Actividades para ejercitar y educar a tu mascota

Sin duda, es el juego la mejor forma para llevar a cabo un exitoso aprendizaje para los cachorros, ya sean perros o gatos; estimulará su desarrollo mental y fortalecerá su físico

Ejercitar y educar a tu mascota puede ser una tarea realmente sencilla si sabes cómo hacerlo y sin acelerar el proceso de adiestramiento. Los consentidos de la casa muchas veces pueden ser un tanto desastrosos, ya que, en principio, no tienen los conocimientos para controlar sus impulsos naturales.

No hay que olvidar que cuando decidimos incluir a estos hermosos seres en nuestra vida, el compromiso es a largo plazo. Por eso esta vez te traemos una serie de juegos que te permitirán ejercitar y educar a tu mascota, para hacer de él un compañero agradable, entusiasta, atlético y sano.

El juego, la mejor opción para ejercitar y educar a tu mascota

Perros y gatos se dejan llevar por sus instintos provocando, sin intención, situaciones un tanto molestas o desagradables. Lamentablemente este hecho deriva muchas veces en el abandono del animal, por falta de información por parte del dueño e incluso desinterés en la educación de la mascota.

Cuando se adopta a una mascota, en la mayoría de los casos, las personas suelen inclinarse por los cachorros, no sólo por su indiscutible ternura, sino por ver la oportunidad de educar desde cero a su nuevo compañero. Incluso si han desarrollado algunas conductas por traumas del pasado es mucho más fácil combatirlas a esa edad.

La hiperactividad es una de las características principales de estos pequeños amigos, están cargados de vitalidad y desean conocer el mundo. Por esta razón los juegos son la mejor opción para ejercitarlos, ‘cansarlos’ y educarlos. Por medio de actividades especiales puedes desarrollar tanto la fuerza física como mental del pequeño.

Con esto no queremos decir que los juegos no funcionan para ejercitar y educar a tu mascota adulta. Realizar este tipo de rutinas fortalece tu vínculo con ellos; les ayuda a superar de una mejor manera traumas del pasado, facilita el aprendizaje de órdenes,  les reduce el estrés y los mantiene activos.

Perro y frisbee

Actividades para ejercitar y educar perros

Existen dos tipos de actividades que puedes realizar con tu perro: las que estimulan su desarrollo mental y aquellas que fortalecen su resistencia física y sus habilidades naturales (rastrear, cazar, captura de presas). Lo ideal es combinar ambas para conseguir un can lo mejor educado posible.

Los primeros comandos de orden son la mejor manera de comenzar. Generalmente es fácil conseguir que se sienten con la palabra ‘sit’, pero que atiendan solo a tu llamada es más complicado. Por eso, subir y bajar las escaleras es un buen ejercicio tanto muscular como de retención de órdenes relacionadas con avanzar o detenerse.

Jugar a atrapar, ya sea un frisbee, un juguete atado a una cuerda e incluso al mismo perro, ejercita los reflejos de tu amigo, permitiéndole además fortalecer su atención, cualidad necesaria para el aprendizaje.

Cinco minutos de música o sonidos de la naturaleza proporcionan sensaciones positivas al can. Puedes utilizarlo como recurso para tranquilizar a tu amigo peludo si es muy ansioso y sufre cuando se queda solo en casa.

Las carreras de obstáculos caseras son otro buen ejemplo. No es muy complicado, basta con esconder un premio y poner algunos obstáculos sencillos como toallas enrolladas o cojines. Con esto favorecerás su sentido de la búsqueda y la imaginación, superando pequeñas dificultades.

Actividades para ejercitar y educar gatos

Lo gatos suelen ser más rebeldes e impulsivos debido a su independencia natural. Educarlos suele ser un poco más difícil. El dueño debe convencerlos de que la tarea que deben aprender es una habilidad que vale la pena. De ahí que los juegos sean fundamentales para ejercitar y educar a tu mascota.

Aprendizaje de gatos

Si quieres que tu felino deje de morderte, juega a hacerte el muerto. Si es demasiado agresivo cuando juega y usa sus dientes o garras, respondele dejando de jugar, parándote o sentándote tranquilo, e ignorándolo. Tu gato querrá jugar y aprenderá rápidamente que no quiere ese resultado.

Dale juguetes que pueda golpear o atrapar como un ratón de goma, una pelota o plumas atadas a un hilo. Con este juego podrá afinar sus instintos de cacería, además de drenar la energía acumulada, lo que les permite controlar sus niveles de excitación y agresividad.

Escalar es una de las pasiones de los gatos, sobre todo porque les encanta estar por encima del suelo. Por eso, dale a tu compañero lugares divertidos donde pueda escalar; así lo ayudarás no solo a mantenerse activo, sino a estar alejado del mostrador de la cocina, el comedor y las repisas peligrosas.

Por último, si quieres que tu felino aprenda algunos trucos utiliza un clickersi no tienes, puedes ayudarte con un bolígrafo retráctil. Al darle una golosina cada vez que uses el clicker, asociará el sonido con el premio. Con el tiempo, tu gato hará el truco que deseas cada vez que lo hagas sonar.

Tips para jugar

  • No satures al animal. Ejercitar y educar a tu mascota en exceso puede ser contraproducente y frustrante para ambos. Probablemente se aburran, pierdan el interés y no quieran continuar la rutina si insistes demasiado.
  • Mantente constante. Para obtener buenos resultados debes unir la paciencia con la constancia. Si no realizar sesiones rutinarias de juegos, tu mascota no podrá interiorizar lo que le enseñas.
  • Usa el refuerzo positivo. Una mascota educada desde la amabilidad aprenderá mucho más rápido.
Te puede gustar