¿Te atreves a confeccionar la ropa de tu perro?

Como a cualquier miembro de la familia, cuando llega el cambio de estación, nuestros padres nos compraban ropa de la nueva temporada, así que nuestro perro no iba a ser menos. Actualmente, muchas son las familias que deciden cambiar el fondo de armario de su mascota, pero un inconveniente de esto es el precio de este vestuario.

Es por eso que desde Mejor con Mascotas os queremos proponer algunas ideas para confeccionar la ropa de tu perro, de este modo a la vez que está abrigado, todos los miembros de la familia podemos disfrutar confeccionando su ropita.

Antes de confeccionar la ropa de tu perro

Es muy habitual ver a los perros de raza pequeña con sus lindas ropas, ya que suelen ser los que más frío pasan, pero también puedes abrigar a tu mascota si es un perro grande. Pero además puedes confeccionar ropa tanto de invierno como de verano, en este caso usaremos telas más livianas.

Antes empezar debes tener en cuanta algunas cositas, como las medidas, los materiales que vas a usar, etc. Puedes utilizar la ropa de la familia que ya no usen como sudaderas, camisetas, calcetines… todo lo que se os ocurra puede servir.

Los patrones

sudadera perro

Las medidas

Es muy importante saber las medidas de tu perro. Así que con una cinta métrica tienes que medir desde la nuca hasta la rabadilla, esa será la longitud del patrón. La segunda medida será desde el centro de la columna vertebral hacia abajo, por el lado del perro que llega al bajo vientre. Esta medida la tienes que multiplicar por dos, ya que supone el ancho del patrón.

La siguiente medida debes realizarla a través del bajo vientre, esta medida es importante, ya que en esta parte pondremos el elástico o una banda adhesiva para ajustar la ropita a su cuerpo.

Ahora necesitas un papel para patrones y traza las medidas de tu perro con una regla. Dependiendo del tamaño de tu mascota, deberás dividir el papel en dos o tres partes, dejando alrededor de cada división del papel 1.5 cm, que será el dobladillo.

Recorta cada parte del papel del patrón y ya solo queda plasmarlo en la tela que vas a utilizar. Este sería el patrón base con las medidas de tu perro, a partir de aquí ya solo queda tu imaginación y añadirle toda clase de adornos, como volantes, lentejuelas, etc.

Ropa de perro con una sudadera

Lo más común que podemos tener por casa es posiblemente una sudadera, así que la vamos a usar para que nuestro perro esté caliente. La forma de confeccionarla es la siguiente:

Puedes realizar un patrón hecho por ti, pero si no te animas, puedes usar tu propia sudadera y ajustarla al cuerpo de tu perro.

Si quieres fabricar la sudadera con las medidas de tu pequeño amigo, bastará con llevar los centímetros que mide el cuello y el vientre, después trazas dos círculos con un vaso, que serán para sacar sus patas delanteras. Después puedes recubrir estos huecos con las mangas de un jersey de lana, de esta manera la prenda será aún más calentita.

Un chubasquero para tu perro

chubasquero perro

¿Cuántas veces has tenido que sacar a tu perro con la lluvia para que haga sus necesidades y cuando vuelves a casa está empapado? Pues bien, ahora te vamos a enseñar cómo hacer un chubasquero para tu perro:

El material que puedes usar es el de una bolsa de basura de plástico resistente o algún chubasquero viejo de alguien de la familia.

Corta el plástico midiendo que cubra el cuerpo del perro y se abren dos agujeros para las patas. En el final se cortará en forma de triángulo para la cola. Si tienes algún cinturón lo puedes usar para ajustar el chubasquero a tu perro. Aunque también puedes usar velcro o cinta adhesiva para tejidos.

Un tutú para tu perro

En este caso os vamos a enseñar a confeccionar un simpático tutú para tu perro.

Coloca el tul sobre una mesa y corta varias tiras de aproximadamente 15 cm cada una, pero dependerá del tamaño de tu perro. Mide un elástico alrededor de tu perro para saber por dónde cortarlo y cose los extremos. Una vez hecho este paso, debes atar las tiras de tul al elástico, con el centro de la red hacia el elástico. Tienes que repetir este proceso hasta conseguir el ancho de tu perro.