado como una especie en peligro crítico. Esto se debe que su población se ha visto muy afectada por la cacería, el consumo de su carne y la destrucción de su hábitat. A día de hoy, su área de distribución está muy restringida.

Afortunadamente, hoy en día el aligátor chino ya no es cazado de forma indiscriminada, por lo que ha podido mantener estable su cantidad de ejemplares. Sin embargo, su mayor problema ahora es la pérdida de su hogar, ya que la urbanización y contaminación afectan en demasía a este animal.

A pesar de que existen programas que buscan su reintroducción, es probable que esto no sea suficiente para evitar su extinción. Si no se soluciona el problema que ocasiona el declive de su población, liberar individuos criados en cautividad será destinarlos a la muerte. Los retos para salvar a este reptil son difíciles de superar, pero la esperanza es lo último que se pierde.

Te podría interesar...
Caimán de anteojos: hábitat y características
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Caimán de anteojos: hábitat y características

El caimán de anteojos es un reptil cauteloso y perceptivo, capaz de realizar movimientos agiles para cazar. Conoce más de este animal aquí.



  • Pan, T., Wang, H., Duan, S., Ali, I., Yan, P., Cai, R., ... & Wu, X. (2019). Historical population decline and habitat loss in a critically endangered species, the Chinese alligator (Alligator sinensis). Global Ecology and Conservation, 20, e00692.
  • Jiang, H. & Wu, X. 2018. Alligator sinensis. The IUCN Red List of Threatened Species 2018: e.T867A3146005. https://dx.doi.org/10.2305/IUCN.UK.2018 1.RLTS.T867A3146005.en.
  • Thorbjarnarson, J., Wang, X., & He, L. (2001). Reproductive ecology of the Chinese alligator (Alligator sinensis) and implications for conservation. Journal of Herpetology, 553-558.
  • Pan, T., Wang, H., Duan, S., Ali, I., Yan, P., Cai, R., ... & Wu, X. (2019). Historical population decline and habitat loss in a critically endangered species, the Chinese alligator (Alligator sinensis). Global Ecology and Conservation, 20, e00692.
  • Jiang, H. X., Chu, G. Z., Ruan, X. D., Wu, X. B., Shi, K., Zhu, J., & Wang, Z. (2006). Implementation of China action plan for conservation and reintroduction of Chinese alligator. In Crocodiles. Proceedings of the 18th Working Meeting of the IUCN-SSC Crocodile Specialist Group. IUCN: Gland (pp. 322-332).