¿Por qué hay que sacar diariamente a tu perro?

Todos tenemos asumido la importancia de pasear a nuestro perro, y mostramos la predisposición necesaria para hacerlo. En la práctica, tener la disciplina diaria para llevarlo a cabo, es muy diferente a la hora de sacar al can.

Razones por las que debes sacar a tu perro de forma diaria

  • Es su fuente principal de ejercicio. Aunque tengas espacio en casa, en patios, jardines, etc., sacar al can y el paseo debe ser la principal fuente de ejercicio de tu mascota y no hay otra actividad que pueda sustituirlo. Tenemos que considerar que un perro necesita entre media y una hora de paseo diario para quemar la energía que tiene acumulada y obtener los beneficios del ejercicio. Para el dueño, los paseos también te mantendrán a ti activo, dinámico y saludable.
  • Mayor interacción entre propietario y perro. La mejor forma de que tu perro y tú os mantengáis muy unidos es el paseo diario. Si lo hacemos de forma correcta, sacar a tu mascota reforzará tu liderazgo y, aunque no lo creas, ayuda a que tu perro confíe más en ti y, por lo tanto, a que siga más tus órdenes porque te respeta más.
  • Nuestro amigo tendrá el entretenimiento que necesita. El paseo diario es una buena forma de fomentar el estímulo físico y mental de nuestra mascota. Un perro aburrido diariamente tiene tendencia a comportamientos destructivos, a estar ansioso, a ladrar y, en ocasiones, hasta a ser agresivo. La alternativa a regañarlo continuamente son los paseos diarios.
  • Fomento de la disciplina y el entrenamiento. La rutina del paseo diario aporta estabilidad a tu perro y a ti como dueño. Se trata de una oportunidad muy importante para reforzar el entrenamiento si lo haces correctamente: caminar juntos, adaptarse a tu velocidad, detenerse y sentarse antes de cruzar calles, andar hasta que tú le des la orden, etc. En este sentido, hay que saber combinar los momentos de disciplina con otros de ocio.
  • Socialización con otros perros. Si tu perro tiene dificultad para socializarse, caminar en manada es una excelente opción para que socialice con ellos. Siempre puedes organizar un grupo de paseo entre vecinos y amigos que también tengan perro.
  • Mantener el peso de tu amigo. Si nuestro amigo tiene sobrepeso, es vulnerable a contraer muchas enfermedades. Para evitarlo, tienes que intentar que se mantenga en forma acompañándolo en un paseo diario. Además de mantener su estado ideal de peso, conseguirás regularizar su digestión, evitando, por ejemplo, el estreñimiento.
  • Facilidad para el sueño. El cansancio con el paseo que provoca el sueño en nuestras mascotas, conseguirá que coman y duerman mejor.

El tiempo de paseo

A pesar de que no hay un tiempo establecido para el paseo, lo recomendable es hacer un mínimo de tres paseos al día, repartiéndolos de una forma equilibrada a lo largo de la jornada, para proporcionar al animal la posibilidad de hacer sus necesidades de forma regular. No tiene sentido pasear mucho tiempo, por ejemplo, a lo largo de la mañana, y después no salir el resto del día.

Según el carácter de nuestro perro, deberemos dedicar más o menos tiempo a los paseos. Si tenemos un animal muy dinámico, que disfruta saliendo a la calle, lo mejor es invertir largos ratos en proporcionarle un modo de quemar su energía. Si por el contrario nuestro perro es tranquilo, o de edad avanzada, no serán necesarias largas caminatas o interminables paseos.

¿Qué hacer durante el paseo?

Es importante que los paseos sean frecuentes, pero también que nuestro amigo se divierta. Entre las cosas que nuestro amigo puede hacer, están:

  • Oler y olfatear. Como sabemos, el olfato es el sentido de nuestros amigos que mejor desarrollado tienen. Y necesitan ejercitarlo diariamente. El mejor momento es el del paseo.
  • El contacto con otros de su especie. Hemos visto las ventajas de la socialización con otros perros.
  • Los juegos entre nosotros los propietarios, y los canes, aportan importantes beneficios para ambos.
  • Igual que pasa con las personas, también nuestros amigos agradecen visitar lugares nuevos, donde no han estado nunca. Nuevos parques, zonas al aire libre, etc.

El destino del paseo con nuestro perro

Dónde ir de paseo estará en función de si vivimos en la montaña, en la ciudad o en una pequeña urbanización cerca de la playa, por ejemplo. En cualquier caso, es recomendable disponer de un listado de varios lugares a los que llevar a nuestro perro. Con ello conseguiremos que el nivel de estimulación que aportamos a nuestro amigo será mayor que si siempre vamos al mismo sitio o recorremos la misma ruta.