Una perra salvó a un bebé recién nacido de morir de frío

Las historias de canes que ayudan a las personas en distintas circunstancias, incluso realizando acciones que podríamos tildar de heroicas, nos conmueven de forma frecuente en las noticias y se viralizan rápidamente en las redes sociales.

En el caso que relatamos a continuación, una perra salvó a un bebé recién nacido de morir de frío.

La historia de Puti y Santino

Autor: Freebird

Autor: Freebird

Puti es el nombre de la perra mestiza que logró que Santino no muriera por hipotermia una fría noche de invierno.

El episodio ocurrió en Virrey del Pino, una localidad Argentina situada en el llamado Gran Buenos Aires, el cordón de partidos que rodea a la ciudad capital.

El animalito cuidaba a sus cachorros, en el patio de una humilde vivienda, en el momento en que una mujer dejó junto a ella al bebé, de apenas un mes.

Cómo una perra salvó a un bebé

Por testimonios recogidos, se supo que la madre del bebé había concurrido a la casa de los dueños de Puti para preguntarles si podían cuidar a la criatura por un rato.

Ante la respuesta negativa, la mujer se retiró hasta que, en algún momento de la noche, regresó al lugar y dejó a Santino junto a Puti y sus cachorros.

Hacia la madrugada, uno de los niños de la casa oyó el llanto del bebé y así encontraron a Santino, a salvo del frío, y como si fuera un cachorro más de la perra.

Bebé a salvo y madre detenida

La familia recogió entonces al niño. Lo aseó y lo alimentó y luego comunicó el hallazgo a las autoridades. El bebé fue trasladado luego a un hospital de la zona y se comprobó que estaba fuera de peligro.

La madre de Santino, que además tiene otros hijos, fue detenida un par de días más tarde. Por tal motivo, todos los hermanos fueron llevados a un hogar de menores, a la espera de una decisión del juez que entiende en la causa.

“El perro promedio es mejor persona que la persona promedio.”

-Andy Rooney-

Por qué nos ayudan los perros

Pero, ¿qué es lo que lleva a los perros, que no están entrenados para estos fines, a proteger y a salvar a los seres humanos, sean o no sus dueños?

Recientemente, se comprobó que los niños poseen una predisposición biológica de ayudar a otros seres, que se empieza a evidenciar entre los 18 y los 24 meses de vida.

Basándose en este dato, y tomando en cuenta que se ha establecido que los canes poseen una mente que funciona de forma similar a la de infantes de entre 2 y 3  años, se podría entender por qué los perros ayudan de manera espontánea.

Detalles de un estudio científico

Sin embargo, los científicos no pueden asegurar aún que los perros estén motivados igual que los niños para asistir a otras personas, o si solo están capacitados para seguir determinadas pautas o reaccionan de maneras definidas en situaciones precisas.

Una reciente investigación realizada por profesionales del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva, ubicado en Leipzig, (Alemania) concluyó que los canes están dispuestos a ayudar cuando pueden comprender, de forma clara, la naturaleza de la ayuda que se necesita.

A través de las distintas pruebas realizadas, se estableció que los perros, en general, muestran gran motivación para ayudar a los humanos, aunque se trate de personas desconocidas, siempre que puedan entender que es necesaria esa ayuda.

Los perros nos salvan

Autor: Tony

Autor: Tony

Más allá de estos estudios que intentan establecer cómo y por qué los perros nos salvan de situaciones difíciles, lo cierto es que estos nobles animalitos no dejan de sorprendernos con su accionar. Historias como las de Puti, por suerte, no son la excepción a la regla.

Sin embargo, no es necesario que un can realice una acción considerada extraordinaria para ayudarnos. Con actitudes cotidianas, nuestros amigos peludos contribuyen a salvarnos un poco cada día, a través del amor incondicional que nos brindan:

  • Nos reciben siempre con alegría
  • Nos hacen olvidar malos momentos
  • Nos acompañan en situaciones difíciles

No te olvides de retribuirle a tu peludo todo el cariño que te da.