Un gato abandonado espera a su dueño más de un año

En una pequeña localidad de Rusia, un gato abandonado está consiguiendo la compasión de todos los habitantes, tras quedarse solo hace meses y continuar esperando a sus dueños. Esto está sucediendo en el sureste de la ex Unión Soviética, en Belgorod. Estas imágenes fueron compartidas en la plataforma Vkontakte, red social famosa en el país.

Todo ha sucedido a partir de que los dueños se han mudado a un apartamento cercano y han decidido deja al gato abandonado en la calle. Tras esto, el minino corrió detras el vehículo, pero no lo alcanzó, y desde ese momento ha vuelto todos los días esperando que sus dueños vuelvan. Todas las personas de Belgorod se están compadeciendo del felino y están alimentándolo tras el abandono.

Similitudes y diferencias del gato abandonado con los perros

entender a tu gato

Como vemos, no sólo los perros son fieles y muestran una entrega total a los humanos. Los gatos, aunque en ocasiones se piense lo contrario, también muestran mucho afecto, entrega y sacrificio hacia sus dueños.

Todos conocemos que los gatos son animales independientes, capaces de autoabastecerse en cuanto a alimentación se refiere, que no toleran permanecer encerrados por mucho tiempo. Pero eso no obstaculiza que  los lazos que crean con sus amos sean muy fuertes y de tal compenetración que pueden convencer a los detractores de estos pequeños felinos.

Un gato puede unirse e integrarse con mucho sentimiento de afecto a la persona que le atiende y le manifiesta todo su cariño, y le encanta recibir palabras amables, o recibir amor y abrazos. En el día a día hay que decir que la capacidad de encariñarse con el amo de los gatos depende directamente de lo que éste haga por ganarse su cariño.

Hay diferencias en este sentido entre el gato y el perro, que tiene mucha predisposición a querer a cualquier amo, aunque éste sea malo y hasta le maltrate.

El amor del gato es muy más especial, ya que el amo debe saber ganárselo. De esta forma el minino se encariña sólo con las personas que lo tratan bien, que le proporcionan alimento, cariño y abrigo, y eso es lo que ocurre con los seres humanos.

Un cariño intenso del gato abandonado

Los gatos pueden amar a su dueño con mucha intensidad, como se ha visto en muchos casos, con felinos que incluso se han dejado morir de hambre, una vez que su dueño ha desaparecido.

Los gatos son valientes en muchas ocasiones, y hasta pueden arriesgar su vida por ayudar a su amo si le ven en peligro. Tienen un sentido muy agudo de percepción, superior a muchos otros animales en la naturaleza, y eso les permite ser excelentes detectores de situaciones que puedan afectar el ambiente natural de su entorno, siendo mucho más fieles con sus amos de lo que parecen o de lo que algunas personas consideran.

¿Cómo muestran su fidelidad los gatos?

Los gatos pueden desarrollar actividades y convivir bajo el mismo techo. De esta forma juegan, interactúan, pelean y se aman, generando vínculos afectivos indisolubles entre ellos. Pero curiosamente, el lazo más intenso que un gato puede tener es con las personas. La relación que estos felinos pueden tener con sus dueños es muy superior en cariño y afectividad a la que pueden tener entre los individuos de su misma especie.

Con el dueño enfermo

aseo de los gatos

¿Qué límites tiene esta solidaridad o fidelidad de los gatos hacia las personas? Se trata de un lazo muy fuerte que termina con la muerte del animal. En caso de enfermedad del dueño, las señales de fidelidad del gato son muy fuertes. Entre otras formas de “ayudar”, el gato intentará cuidad a su amigo más fiel, ofreciéndole ratones, cucarachas y pájaros, por supuesto todos vivos. Por desagradables que puedan parecer estos regalos, tenemos que ser conscientes y valorar que es la forma del animal de cuidarnos de la manera que sabe hacerlo.

En los casos de enfermedad de los amos, los gatos permanecen junto a la persona enferma durmiendo en todo momento al lado, ofreciendo su compañía y su calor. Si intuyen falta de movimiento, se acercan a su dueño y extienden sus garras cerca de la cara del amo de forma cariñosa y afectiva para conseguir una respuesta positiva a ese movimiento, en un intento de aportar “vida”.

Fuente de la imagen principal: www.laopinion.com