Te presentamos a los perros más dóciles

A continuación te presentamos una lista de los perros más dóciles. Sin embargo, debes tener en mente que gran parte del comportamiento de un perro adulto dependerá de las experiencias y la educación que reciba y si nos referimos en términos de docilidad, el hábito más importante que se debe tener en cuenta será la socialización del perro.

Recuerda que la educación de un perro tiene aspectos comunes indiferentes a la raza, sin embargo, existen características específicas en cuanto a su personalidad que tuvimos presente de acuerdo al FCI (Federación Cinológica Internacional) y los estándares determinados para cada raza. Para elaborar el presente listado prestamos especial atención a los aspectos de poca territorialidad, infancia extendida, inteligencia, poca dominancia y paciencia.

Perros más dóciles, Border Collie

Los Border Collie o Collie de la frontera son una de las razas más inteligentes que existen, además de ser los mejores perros de pastoreo. Tienen una gran capacidad de aprendizaje y son muy ágiles, por lo que son unos de los favoritos en los concursos de agilidad.

Es además un perro sumamente obediente y desarrolla fuertes vínculos con la persona que identifique como líder (que tiende a ser la persona que lo alimenta), las perras llegan a permitir que su amo agarre a sus cachorros en su presencia sin pronunciar un gruñido .

Enérgico y paciente, son ideales para tener con niños u otras mascotas. Sin embargo, son una raza enérgica, por lo que requerirán paseos y ejercicio diario, un consejo útil es que nunca los dejes sueltos en un área con flujo de vehículos, esta raza suele perseguir autos, ya que su instinto es el pastoreo y muchos tienen accidentes a causa de esto.

Labrador

labrador

Siempre ansiosos de trabajar y complacer, su gentileza y disposición es indudable y los ha hecho una de las razas más apetecidas en los hogares, siendo uno de los perros menos agresivos del mundo.

Los labradores son muy fieles y no se muestran desconfiados ante las visitas, sin embargo, su gran tamaño puede causar inconvenientes si no se le ha educado a no saltar sobre las personas. Debido a que fueron criados para perseguir y recuperar presas, suelen perseguir animales más pequeños, pero con un poco de socialización de cachorros esto no representará mayor inconveniente.

Bóxer

Los bóxer son conocidos como uno de los mejores perros para convivir con niños. Esto se debe a que son perros fuertes, juguetones y muy pacientes, además de tener una de las infancias más largas entre los caninos. Los bóxer requieren de gran actividad física para encaminar su energía y pueden ser potencialmente agresivos debido a que tienen un gran instinto de presa y a que son protectores con los miembros del hogar, por eso al educar un bóxer la socialización será fundamental.

Los bóxer son perros en extremo cariñosos, aunque suelen ser bruscos al jugar, por ejemplo cuando se paran en sus patas traseras y golpean con las delanteras. Su gusto por el juego no disminuye ni siquiera cuando son mayores, por lo que al adquirir un bóxer tendrás un cachorro eterno.

San Bernardo

niña y san bernardo

Los San Bernardo son unos nobles gigantes, una prueba más de que la docilidad no depende del tamaño. Son perros en general reposados y tranquilos. A pesar de ser una raza poco enérgica, su talla colosal hace que requieran de un espacio amplio donde habitar. Son excelentes con los niños y con los humanos en general, aunque se debe tener cuidado con otros perros, en especial si son machos, pues tienden a ser dominantes.

Pomerania

Los Pomerania, o el perro juguete es un pequeño y vivaz perro que adora la compañía humana. Tienden a ser muy consentidos y son muy cercanos a sus dueños. Por su tamaño no es aconsejable para tener con niños muy pequeños, pues pueden lastimarlos con facilidad, sin embargo, se portan muy bien con niños grandes.

Son muy inteligentes y su gran energía puede ser un inconveniente si no se ejercita apropiadamente, igualmente suelen ladrar de manera excesiva, pero sus gruñidos no pasan de simples advertencias y no llegan a la agresión. Sin embargo, suelen ser protectores de sus amos y pueden llegar a sentir celos si se sienten desplazados en cuenta a afecto o atención.