Estos son los trucos definitivos para que tu perro venga cuando lo llamas

Llamar a nuestro perro y que no nos haga ni caso es una de las cosas que más rabia puede darnos. Quizá hayas intentado todo para conseguir que obedezca la orden pero no hayas tenido éxito. Pues bien, hoy te traemos los trucos definitivos para que tu perro siempre acuda a tu llamada.

Son varios los consejos y procedimientos a tener en cuenta para lograr que un perro obedezca a la orden de ven. No es fácil enseñar órdenes a un animal, pero con un poco de paciencia y consciencia de los pasos que hay que dar, ¡podrás conseguirlo! Nosotros te ayudamos.

Pasos y trucos a seguir para obedecer la orden “ven”

adiestramiento canino 3

Llamar a tu perro y que te mire de reojo sin hacer el más mínimo gesto de que va a acudir a tu llamada te puede llenar de indignación y desánimo. Por ello, para conseguirlo, esto es todo lo que tendrás que hacer.

Primero con la correa puesta

Lo mejor para este ejercicio es una correa extensible que dé espacio para que el perro pueda alejarse y enseñarle así la orden.

Es importante que cuentes con la mentalidad correcta. ¿Cuál es? Ser consciente de que el animal no va a obedecer la primera vez que lo llames y que te va a llevar tiempo enseñarle. Por tanto, ármate de paciencia porque tu perro percibirá tu enfado o tu indignación. Así es posible que consigas el efecto contrario de lo que buscas.

Haz sesiones cortas y frecuentes con la correa ya que los animales tienen períodos muy cortos de atención. No lo castigues si no obedece a la primera, porque se podrá cerrar en banda a la siguiente tanda de ejercicios. Dale pequeños tirones con la correa después de decir “ven” para que entienda que debe moverse.

Busca el lugar idóneo

El entorno debe ser algo familiar para tu perro y que tenga las menos distracciones posibles. Esto hará que el poder concentración del animal sea mayor. Recuerda avisar a los restantes miembros de la familia para que no se entrometan en las sesiones y rompan la concentración de tu animal.

Colabora con él

No le des la orden y te quedes quieto. Colabora mediante tus movimientos para que sea mucho más entendible para él. Por ejemplo, dile “ven” y da unos pasos rápidos hacia atrás. Obviamente el perro querrá ir hacia ti.

Repite la operación varias veces dando tiempo al animal de que relacione la palabra con el movimiento.

Usa las manos

Los gestos son algo que los perros también entienden y que pueden llegar a relacionar con las órdenes.

Para la orden “ven” puedes señalarte a ti mismo. Hacerle un gesto de invitación hacia ti o poner la mano frente a ti. Hazlo siempre mientras dices la palabra que quieres que el perro obedezca para que el animal relación orden y gesto y le sea más fácil obedecer.

Ve atrás

Una manera de hacer más fácil la tarea a tu perro es dando pasos hacia atrás para que él vaya hacia ti. Dile “ven” mientras te mueves y deja que el animal vaya hacia ti.

Usa el refuerzo positivo

Castigar a un perro o chillarle cuando no obedece no te conducirá a ningún sitio. Pero si premias los pequeños logros o esfuerzos, tu can relacionará los entrenamientos con algo positivo y estará más dispuesto a obedecer.

Suma distancia y distracciones

adiestramiento canino

Lo que pretendes es que perro acuda a tu llamada siempre que lo llames. Por tanto, para ir mejorando su obediencia, suma distracciones al ambiente de enseñanza y también distracciones varias. Podrías ir a un parque por ejemplo.

Una vez ahí intenta con la correa darle la orden sin moverte, si te obedece, podrías probar una vez sin correa a ver qué tal reacciona. recuerda no alejarte mucho las primeras veces. ¿Qué te parecen estos trucos?