Cómo saber si tu perro tiene artritis

Cuando los perros alcanzan una edad avanzada, estos sufren muchas dolencias parecidas a las nuestras. Una de ellas es la artritis, aunque también puede afectar a aquellos animales que tienen sobrepeso. Veamos qué es, cómo afecta a nuestro perro y cómo saber si nuestro can la tiene.

¿Qué es la artritis canina?

Autor: LuAnn Snawder Photography

Autor: LuAnn Snawder Photography

La artritis canina es muy similar a la humana. Es una enfermedad degenerativa de las articulaciones y se habla de ella cuando afecta a una o más articulaciones. Esta causa inflamación o degeneración articular y produce rigidez, cojera y dolor. Esto hará que el movimiento del animal esté limitado.

Esta puede afectar a cualquier perro, sin importar la edad. Pero lo más normal es que ocurra en canes:

  • Mayores de 8 años. Después de 8 años se considera que un perro ya ha entrado en la vejez. Con esta vienen los achaques de la edad. Entre ellos, la artritis. Es normal que con el paso del tiempo y el uso, las articulaciones se gasten y sufran y entonces se genere degeneración e inflamaciones.
  • Raza grande. Los perros de raza grande soportan mucho peso durante toda su vida en sus articulaciones favoreciendo su desagües y la aparición de artritis.
  • Perros con obesidad o sobrepeso. Cuando un perro tiene un peso pasado, sus articulaciones deben soportar más del habitual y se produce una sobrecarga en estas. Este puede ser otro motivo para la artritis.
  • Además de estos casos, hay dos razas muy propensas a sufrirla: el labrador retriever y el pastor alemán. También podrán sufrirla aquellos que hayan pasado por una cirugía articular.

Cómo saber si tu perro tiene artritis

Una vez que sabemos qué es la artritis y los perros más propensos a tenerla, la pregunta que podemos hacer es cómo saber si nuestro perro la tiene, ya que esta puede afectar a cualquier animal.

Los síntomas más comunes de la artritis canina son los siguientes:

perro enfermo

  1. Cojera. Si algo ha cambiado en la forma de caminar de tu perro cojeando ligeramente, es posible que tenga dolor en alguna de sus articulaciones. Asegúrate de que la cojera no ha sido ocasionaba por algo que tenga pinchado o clavado o por un golpe. Si has descartado esas opciones, lleva a tu perro al veterinario para que él te indique el nivel de daño de esta y el tratamiento a seguir.
  2. Si tu perro tiene rigidez cuando se despierta, este es un síntoma de la artritis. Dependiendo de la gravedad de la enfermedad, el nivel de rigidez será mayor o menor.
  3. Dolor crónico. Si ves que tu perro siente dolor al caminar y esto lo hace permanecer en posturas extrañas, no lo dudes, tiene artritis. Para detectar esto, debemos ser observadores y estar atentos a la conducta de nuestro animal. Este dolor reducirá sus movimientos y disminuirá la intensidad del ejercicio así como de sus pasos.

Otros casos de artritis

  1. Pálpalo. Si palpas con cierta firmeza, pero con cuidado de no hacerle daño, y ves cómo se queja al tocar ciertas articulaciones, es muy probable que tu perro tenga artritis.
  2. Desánimo. El dolor puede hacer que tu mascota no tenga ganas de nada, y que parezca estar decaído o incluso deprimido. Su cuerpo al igual que el nuestro, se autodefiende de lo que le hace daño. El animal relaciona caminar con dolor, así que prefiere no moverse a menos que sea inminentemente necesario.
  3. Pérdida de apetito. Este es un síntoma común de cualquier enfermedad que cause dolor. Como solemos decir, se nos revuelven las tripas y se nos va el hambre, y a los perros les sucede exactamente igual.
  4. Lleva a tu perro al veterinario si adviertes alguno de estos síntomas, ya que la artritis, aunque no se puede curar, se puede tratar para que sea más llevadera.