5 secretos que tu perro nunca te dirá sobre su salud

Alba 24 diciembre, 2015

Como tu peludo no habla, al menos de la manera en que lo hacemos los humanos, es bueno que aprendas a detectar de manera temprana posibles signos de enfermedad.

También es importante que conozcas algunos detalles sobre los peludos, para así evitarles inconvenientes solo por desconocimiento.

Te contamos, entonces, algunos secretos que tu perro nunca te dirá sobre su salud pero que, con buen ojo y mucha atención, tú puedes descubrir.

Los perros y el dolor

Los canes tienen más alto que las personas el umbral de dolor. Por eso, cuando empiezan a quejarse es porque ya están muy doloridos.

Para evitar llegar a este punto, te detallamos algunas cuestiones que puedes tener en cuenta para agarrar el toro por las astas y concurrir al veterinario antes de que la situación pueda complicarse. Presta atención a:

  • Cambios en su rutina. Por ejemplo, que no acuda a saludarte cuando llegas a casa.
  • Modificación en sus hábitos de ingesta de comida y de agua.
  • Aumento de horas de sueño.
  • Que busque permanecer en la oscuridad.
  • Disminución de la actividad.
  • Agresividad.

Ante estas circunstancias, lo ideal es que palpes a tu perro hasta encontrar la zona de su cuerpo donde puede llegar a localizarse el dolor.  

Algunos secretos que tu perro nunca te dirá sobre su salud

perro comiendo

Para cuidar la salud de tu peludo, considera los siguientes temas:

Alimentación

Recuerda darle a tu amigo de cuatro patas la cantidad de comida específica de acuerdo a su tamaño. Los perros no suelen tener límites a la hora de alimentarse y se comerán todo lo que tú les des. De ahí a ciertos problemas digestivos y a la obesidad y sus consecuencias, suele haber un paso.

Cansancio

Si tu amigo de cuatro patas ya no tiene tantas ganas de pasear y de jugar no des por sentado que es porque se está haciendo viejo o se ha vuelto perezoso.

Hay muchas patologías que tienen al cansancio como signo. Entre ellas:

Pérdidas de vista y audición

Si se dan de forma gradual, serán difíciles de detectar, ya que las mascotas suelen adaptarse a las nuevas circunstancias.

Observa con atención y consulta al veterinario sobre cómo proceder cuando tu can comience a tener dificultades visuales y auditivas.

Insolación

A la hora de los paseos y juegos al aire libre, cuando tu peludo jadee mucho y empiece a caminar lento, es el momento de parar, buscar la sombra y procurar hidratarlo. Está a punto de tener una insolación, aunque él seguirá adelante en su camino si tú no te percatas de que debe detenerse.

Ten en cuentas que los mejores momentos para pasear con tu perro son los que no presentan temperaturas extremas. Además, si lo dejas en un patio, jardín o terraza, asegúrate de que tenga lugares tanto de sol como de sombra.

Quemaduras en las almohadillas

También, en épocas de elevada temperatura, los canes pueden sufrir quemaduras en las almohadillas de sus patas por caminar sobre el asfalto o la acera calientes.

Considera que ellos continuarán la marcha de todas formas. Así que presta atención para evitar estas lesiones, ya que son muy dolorosas y no sanan con facilidad.

La observación es la mejor aliada para cuidar la salud de tu mascota

Te contamos otros puntos que puedes chequear cotidianamente para confirmar que tu perro está sano.

Ojos

Los ojos deben estar limpios y brillantes. Consulta al veterinario si lagrimean o presentan:

  • Secreciones
  • Manchas
  • Enrojecimiento

Nariz

hocico perro

Recuerda que si bien la nariz (o trufa) de un perro está idealmente húmeda, la sequedad puede deberse a algunos factores que no tienen que ver con un problema de salud. Pero presta atención si, además, el morro de tu peludo sufre:

  • Despigmentación
  • Secreciones
  • Grietas
  • Hinchazón

Piel

La piel de un can saludable es suave, limpia y flexible. Chequéala cotidianamente para detectar:

  • Deshidratación
  • Alergias y otras manifestaciones dermatológicas
  • Presencia de parásitos
  • Nódulos y bultos

Además, un perro sano tiene:

  • El pelo suave y brillante
  • Buen aliento
  • Dientes blancos y limpios
  • Encías rosadas
  • Orejas limpias y sin mal olor

¿Te han parecido estos secretos? Esperemos que te sirvan para cuidar y mantener sano a tu mejor amigo.

Te puede gustar