Alergia estacional en perros: todo lo que debes saber

Las alergias estacionales están relacionadas con factores ambientales y aparecen en épocas concretas del año, principalmente en verano y en primavera.
Alergia estacional en perros: todo lo que debes saber
Elsa M. de Arribas

Escrito y verificado por la bióloga Elsa M. de Arribas el 07 Mayo, 2021.

Última actualización: 07 Mayo, 2021

¿Si te decimos que este artículo versa sobre la alergia estacional en perros, qué pensarías? Aunque muchos responderían que es un tema que conocen, puede que otros indiquen que no tenían ni idea de que los procesos alérgicos son posibles en seres vivos diferentes al humano.

En cualquiera de los 2 casos, nunca está de más ampliar conocimientos sobre distintas materias, sobre todo si convives con animales en el hogar. Así, podrás estar pendiente cuando observes síntomas extraños en la mascota. Dicho esto, a continuación se mencionarán todas las claves que debes saber sobre la alergia estacional en perros.

¿Qué significa alergia estacional?

El concepto alergia fue introducido hace más de un siglo por Von Pirket. En concreto, databa del año 1906 y, según el diccionario médico de la Universidad de Navarra, esta se define como la situación del organismo o del individuo en la que se ve alterada su capacidad de reacción.

Tras la exposición repetida, el organismo responde de manera exagerada frente a una sustancia o alérgeno que no causa reacción en otros individuos.

Dicho de otra forma, la alergia supone una alteración del funcionamiento adecuado del organismo. El responsable de esta cadena fisiológica recibe el nombre de alérgeno y es una sustancia inocua para todos los miembros de la especie, excepto para los alérgicos. Cuando el cuerpo reconoce el alérgeno, activa sus sistemas de combate.

¿Los perros solo padecen alergia estacional o existen otros tipos de alergia?

Al igual que el ser humano, se ha detectado que animales cercanos al hombre —como los perros o los gatos— pueden padecer alergias. En la actualidad, existen distintos tipos de alergias, que se subdividen en 2 grupos. Estos son los siguientes:

  • Alergia estacional: aquella que aparece en épocas concretas del año —sobre todo en primavera y verano—, durante las cuales se acentúan los síntomas. Así, el alérgeno posiblemente sea algún insecto (ácaros), bacterias o alérgenos ambientales, como el famoso polen.
  • No estacional: si por el contrario los síntomas se mantienen constantes a lo largo del año, el proceso alérgico forma parte de este grupo. En este caso, es probable que el alérgeno esté relacionado con sustancias con las que el perro interactúe en su día a día, como alimentos o un objeto del entorno que está presente durante todo el año.
La alergia estacional en perros es más común de lo que parece.

Síntomas relacionados con la alergia estacional

A la hora de valorar si el perro padece o no una alergia, es esencial fijarse en los síntomas que este manifiesta. También es una buena idea observar al animal durante unos pocos días y anotar aquellos signos clínicos detectados. No obstante, seguidamente se listarán algunos de los síntomas más comunes que servirán al tutor de guía:

  1. Dermatitis atópica: se manifiesta mediante la aparición de ronchas o picazón en la piel.
  2. Llagas: piel infectada, inflamada y roja, debido a la proliferación bacteriana por las lesiones epidérmicas previas.
  3. Sordera: causada por inflamación de los canales del oído.
  4. Síntomas respiratorios: estornudos, ojos llorosos, tos y mocos.

¿Qué puedo hacer si mi perro padece alergia estacional?

A continuación, se reflejarán aquellos pasos que es adecuado seguir si sospechas que el perro padece alergia estacional. No obstante, es importante resaltar que son orientativos y que, sin ninguna duda, lo mejor es siempre ponerse en manos de un profesional.

1. Acudir al veterinario

Si crees que tu mascota puede padecer alergia estacional, debes acudir al veterinario. Aunque hoy en día lo primero sea buscar en Internet los síntomas que se detectan, no es conveniente poner en práctica los consejos sin supervisión. Solo el especialista sabrá confirmar el diagnóstico e indicarle al tutor la forma correcta de actuar.

De esta manera, se evitará que el animal sufra y todo tutor sabrá cómo comportarse ante el cuadro clínico de su can. Así, tanto el humano como el perro podrán lidiar con la situación y adaptarse a ella.

2. Revisar la alimentación

Aunque sea repetirse, este paso es conveniente tratarlo con el veterinario. No se recomienda cambiar la dieta del animal de manera brusca, ya que hay que permitir que se acostumbre a este cambio. Pese a ello, esta es una de las actuaciones más recomendadas.

En concreto, normalmente se aconseja el consumo o la incorporación de piensos anti-inflamatorios. Estos piensos suelen estar compuestos por bajas concentraciones de hidratos de carbono o baja cantidad de grano. Por otro lado, pueden incluirse alimentos ricos en ácidos grasos, como aceites de salmón o de atún.

3. Baños frecuentes

Otro de los consejos más habituales para combatir la alergia estacional es dar baños habituales al animal. A través de los baños, se reduce la presencia de los alérgenos en la piel del can.

Además, pueden incorporarse elementos como champús hipoalergénicos o para pieles delicadas en el proceso de aseo. Por último, se aconseja limpiarles las patas —y también los zapatos de sus dueños— a los canes cuando vuelven de la calle y antes de que brinquen por el hogar. Así, se evita que los alérgenos se esparzan por la casa.

4. Medicación

En cuanto a la medicación, únicamente debe añadirse a la rutina si el veterinario lo estima oportuno. Normalmente, esta aproximación no es habitual en perros, pero llegado el caso pueden recetarle distintos antihistamínicos con los que combatir los síntomas de la alergia.

5. Limpieza del hogar

Si lo pensamos, actuamos de forma bastante similar tanto si es la mascota quien sufre la alergia como si es otro miembro de la familia. Por ello, es indispensable que la limpieza del hogar se realice más frecuentemente. Sobre todo, no pueden olvidarse rincones de paso, como los pasillos o el hall.

Se pueden hacer muchos juguetes reciclables para perros.

Las mascotas son un miembro más de la familia, pero en ocasiones puede que el tutor no sepa interpretar los mensajes del animal. Por ello, es necesario estar pendientes de comportamientos como tristeza, pérdida del apetito, estado de ánimo alicaído o la aparición de cualquiera de los síntomas comentados.

Si este es el caso, como ya se ha dicho, el veterinario es siempre el primer paso para enfrentar el problema. De esta manera, el tutor conseguirá reducir los síntomas de alergia estacional en perros y que la mascota esté a gusto y feliz.

Te podría interesar...
Alergias en los perros: ¿cómo de frecuentes son?
Mis AnimalesLeerlo en Mis Animales
Alergias en los perros: ¿cómo de frecuentes son?

Las alergias en los perros son una realidad bastante frecuente dada la multitud de sustancias capaces de provocarlas. Conocerlas puede ayudar a abordarlas.