El abandono de mascotas es un mal que es imposible erradicar

Virginia Duque Mirón 30 marzo, 2016

Las leyes contra el maltrato de animales se están endureciendo en muchos países como por ejemplo en España. No obstante las cifras parecen indicar que este endurecimiento no está sirviendo de mucho en lo que respecta al abandono de mascotas.

Cifras espeluznantes

niño rescata perros de la calle

En España se especula que al menos unos 300.000 animales son abandonados cada año. Esta cifra es espeluznante, sobre todo teniendo en cuenta las nuevas leyes que condenan el abandono de mascotas y el maltrato animal.

Por más que se ha intentado reducir esta cifra, no tan solo en España, sino también en otros países, parece que siempre va a mayores.

Son muchas las manifestaciones, los refugios que intentan cuidarlos, las protectoras que les buscan un hogar, las ONG que luchan contra el maltrato… Y, ¿qué se ha conseguido? Individualmente la buena labor de aquellos que aman los animales ha logrado dar una nueva vida a algunos animales, pero como colectivo, siguen habiendo muchos abandonos, demasiados.

Las causas del abandono de animales son varias, sin embargo, todas ellas pueden ser prevenidas usando el sentido común.

Causas del abandono de mascotas y animales

El abandono de mascotas y animales es un mal común que sucede en todo el mundo y que es causado por las mismas circunstancias independientemente del país en el que suceda. Te las enumeramos:

  • Desconocimiento de responsabilidad. Muchos que quieren adoptar un perro lo hacen pensando que es un ser vivo bello y lleno de pelo con el que jugar y al que acariciar. Y es cierto, pero abarca mucho más que eso. Cuando se dan cuenta de que deben darle atención veterinaria, aguantar sus travesuras de cachorro, sus cositas por casa y sacarlo al menos dos veces al día, ya no les gusta su “peluche”.
  • Vacaciones. Muchos que tienen un perro no entienden la enorme responsabilidad que esto abarca. No entienden que no pueden dejar solos a los animales si tienen que salir de viaje, y que tendrán que pagar por dejarlo en algún lugar o bien llevárselo. Como ninguna de las opciones les gusta, prefieren abandonarlo en una perrera o refugio.
  • Pérdida de belleza. Todos nos encandilamos al ver a unos bellos cachorros y es que parecen angelicales. No obstante, cuando los cachorros crecen pueden perder un poquito de su belleza, al igual que le pasa a un bebé que se convierte en niño. Aunque eso no es una excusa para rechazarlo ¿verdad? Aun así, muchos lo hacen incrementando esa descomunal cifra de abandono.
  • Enfermedad. No hay nada más cruel que abandonar a un ser enfermo. ¿Diferente en el caso de los animales? No debería ser, no obstante muchos no le dan importancia al hecho de abandonar a sus mascotas porque están enfermas.

Hay muchas cosas que podemos hacer por prevenir el abandono. Aun cuando se ha estipulado como un mal imposible de erradicar, los que aman los animales no pierden la esperanza de terminar ccon este mal que a tantos animales atañe.

Cómo evitar el abandono de mascotas

gatos huerfanos rescatados

Para evitar el abandono, todos deben estar concienciados de la responsabilidad que entraña tener un animal. Por lo que si decides adoptar uno, ten presente que:

  • Conllevará gastos de alimento, veterinario, salud y algunos productos de necesidades básicas como champú, toalla, cama y otros.
  • Tendrás que pasar tiempo con él. Si trabajas doce horas al día, no sería conveniente adoptar una mascota, al menos no un perro. Quizá una tortuga.
  • Deberás sacarlo de paseo. No importa si hace frío o calor, si estás o no cansado. Tu perro deberá salir al menos dos veces al día a la calle y tendrá que correr y hacer ejercicio para mantenerse sano y fuerte.
  • Deberás aguantar sus travesuras. Cuando son pequeños, como sucede con los niños, es posible que te dañen cosas y que se hagan sus cositas por doquier. Si quieres un perrito, es un riesgo que deberás asumir. Y ya sea en casa o en la calle, tendrás que recoger sus caquitas, ¡siempre!

Si todos fueran conscientes de estos puntos, usando el sentido común habría menos adopciones de mascotas pero también menos abandonos. Esperemos que un día eso sea así.

Te puede gustar