5 deportes caninos

Laura Huelin · 11 abril, 2018
A través de ellos se puede pasar un rato agradable con las mascotas, por lo que hay que tomárselos como un juego y no una obligación; hay modalidades para todas las edades, tamaño o razas

Los deportes caninos son unos de los grandes espectáculos con perros que se pueden presenciar. Aunque las competiciones mundiales parecen estar copadas de las mismas razas, todos los perros pueden practicar deporte. Descubre cuál le interesa más a tu mascota para empezar a divertiros.

¿Qué son los deportes caninos?

Hay deportes caninos muy variados: algunos ejercitan solo el cuerpo y otros solo la mente del perro. Sin embargo, en casi todos ellos se necesita una combinación de los dos, junto a la habilidad del guía humano.

En un deporte de este tipo, es necesario el entrenamiento del perro, por supuesto, pero también es definitiva la habilidad de las personas: tanto para entrenar al perro en sus nuevas habilidades como para salir a competir. A pesar de que hay clubes y equipos que ayudan con el entrenamiento, a la hora de la verdad están solos el perro y su guía.

Cualquier raza y casi cualquier perro pueden practicar deportes caninos. En los rankings mundiales siempre se ven repetidas las mismas razas, como los border collies o los pastor belga malinois, pero para divertirse no hace falta tener el físico de esos perros atletas.

Si quieres empezar a practicar un deporte junto a tu amigo de cuatro patas, busca un equipo local para que te puedan guiar en los primeros pasos del entrenamiento. Además, podrán prestarte su pista y los elementos necesarios propios de cada deporte.

1. Agility

El agility es probablemente uno de los deportes caninos más conocidos por todos. Se trata de una pista de obstáculos con los que el perro debe interactuar: saltos de altura, túneles, balancines… El objetivo es completar la pista lo más rápido posible sin cometer faltas con los obstáculos.

Pastor belga: agility

Las competiciones de este deporte se dividen por el tamaño de los perros, y cada uno tiene obstáculos adecuados a su altura y velocidad. La disposición de los elementos y el recorrido son diferentes cada vez; también hay niveles de dificultad, similares a las ligas en otros deportes, por los que los competidores van ascendiendo a lo largo de su carrera deportiva.

El gran reto de este deporte está en los humanos: hay que entrenar con precisión al perro y ser capaz de guiarlo por la pista de manera correcta sin mandarle señales confusas.

2. DiscDog

El DiscDog es uno de los deportes más espectaculares que existen: el binominio entre el humano y el perro crean una coreografía al ritmo de la música gracias al lanzamiento y recogida de discos con piruetas.

Disc Dog: perros que juegan con discos

Para esto, se utilizan unos discos especiales, de silicona, grandes y flexibles. Hay muchas piruetas que los perros pueden hacer, ¡y hasta se memorizan la coreografía! El tamaño del perro tampoco importa, aunque es aconsejable que sea lo suficientemente grande como para coger y devolver el disco después de saltar.

También existen diferentes niveles de competición, y la posibilidad de crear coreografías facilita adaptar la dificultad a cada perro y cada humano. En este caso, el entrenamiento es más importante que la habilidad del humano a la hora de llegar a la pista.

3. Canicross

Este deporte canino es muy sencillo de practicar, aunque necesita una gran preparación física de ambos participantes. Se trata de una carrera en la que corren a la par perro y humano: el perro lleva un arnés que se sujeta a la cintura de un humano mediante una correa.

Canicross

La preparación física de ambos es imprescindible y las competiciones están abiertas a cualquier perro mayor de un año y que esté sano. Debido a la exigencia física de este deporte, es imprescindible consultar habitualmente a un veterinario que certifique su estado de salud.

4. Mantrailing

El mantrailing es un deporte que confía en la capacidad olfativa de un perro para encontrar a una persona escondida. Es decir, este deporte canino simula las condiciones habituales de búsqueda de personas desaparecidas. Aunque se agradece la velocidad, en este caso se necesita la precisión del perro encontrando al fugitivo escondido.

Mantrailing: perros

No solamente los perros rescatistas pueden desempeñar este deporte, ya que está abierto a todo el mundo. Sin embargo, en caso de catástrofe solo se les permitirá actuar en casos muy especiales. El mantrailing es un deporte y una diversión: no prepara a los perros ni a los humanos para el trabajo real.

5. Ring francés

Este puede ser el deporte más exigente para los perros que existe en el mundo. El ring francés combina la fuerza física de los perros con ejercicios de obediencia, por lo que el entrenamiento es importantísimo.

En el recorrido de las competiciones se tienen que superar diferentes pruebas: salto de obstáculos, escalada de empalizada, control en ausencia del guía, traer objetos a la orden y protección del dueño o búsqueda de malhechores. Es un deporte muy exigente en el entrenamiento y necesita años de competiciones para poder llegar a alcanzar un buen nivel.

Los deportes caninos son momentos divertidos que podemos pasar con nuestras mascotas. Hay muchos diferentes entre los que elegir para que se ajuste bien al tamaño, edad e intereses de nuestro perro. Pero, ante todo, recuerda que deben ser un juego y no una obligación para los dos.