Acciones legales sobre vendedores de perros

15 noviembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el abogado Francisco María García
Cuando pensamos en adquirir un perro, una de las cuestiones más importantes es la referida a posibles estafas. Contra estas malas prácticas, hay algunas acciones legales sobre vendedores de perros que hay que conocer.

Antes de decidirnos por la compra una mascota o de investigar en la cría profesional de canes, es fundamental tener conocimiento sobre los aspectos legales de esta actividad. Los vendedores de perros ilegales, además de infringir la legislación nacional, también representan un riesgo para el bienestar de los animales.

Desafortunadamente, todavía constatamos diariamente la actividad de muchos criaderos y particulares ilegales que no cumplen las condiciones mínimas de higiene y salubridad, además del inclumplimiento cuestiones impositivas, que son exigidas por las leyes españolas.

Más allá del riesgo de ser víctima de una estafa, necesitamos pensar sobre todo en el bienestar y la salud de los animales. En los establecimientos ilegales, los perros suelen ser sometidos a condiciones insalubres e indignas, que amenazan su integridad física y emocional.

Beagle con bolsas de la compra

Aspectos legales que hay que considerar sobre los vendedores de perros

A la hora de pensar en adquirir, adoptar o vender un perro es necesario tener en cuenta estas variables:

Los particulares no pueden actuar como vendedores de perros

Aunque la compraventa de animales sea una actividad legal en España, está prohibida entre particulares que no cumplen los requisitos para su ejercicio. Por lo tanto, las personas que ofrecen cachorros en venta en las calles, en eventos o a través de internet, ya sea en redes sociales, sitios o marketplaces, pueden ser denunciadas por el ejercicio de una actividad ilegal.

Para realizar la cría profesional de perros y entrar al mercado de compraventa español, los criaderos necesitan solicitar y obtener una licencia especial. Por lo tanto, todos los particulares que no cuentan con dicha documentación están incumpliendo con la normativa que regula dicha actividad.

Los vendedores de perros ilegales ejercen la cría sin tener en cuenta múltiples factores de seguridad, sanidad e higiene que son fundamentales para preservar la integridad física y emocional de los animales, así como la salud de todos que entran en contacto con ellos.

Justamente, por el ejercicio ilegal e inconsciente, los particulares pueden ofrecer cachorros a valores menores que los criaderos oficiales. Entre otras cosas, no cuentan con el espacio suficiente y no proveen los cuidados veterinarios y la nutrición óptima para los progenitores y las camadas.

Los vendedores de perros no pueden llevarlos en un carro

Los compradores de perros también tienen obligaciones

Al decidir comprar un perro de raza, es esencial tener consciencia de que el comprador también tiene responsabilidades que cumplir. La primera de ellas es, sin lugar a dudas, recurrir a un criadero legal y confiable que cuente con el permiso correspondiente para el ejercicio de la cría de animales.

También es importante que el futuro tutor considere los compromisos sanitarios y administrativos implicados en la tenencia responsable de un animal de compañía, que puede variar significativamente según la especie y la raza de la mascota.

Cuando hablamos de perros, la medicina preventiva es una de las obligaciones esenciales de los propietarios, en especial las vacunas obligatorias, las desparasitaciones periódicas y el chip de identificación. Dependiendo del lugar de residencia, también puede ser obligatoria la contratación de un seguro de responsabilidad civil.

Por ejemplo: en la Comunidad de Madrid el seguro de responsabilidad civil es obligatorio para todos los perros. No obstante, en algunas CCAA solo se considera obligatoria su contratación para las razas de perros consideradas potencialmente peligrosas, según el Real Decreto 287/2002.

¿Cómo denunciar la compraventa ilegal y el maltrato animal?

Otra práctica que deberíamos empezar a entender como un deber de la ciudadanía consiste en denunciar la mala praxis y las acciones ilegales de los vendedores de perros; también denunciaremos el maltrato animal en cualquier establecimiento que se destine a la cría o a la compraventa de animales.

Cuando sepamos que un criadero comercializa animales de forma ilegal, sin los permisos necesarios, se puede hacer una denuncia ante la Agencia Tributaria por la realización de actividades económicas no declaradas. Para ello, es necesario presentarse en una sede y consultar sobre los pasos que hay que seguir para formalizar la denuncia.

Por otro lado, si sabemos que los animales se mantienen en condiciones insalubres o sufren cualquier tipo de abuso físico, emocional o sexual se puede realizar la denuncia por maltrato animal. En España se debe acudir a la Policía Nacional, al juzgado, a la Guardia Civil o a la policía municipal para presentar la denuncia.

Lo ideal es acompañar la declaración con fotos, videos y testimonios que demuestren la situación del animal. También es importante reunir datos básicos de la persona o entidad denunciada, como el nombre y la dirección. Tras concluir la declaración, se aconseja siempre solicitar el asentamiento de la denuncia por escrito.

  • Real Decreto 287/2002, de 22 de marzo, por el que se desarrolla la Ley 50/1999, de 23 de diciembre, sobre el régimen jurídico de la tenencia de animales potencialmente peligrosos. Extraído de: https://www.boe.es/buscar/doc.php?id=BOE-A-2002-6016
  • Laura Frau Pascual. 2014. Comercio de pequeños animales. Extraído de: https://ddd.uab.cat/pub/trerecpro/2013/115226/compeqani.pdf