¡No tengas miedo! Adóptalo

Muchas personas quieren adoptar una mascota pero no saben cómo o tienen miedo. Sin embargo, los pasos son muy sencillos. Mascotas abandonadas, heridas y maltratadas están a la espera de una casa de acogida que les quiera.

Para dar los primeros pasos en la adopción, hay que acudir a los centros de acogida. Entre los requisitos que suele exigirse para iniciar los trámites, están:

  • Ser mayor de edad. Se presentará el DNI de identificación.
  • Comprobante de domicilio. Documento que demuestre que la persona es propietaria del domicilio donde vivirá la mascota o, en caso de alquiler, que el arrendatario permite residir con animales.
  • Contrato de adopción. Debemos firmar un acta que nos compromete a:
    – Cuidar de la mascota y mantenerla en unas condiciones óptimas de espacio, tiempo, alimentación, ejercicio…
    – Dotarle de los cuidados veterinarios que necesite. La mascota se entregará desparasitada y con las correspondientes vacunas. Los perros llevarán además microchip.
    – No destinarlo a la cría o reproducción.
    – Notificar cualquier cambio a la asociación (pérdida, muerte…).
    – Si no puedes hacerte cargo de él, no cedas ante el miedo y asegúrate que nunca lo abandonarás, lo devolverás a la asociación.

Costes

adopcion de cachorros

Este tipo de asociaciones no recibe subsidio económico, sino que viven de las ayudas económicas personales. Se trata, en la mayoría de los casos, de donaciones  para cubrir los gastos veterinarios de la mascota mientras ha estado bajo la tutela de la asociación.

Entre los parámetros que fijan las asociaciones, están los siguientes:

  • La asociación tiene el derecho de no entregarte la mascota si no se cumplen los requisitos exigidos.
  • La asociación puede solicitar que la presentación o adopción del animal se realice en el domicilio en el que vivirá la mascota para conocer su futuro entorno.
  • Durante el régimen de acogida se realizará un seguimiento para ver qué tal se adapta la mascota a la familia y comprobar que se cumple el compromiso adquirido.
  • Si nos encontramos un animal abandonado existe un plazo de tiempo que hay que esperar antes de poder adoptarlo oficialmente por si el dueño lo ha perdido y lo quiere reclamar.

Si no queremos adoptar, pero sí ayudar, no tengas miedo

Existen otras opciones, si no deseamos adoptar una mascota. Y son las siguientes:

  • Donar. Las aportaciones económicas o la donación de objetos y juguetes para estos animales son otra forma de mejorar su vida en los centros de acogida.
  • Apadrinar. Podemos convertirnos en la madrina/padrino de una mascota y ocuparnos de su manutención hasta que un dueño la adopte.
  • Voluntariado. Otra opción es hacerte voluntario de una asociación protectora de animales y participar en su proyecto solidario: asistir directamente a los animales, divulgación de información y desarrollo de eventos en defensa de los animales, seguimiento de adopciones, evitar el miedo de posibles candidatos, etc.
  • Casas de acogida. Igualmente podemos acoger temporalmente a una mascota abandonada hasta que le adopten y encuentre un nuevo hogar.

Datos en España

En España existen en la actualidad 300 refugios y Perreras de Animales abandonados. Entre las razones de esto están las bodas, los divorcios, la aparición de repentinas alergias, la llegada de un niño, el nuevo parquet en la casa, un cambio de trabajo, la molestia de los ladridos, la molestia del pis del animal, etc.

Cosas a tener en cuenta en la adopción

Cuando adoptemos una mascota, además de ofrecerle una segunda oportunidad, no debemos fomentar el negocio. La mayoría de los animales de las tiendas provienen de criadores con pocos escrúpulos y sufren enfermedades hereditarias provocadas por la endogamia tan ampliamente utilizada para conseguir el pedigrí.

Por ello, debemos estar seguros de la procedencia del animal, y también de nuestras posibilidades de tenerlo en casa, de los gastos en que vamos a incurrir con comida, veterinarios, accesorios, nuestro tiempo que debemos dedicarle para darle atenciones, pasearlo, algunas travesuras en casa o en el jardín, la incomodidad durante las vacaciones, etc.

Previamente a la adopción, es muy útil proceder a un desparasitado, esterilizado, implantación de un microchip, etc.

Ventajas

gatos huerfanos rescatados

Miles de perros y gatos acaban en refugios sin ser culpables de nada, y sin entender lo que está ocurriendo. Son separados de sus seres más queridos, aunque este cariño no suele haber sido recíproco. De esta forma se van a encontrar rodeados de otros individuos desconocidos, encerrados, confundidos, asustados y deprimidos.

Por todo ello, adoptar un animal adulto tiene la ventaja de que estamos ofreciendo una última oportunidad a un animal que puede terminar sus días encerrado en una jaula.