6 especies exóticas invasoras que debes conocer

Eugenio Fernández · 21 abril, 2018
Estos animales pueden terminar haciendo desaparecer a otros ejemplares por los desequilibrios que provocan en los ecosistemas; suelen ser mascotas abandonadas o que se escapan

Las especies exóticas invasoras son ejemplares con enorme importancia: os recordamos que son animales o plantas que no pertenecen al ecosistema en el que se encuentran, y que generalmente han llegado ahí por obra del hombre.

Estas especies invasoras suelen causar desequilibrios en la naturaleza y fomentan la desaparición de otras especies en peligro de extinción, por lo que es de vital importancia conocerlas.

Aunque en otros países existen historias increíbles de especies invasoras, como es el caso de los conejos en Australia, conviene repasar las especies invasoras más conocidas de España:

Tortuga de florida

Las tortugas pertenecientes al género Trachemys –imagen que encabeza este artículo– son un clásico entre las especies invasoras: popularizadas como mascotas para niños, muchas son tiradas por el retrete o liberadas en ríos y parques, cuando el niño se cansa del animal y los padres no se sienten responsables.

Estas tortugas viven más de 20 años y pueden aumentar mucho de tamaño, por lo que muchos rechazan mantenerlas en su hogar. Esto hace que se conviertan en un auténtico peligro para los ríos y lagos españoles, pues desplazan al galápago europeo y son bastante agresivas con otras especies.

Las cotorras argentinas y de Kramer

La cotorra de Kramer (foto) y la cotorra argentina son dos de las especies exóticas invasoras más importantes en países como España; estos pájaros exóticos son muy capaces de sobrevivir en Europa y llegan a la naturaleza a través de dueños irresponsables que abandonan a estos animales o a fugas accidentales.

Cotorra de Kramer

Ambos pájaros, de tonos verdes, son un problema, especialmente en las ciudades. En general, causan problemas de convivencia por su ruido, sus excrementos y sus nidos, ya que pueden convivir en colonias de cientos de ejemplares; además, suponen una amenaza para la naturaleza, lo que ha llevado a grupos ecologistas a denunciar la situación.

En el caso de la cotorra de Kramer, es un ave originaria de África y el sur de Asia, que aparece en España por primera vez en 1971. Actualmente, hay abundantes ejemplares de esta especie en ciudades como Barcelona, Sevilla, Valencia, Madrid o Murcia. La cotorra argentina, sin embargo, procede de Sudamérica, y cuenta con grandes poblaciones en Cataluña, Murcia, Andalucía o incluso Galicia y Zamora.

Coatíes y mapaches

El coatí y el mapache son otras de las especies que son invasoras en España; tenemos constancia de que hay mapaches en Europa en números cada vez mayores, mientras que las poblaciones de coatí se expanden, con varios núcleos en España.

Coatí de cola anillada

La invasión de estos animales también proviene de su tenencia como mascotas; su peligrosidad llevó a muchos compradores irresponsables al abandono, y estos animales se han adaptado bastante bien al entorno. El problema es que son confiados, pueden atacar y son unos de los animales salvajes con rabia, además de que depredan huevos de aves amenazadas.

Mapache en la ciudad

Visón americano

La historia del visón es trágica: fueron exportados para la industria peletera a Europa y grupos animalistas los liberaron de las granjas. Aunque esta acción pretendía ayudar a los animales, lo cierto es que ha llevado al visón europeo a la más que probable extinción.

Visón americano: problemas que causa

El visón americano, más exitoso y con mayor capacidad de expansión, está desplazando de su hábitat al visón europeo, lo que está reduciendo cada vez más sus posibilidades de sobrevivir: se calcula que en España quedan 500 visones europeos.

El problema de las especies exóticas invasoras

Muchas de estas especies son declaradas invasoras tras ser liberadas, por lo que las especies invasoras en nuestro país van apareciendo. Por ello, es importante que aunque nuestra mascota exótica no sea invasora, tengamos cuidado con ella y seamos responsables. 

Las especies exóticas invasoras nos enseñan que la tenencia de mascotas es una responsabilidad muy grande. Y no solo por el bienestar de los animales que acogemos en nuestro hogar, sino también por el bienestar de los animales salvajes y sus ecosistemas.