9 cosas que hay que tener en cuenta antes de adoptar la segunda mascota

Antonia Tapia · 2 mayo, 2015

Si estás pensando en adoptar la segunda mascota es muy importante que antes de que des ese gran paso, tengas en cuenta cómo es la personalidad del primer integrante de la familia, es decir cuál es el tipo de juegos que le agradan y cuál es su nivel de energía y socialización. Todos los datos que tengas son imprescindibles para que tu pequeño peludo se lleve al 100% con su nuevo amigo. A continuación, compartimos algunos consejos para que los tengas en cuenta.

Dos perros llevan más trabajo que uno

Si tu segunda mascota es un can, los propietarios suelen tener la impresión equivocada de que dos perros son más fáciles de llevar que uno solo. Nada podría estar más lejos de la verdad. Cada animal necesitará formación individual y ejercicio antes de que puedan ser entrenados juntos. Tendrás tres procesos de formación – capacitación, primero por cada perro por separado y luego juntos. 

Escoge un animal que se adapte a las necesidades de tu mascota

perros amo

Si aún no tienes claro qué tipo de animal puede llevarse bien con tu mascota, lo primero que debes tener en cuenta es el grado de sociabilización que tendrá con el viejo integrante. Si tu perro o gato es un animal adulto, ten mucho cuidado. Quizás si adoptas como segunda mascota a un cachorro, la convivencia sea imposible. Por eso es muy importante que consideres los gustos y disgustos de tu primer amigo.

A veces los dueños están empeñados en la adopción de un segundo perro y por desgracia, el primer animal no goza de la compañía de otros en absoluto. Si en tu hogar vive una mascota adulta con artritis o tiene otros problemas de dolor, un cachorro joven o adolescente rebelde, puede afectar significativamente la calidad vida tu pequeño amigo. Mejor prueba con otro de su misma edad o que sea una compañía de bajo perfil.

Siempre es mejor adoptar antes que comprar

Adoptar a la segunda mascota debe ser una decisión a conciencia. Si no tienes claro qué tipo de perro o gato prefieres y el tema de las razas de los animales no te interesa, lo mejor es que adoptes a un animal de refugio. En ese tipo de lugares existen cientos de pequeños que están buscando una nueva casa y qué mejor que tú para darles ese nuevo hogar.

La primera impresión importa

La presentación entre la vieja mascota y el recién llegado es muy importante. Existen entrenadores que son especialistas en interacciones sociales entre perros. Muchas veces los servicios de un profesional puede ser de mucha ayuda para que la introducción de la nueva mascota sea mucho más amigable y se baje la tensión, en caso de que así sea, entre los animales.

Introduce lentamente al nuevo integrante

Los perros utilizan el lenguaje corporal para comunicarse, incluso cuando no están interactuando directamente. Para que exista mayor adaptabilidad entre tus mascotas, es recomendable, en caso de que sean perros, pasearlos juntos. Estas actividades permiten que se acostumbren el uno al otro mientras  hace algo divertido en un espacio neutral.

Pero ten en cuenta algunos consejos: cada uno de los perros deben tener su propia correa, debe existir una persona por cada uno de ellos, tienes que mantener la correa suelta, sobre todo si los canes deciden interactuar entre sí, alaba a tus mascotas cuando veas sus progresos. También debes hacer que sientan o se acuesten cuando lo indiques, mientras caminan, permite que uno olfatee al otro. Lleva algunas golosinas para compensarlos.

Durante el paseo evita…

perro con correa

Durante el paseo no tires de las correas, la presión puede aumentar la tensión entre los perros.  Tampoco dejes que se precipiten uno al otro y no uses un tono de voz severo. Finalmente, no introduzcas inmediatamente la competencia sobre juguetes, comida o huesos.

Los perros no siempre enseñan unos a otros las cosas correctas

Si estás entrenando a uno de tus perros, la adopción de un segundo con sus propias necesidades, puede hacer que se sienta abrumado. Los perros no se enseñan unos a otros cosas como sentarse, abajo, o contacto visual.

Los opuestos se atraen

Un segundo perro del sexo opuesto es una buena idea para la mayoría de las familias. Pero recuerda si no quieres que tus mascotas se crucen, debes esterilizarlas.

No dejes de mimarlos

Quizás si depositas demasiada atención en alguno de ellos, puedes ocasionar estrés en otros. Por eso, nunca dejes de mimar a todos tus animales por igual.