El aceite de árbol de té, te ayudará a luchar contra los parásitos

En la actualidad hay diferentes tipos de productos naturales para calmar todo tipo de molestias, así como para higiene corporal y del hogar. El aceite de árbol de té es una de las últimas novedades para la lucha contra parásitos, sobre todo en los perros.

El aceite de árbol de té, cómo se consigue

Se trata de un aceite incoloro que se obtiene de la destilación de las hojas del árbol de té. Esto se consigue a través de un método usado y conocido desde la antigüedad, la destilación por vapor.

Esta técnica de destilación es la que consigue sacar la más pura esencia de las hojas. De esta forma,  de una tonelada de hojas se obtienen aproximadamente 10 litros de aceite.

Entre todas las variedades del aceite de árbol de té, el Melaleuca alternifolia es el único con enormes propiedades tanto para nosotros como para nuestras mascotas.

Las propiedades del aceite de árbol de té

mastin rascandose

Entre sus propiedades, el aceite de árbol de té tiene propiedades antisépticas. Es un gran bactericida, fungicida, antivírico, cicatrizante, balsámico y desodorante entre otras. Por esta razón, se trata de un gran aliado contra parásitos y bacterias.

Al ser un producto cien por cien natural no se le conoce efectos secundarios, como puede ser las alergias en la piel, picazón u otras. No obstante, si después de usarlo el animal comienza a rascarse demasiado, lo mejor es acudir sin demora al veterinario.

Las propiedades curativas del aceite de árbol de té para mascotas han sido reconocidas en el tratamiento para las irritaciones de la piel. También es excelente para la alergia a los medicamentos y alergias ambientales.

Las heridas y lesiones cutáneas infectadas también pueden ser tratadas con soluciones tópicas hechas de miel de manuka. Se obtiene a partir del árbol de té.

Además de esto, el aceite de árbol de té es muy eficaz contra las pulgas y otros parásitos. En cuanto noten la presencia de este producto en el animal, los parásitos huirán. Por ello es recomendable rociar a la mascota fuera de casa, para que esta no se infeste de pulgas.

El aceite de árbol de té es un remedio imprescindible en todo botiquín. Recuerda que siempre las mascotas por una causa u otra pueden tener algún tipo de parásito

Lo mismo que pasa con muchos otros productos. Es aconsejable evitar el contacto con los ojos.

Loción de aceite de árbol de té

El aceite de árbol de té se puede adquirir en farmacias, herboristerías y algunas casas de cosmética.

En caso de no conseguirlo, también de forma casera se puede hacer una loción efectiva para nuestra mascota que evite  todas las molestias que las bacterias y los parásitos le ocasionan.

Para elaborar esta loción mezclaremos a partes iguales alcohol de 96 grados junto con agua destilada y el aceite de árbol de té.

Su aplicación más adecuada es poner la loción en un bote con spray y rociarlo directamente sobre el animal. Lo haremos, como hemos visto, teniendo cuidado de que no le caiga en los ojos.

En el momento de la aplicación, echaremos el spray al manto de pelo entero y tendremos al animal fuera de casa o de su espacio habitual durante un mínimo de 15 minutos. Se hará mientras el tratamiento para pulgas con aceite de árbol de té se va secando.

Aunque es un producto con mucha efectividad, puede ser necesario utilizar el spray varios días hasta que todas las pulgas desaparezcan.

El aceite de árbol de té. La consulta al veterinario

miedo al veterinario

En los tratamientos anti pulgas, lo aconsejable es que los dueños de las mascotas consulten a su veterinario para que los aconseje sobre qué producto utilizar. Se recetará en base a la especie de su mascota, edad, tamaño e historial clínico individual.

También es muy importante leer primero la etiqueta y seguir las instrucciones del producto. Con ello se pueden evitar algunas situaciones complicadas y sorpresas inesperadas.

Las investigaciones demuestran que el aceite de árbol de té es seguro y efectivo en perros y gatos únicamente cuando se diluye correctamente, es decir, diluido en grandes cantidades de agua.

La proporción recomendada es de 0.1-1.0 por ciento, para su uso tópico. La aplicación oral no es segura para las mascotas.