5 cosas muy simples que hacen a tu perro muy feliz

Mariela Ibarra Piedrahita · 11 marzo, 2015

¿Quieres que tu perro goce de la felicidad que aparentan los perros de los comerciales? ¿Te parece muy satisfactorio llegar a casa y verlo con una sonrisa canina?. A continuación te dejamos algunos consejos muy simples sobre las cosas que hacen a tu perro muy feliz:

Realmente lo perros son felices con muy poco y son uno de los ejemplos definitivos de que, en cuanto a felicidad se refiere, los pequeños detalles son los que enriquecen la vida.

Recompensa su buen comportamiento

perro sonrie

Debido a los procesos de crianza y domesticación, los perros se sienten muy felices cuando saben que han obrado bien y han complacido a su cuidador. Así que si lo que buscas es hacer muy feliz a tu perro, puedes desarrollar una estrategia o un sistema de recompensas, además con esto, refuerzas los estímulos positivos.

Para recompensar a tu perro por una buena acción, puedes usar algunos snacks, aunque también puedes jugar con él con su juguete favorito o simplemente demostrarle que ha obrado bien a través de caricias. Dirígete a él de manera afectuosa, si bien los perros no entienden muchas de nuestras palabras si entienden el tono en que se las decimos.

Dedícale tiempo al juego

No existe una cosa, después de las caricias, que haga más feliz a un perro que jugar con su cuidador. Así que si te interesa el bienestar de tu mascota y deseas cuidarlo bien, ¡juega con él!. Para entretener un perro no se necesita mucho, una pelota, un hueso, incluso un hielo, son cosas que lo divierten si las comparte contigo.

El juego es una de las formas en que los perros agotan energías, además de estimular su mente, reducir el estrés y manejar la frustración. Además esto mejora sobremanera su humor.

Llévalo a pasear

La curiosidad es algo innato en la mayoría de mamíferos, así que cada vez que tengas la oportunidad llévalo a pasear. Puede que sea sólo los paseos al parque para que camine y sociabilice, pero si te queda tiempo los fines de semana, puedes buscar lugares de senderismo donde permitan llevar perros y parte rumbo a la aventura. El contacto con otros espacios, olores y personas, abrirá el horizonte de tu perro y lo estimulará positivamente.

Deja que descubra cosas nuevas, esto será tan beneficioso para ti como para él,  porque uno de los elementos fundamentales en los paseos es darle al perro la oportunidad de que conozca y se desenvuelva en otros espacios, siendo la exploración una actividad que lo estimulará positivamente.

Préstale atención

perros y familia

Está bien que los perros se conforman sólo con un poco de compañía, ¿Pero esto es realmente suficiente? Es decir, si asumiste la responsabilidad de tener un perro, lo mejor que puedes hacer es tratar de pasar tiempo de calidad con él. El juego, las caricias, las palabras afectuosas, estas cosas harán la diferencia en la relación que tengas con tu mascota. Los perros a los que se les presta suficiente atención, tienden a tener un mejor comportamiento, pues han aprendido de sus dueños lo que está permitido y aquello que no.

Además es algo sano para ti, acariciar a tu mascota después de una jornada estresante de trabajo o estudio, te ayudará a reducir los niveles de estrés y te dará un poco de optimismo, además tu perro lo apreciará muchísimo.

Enséñalo a ser sociable

Cuando lo pasees no seas “quisquilloso”, a menos que tu perro tenga un problema de agresividad, déjalo que comparta con otros perros, incluso con otros animales. Los canes aprenden de sus congéneres cosas que su dueño simplemente no puede enseñarle, además olfatear otros perros, correr con ellos, estas son cosas que él compartiría normalmente si estuviese en el mundo salvaje formando parte de una manada. Dale rienda suelta a sus instintos y deja que se divierta con otros iguales que él.

Permitirle estar con otras personas, lo volverá más confiado y seguro, déjalo que visite otras casas, juegue con niños, ya que esto afianzará su temperamento. Los perros, al igual que nosotros, son animales sociales, así que deja que disfrute de la presencia y compañía de los demás.

Así que, después de leer estas simples recomendaciones, ¿te sientes capaz de hacer verdaderamente feliz a tu perro?