¿Cuándo usar leche maternizada artificial con un cachorro?

Al igual que para los bebés, para los cachorros la mejor alimentación es la leche materna. Sin embargo, en ocasiones es necesario usar la leche maternizada. Veamos qué situaciones son estas, qué es la leche maternizada y cómo y cuándo se le podría suministrar a un cachorro.

¿Qué es la leche maternizada?

cachorros-de-usar-y-tirar

Es un compuesto creado para suplir las necesidades nutricionales de los cachorros que por alguna situación extraordinaria no pueden ser amamantados. Este tipo de leche nunca puede ser sustituida por leche de vaca, pues esta no está preparada para los perros y puede ocasionarle más daño que otra cosa.

Una leche especial para los cachorrillos debe ser ligera y digestiva, libre de almidón y con un alto contenido calórico que les brinde la energía que necesitan. Además, debe ser rica en Omega3 y Omega6 y tener los componentes necesarios para fortalecer su sistema inmunológico.

En el primer mes de vida es cuando más atención hay que prestar al sistema digestivo de los cachorros, así como a su sistema inmunitario, por lo que una buena alimentación es la clave para que crezca sano y feliz.

Cuándo dar leche maternizada a los cachorros

Hay diferentes circunstancias por las que un cachorro puede necesitar leche maternizada. Las más conocidas son estas:

Cachorros débiles

En las camadas es ocasiones hay algunos cachorros bajos de peso, motivo por el que son rechazados por la madre y no quiere amamantarlos. O quizá por su debilidad no tienen suficiente fuerzas para amamantar. La leche maternizada es esencial en estos casos para que los animales sean alimentados y ganen el peso necesario.

Cachorros huérfanos

No es extraño que una perra muera al dar a luz a sus cachorros. Estos se quedan desamparados y sin alimento materno que llevarse a la boca. Para darles lo que necesitan, la leche maternizada es ideal.

Esta deberá ser proporcionada en jeringuillas o biberones, y siempre por los dueños que deberán ser conscientes de que los cachorros deben alimentarse cada dos horas, lo cual requerirá un esfuerzo por parte de sus padres adoptivos.

La madre no tiene leche

Este puede ser un caso atípico, pero podría pasar de vez en cuando. Quizá las glándulas mamarias de la mamá no generan leche suficiente para todos los cachorros o simplemente no generan leche. Otro motivo por el que la mamá podría rechazar a los cachorros sería la mastitis.

Para alimentarlos de manera continua y supliendo todas sus necesidades, la leche maternizada es el complemento ideal para mantenerlos vivos.

Cómo hacer leche maternizada casera

cachorro de perro

Si donde vives es imposible encontrarla, o quizá se te ha terminado y no tienes opción en el momento de ir por ella, te enseñamos cómo la puedes hacer en casa de manera económica y rápida.

Para ello necesitarás:

  • 350 ml de Agua. Usa agua embotellada o destilada, pues el estómago de un cachorro es muy delicado en los primeros meses de vida.
  • 1.100 gramos de leche de cabra o leche evaporada de cabra (la que venden en botes). Aunque se podría sustituir por leche de vaca deslactosada, no es lo más aconsejable.
  • 2 cucharaditas de Sirope de maíz. Si te cuesta conseguirlo, sustítuyelo por miel.
  • 4 tazas de Yogur griego natural (unos 800 ó 900 gramos). El yogur griego es ideal para esta mezcla, ya que su 10% de grasas aportará las calorías que necesitamos para que los cachorros tengan la energía suficiente.
  • 4 yemas de huevo crudo.

Este preparado está pensado para dos cachorros y para un día, pero si solo tienes uno, puedes dividir las cantidades en dos y tendrás suficiente.

Para la elaboración es tan fácil como mezclar las yemas con el sirope de maíz, luego el yogur griego evitando que queden grumos para que el biberón o la jeringuilla no se obstruya. Por último añade el agua y la leche.