Abandono animal: problema global de nuestro tiempo

Cristina · 3 septiembre, 2015

Cuando nos compramos una prenda de vestir tenemos, en la mayoría de los casos, la posibilidad de, una vez probada en nuestra casa y ver que no nos convence, devolverla.

Sin embargo, ninguno de nosotros deberíamos pensar que cuando adoptamos una mascota tenemos esa misma posibilidad. Desagraciadamente, los fríos números nos muestran como el abandono animal es un grave problema de nuestros días.

Las cifras del abandono animal en España

Según un estudio publicado recientemente en España acerca de la adopción y el abandono animal, precisamente su abandono y pérdida es el principal problema que afecta a los perros y a los gatos en dicho país.

Se estima que 140 000 perros y gatos fueron abandonados a lo largo de 2014. Advierten de que estas son las cifras oficiales, pero que la realidad puede ser un 30% superior, ya que los animales recogidos por particulares y protectoras pequeñas no se cuantifican.

El abandono animal es un problema preocupante

perro en la calle

Ponemos el problema de España porque, aunque en todas partes se abandonan animales, el número de casos que se producen en este país es especialmente grave.

Como declara Maria Costoya que pertenece a la Asociación Nacional Amigos de los Animales (ANAA), en todos los países se sufre el abandono animal, pero el grado que se produce en España es aberrante.

Sus palabras nos alertan de la gravedad del problema:

Se desasisten todo tipo de animales, como conejos, roedores y, por ejemplo, el número de caballos en esa situación es alarmante, o el de animales exóticos que hace unos años se pusieron tan de moda y hoy la gente se deshace de ellos. De hecho, la perrera de Madrid ha sacrificado a un buen número de mapaches.

Meditar antes de tener una mascota evita el abandono animal

Los expertos señalan que se debe concienciar a quienes están pensando en adoptar un animal para que sea una decisión muy meditada. Para que reflexionen antes de iniciar la convivencia con el fin de establecer un compromiso a largo plazo que contribuirá a reducir las terribles cifras del abandono animal.

Además, hay otro grave problema cuando la gente decide adquirir un animal, y es que la adopción suele ser una de las últimas opciones, por lo que es literalmente imposible terminar o ni tan siquiera mermar las consecuencias del abandono animal.

Los expertos señalan que se debe concienciar a quienes están pensando en adoptar un animal para que sea una decisión muy meditada.

Cómo llegan los animales a nuestro hogar

Lo más habitual es que el animal sea un regalo de un familiar o un amigo. Esto sucede en el 43% de las adquisiciones de perros y en el 40% de gatos. Esto de por sí ya supone un grave riesgo de abandono animal, puesto que la decisión no la toma la persona que tendrá que asumir la responsabilidad de encargarse de su cuidado.

La compra es la segunda opción para hacerse con un perro, en el 21% de los casos, mientras que para los gatos lo es la recogida en la calle, un 29%.

Cuál es el final del abandono animal

gatos callejeros

Nos gustaría contar algo diferente, pero el destino de un animal abandonado no es bueno. Es cierto que el 44% de todos los que fueron recogidos en la calle en 2014 en España terminaron siendo adoptados y un 17% regresó a los brazos de su dueño, ya que se habían perdido y portaban un chip.

Sin embargo, el 16% aún continúa viviendo en refugio, y un 12% ha sido sacrificado.

La importancia del microchip

Cabe destacar lo importante que resulta que nuestras mascotas porten un microchip para que en caso de que se pierdan podamos recuperarlos. Pero, al parecer, aun no estamos lo suficientemente concienciados.

Solo el 30% de los perros encontrados llevaba puesto uno, mientras que en los gatos la cifra desciende hasta un alarmante 3%.

La esterilización reduciría el abandono animal

Las distintas asociaciones inciden en que hay que mentalizar a los dueños de la importancia de esterilizar a sus mascotas, ya que es la manera de evitar nacimientos no deseados de los cuales, con toda seguridad, muchos terminarán en abandono.

Hay que dejar de verlo como un proceso antinatural y perder el miedo a que cambie su carácter o le suceda algo malo, ya que es una técnica segura.

Hagamos todo lo que esté en nuestras manos para que el abandono animal deje de ser un problema global.

Imagen cortesía de Leo Hidalgo.