Loading...
 

Los 7 animales más peligrosos de Australia

Es conocido que este país cuenta con unas de las mayores concentraciones de animales peligrosos. Siempre que se sigan las indicaciones y se respete el espacio de los seres vivos, es fácil evitar posibles accidentes.

Escrito y verificado por el biólogo Francisco Morata Carramolino.

Última actualización: 08 marzo, 2021

Australia destaca por una de las composiciones faunísticas más especiales de todo el planeta. Un enorme porcentaje de los animales australianos son endémicos, es decir, no pueden encontrarse en ninguna otra parte del mundo. Además, Australia no solo cuenta con los animales más únicos, sino también con muchos de los más peligrosos.

A menudo, estos seres vivos presentan potentes venenos o dientes inmensos que pueden causar problemas a los humanos. Sin embargo, los animales más peligrosos de Australia no son aquellos que cabría esperar. Si quieres aprender más sobre ellos, continúa leyendo.

Los animales de Australia considerados más peligrosos

Desde superdepredadores hasta pequeños invertebrados, la cantidad de animales peligrosos con los que cuenta esta isla es impresionante. Pueden encontrarse tanto en el mar como en tierra firme y los siguientes son solo algunos de ellos.

La avispa de mar

Esta medusa semitransparente, cuyo nombre científico es Chironex fleckeri, se concentra en las costas australianas durante los meses de verano, con el único objetivo de reproducirse.

Al igual que muchas otras medusas, C. flexeri cuenta con tentáculos repletos de cnidocitos, células que inyectan veneno y que utilizan estos invertebrados para cazar y alimentarse. Sin embargo, los tentáculos de C. flexeri pueden extenderse más de 2 metros y portan un veneno increíblemente potente.

Tanto es así, que las toxinas de un solo animal podrían matar a 60 humanos adultos. Es un veneno paralizante y extremadamente doloroso, que puede llegar a acabar con la vida de una persona en pocos minutos.

El pulpo de anillos azules

Estos pulpos pertenecen al género Hapalochlaena y destacan por la impresionante apariencia. Son pequeños y cuentan con anillos de color azul intenso bordeado por negro recorriendo todo su cuerpo amarillo pálido. A pesar de su belleza, esta coloración es aposemática, pues indica la peligrosidad del animal.

Son pulpos generalmente dóciles si no se les molesta, pero al verse atrapados, son capaces de inocular uno de los venenos más potentes del reino animal. Este veneno está compuesto por neurotoxinas, que causan parálisis y pueden provocar muerte por asfixia en pocos minutos, como en el caso anterior.

El cocodrilo de agua salada

Estos cocodrilos (Crocodylus porosus) son los únicos capaces de habitar en agua dulce y salada, por lo que pueden encontrarse en mares, estuarios y ríos. Son la especie de reptil más grande del planeta, pues un ejemplar adulto puede alcanzar los 7 metros y pesar más 1000 kilos.

Además, los cocodrilos de agua salada son más territoriales y agresivos que otras especies de cocodrilos y caimanes. Acechan a sus presas sumergidos en el agua y son grandes nadadores. Por lo tanto, las autoridades australianas prohíben bañarse en ciertas partes de la isla.

La araña embudo australiana

Australia está llena de arácnidos potencialmente peligrosos para las personas. Entre ellos, destaca Atrax robustus, una araña negra que mide tan solo entre 5 y 7 centímetros y habita en lugares oscuros y húmedos, como debajo de rocas, troncos o en algunas partes de las casas.

A diferencia de otras, esta araña no desarrolló su veneno para atacar, sino como mecanismo de defensa ante posibles depredadores, pero esto la ha convertido en una de las 3 arañas más peligrosas del mundo.

Los humanos son especialmente sensibles a su veneno, pero por suerte no ha habido ninguna muerte ocasionada por este arácnido desde la invención del antiveneno en 1981.

La serpiente taipán

En Australia habitan 152 especies de serpientes, de las cuales 100 son venenosas. Además, esta isla cuenta con 20 de las 25 especies más venenosas, incluyendo la más peligrosa de todas: la serpiente taipán (Oxyuranus microlepidotus).

Este ofidio habita en el desierto interior de la isla y, a pesar de su veneno, es bastante dócil, tímida y elusiva. Muy pocas personas han sido mordidas por ella y ninguna ha muerto. Otras serpientes australianas menos venenosas como Pseudonaja textilis son más peligrosas, ya que son más comunes y agresivas.

El tiburón toro

Varias especies de tiburones son habituales visitantes de las costas australianas. Entre ellas destaca el tiburón toro (Carcharhinus leucas), que es responsable, —junto con el tiburón blanco y el tiburón tigre— de la mayoría de ataques a humanos.

Este animal de 3 metros es capaz de sobrevivir en agua dulce y puede encontrarse en zonas costeras, estuarios, puertos y ríos. Es agresivo y territorial, por lo que a menudo es considerado el más peligroso de los tiburones.

Los animales domésticos: los más peligrosos de Australia

Los animales mencionados anteriormente son impresionantes y definitivamente pueden ser peligrosos si se dan las circunstancias adecuadas. Aun así, las muertes relacionadas con ellos son muy infrecuentes. Los seres vivos más letales de esta isla son mucho menos llamativos.

Los caballos son los animales que más muertes han producido en Australia en los últimos 20 años, pues están relacionados con 1/3 de las defunciones totales causadas por seres vivos no humanos. Seguidamente se encuentran las vacas y toros, que han estado involucradas en un gran número de accidentes de coche y ataques directos.

El tercer animal que más muertes causa en Australia es el perro. Aunque estos cánidos son fieles compañeros de los humanos, se tiende a olvidar que son peligrosos y se cobran más vidas al año que muchas especies de animales silvestres, que tienen una mala fama inmerecida.

Aunque en Australia quizás deban que tenerse más precauciones que en otros lugares, la mayoría de accidentes relacionados con la fauna son claramente evitables. Para prevenir ataques, es muy importante respetar a los animales y sus ecosistemas, con tal de mejorar su bienestar y el de los ciudadanos.

Te podría interesar...
Leerlo en Mis Animales
Los efectos de los incendios en Australia

Los efectos de los incendios en Australia no se detienen con la extinción del fuego, aun queda mucho para saber las repercusiones globales.