5 razones para adoptar un perro y hacerle feliz

En Mis Animales siempre hemos sido partidarios de adoptar un perro o mascota. Este será un excelente artículo en el que te explicaremos las razones por las que traer un animal a tu vida y poner todo tu esfuerzo por hacerle feliz será una de las mejores decisiones que has tomado.

Y es que son muchas las personas que han repetido experiencia después de adoptar. Es cierto que no es fácil encontrar un cachorro al que educar a tu gusto, pues normalmente en las protectoras y perreras hay otro tipo de perros más mayores.

Pero quien adopta uno, jamás se arrepiente. Pronto se da cuenta de que a pesar de los temores de que no esté bien enseñado o de que tenga una mal carácter, adoptar un perro, aunque sea un poco más mayor, es una experiencia única. ¿Por qué?

Razones por las adoptar un perro es un buena idea

refugios

Ayuda a los animales más necesitados

Si indagas un poco para conocer las cifras de abandono y recogida en perreras de animales en tu país es muy probable que te eches las manos en la cabeza. En todo el mundo cada vez hay más y más animales abandonados porque desgraciadamente cada vez hay más gente sin escrúpulos.

Imagina cómo pueden sentirse estos pobres animales indefensos cuando se encuentran solos en el mundo. ¡Qué triste! Algunos con más suerte son recogidos por una protectora o una perrera y tienen la oportunidad de encontrar unos nuevos dueños. Ahí es donde entras tú.

Y tendrás una ventaja más: estos animales por norma general han sido maltratados de una u otra forma, por lo que en cuanto vean tu amor y cariño serán enormemente agradecidos y se desvivirán por hacerte feliz.

Adoptar un perro mejora tu salud física y mental

Tener un perro, como te hemos dicho en diferentes ocasiones, trae beneficios físicos, pues él mismo nos “obliga” a sacarlo a pasear, a jugar, a correr con él…

Pero además de todo esto, un perro mejora la salud mental y, si es adoptado, mucho mejor aún. ¿Por qué te decimos esto? Porque un perro adoptado será agradecido, cariñoso, tierno y amoroso, pues se sentirá en deuda contigo al haberle enseñado que el hogar en el que vivió y lo trataron mal no es todo lo que hay. Esto te hará sentir importante y tu autoestima subirá.

Un perro adoptado se entrega “legalizado”

Es una ley en la mayoría de los países que las protectoras y perreras deben entregar a los perros que son adoptados vacunados, desparasitados y con chip. Esto te da la ventaja de saber que el animal está en perfectas condiciones de salud. Además, te ahorrarás todo el papeleo y el dinero que supondría si compraras una mascota.

Un buen compañero para los niños

Además de que el excepcional carácter de un can adoptado es ideal para los más pequeños de la casa, adoptar un perro enseñará a tus hijos una bella cualidad: la solidaridad.

Tus hijos aprenderán que “hay más felicidad en dar que en recibir” al proporcionar un hogar a un desfavorecido. Además, ellos verán el cambio gradual en el carácter del animal, pues es probable que llegue un tanto miedoso o hasta agresivo pero que vaya respondiendo poco a poco al amor recibido.

Esto enseñará una valiosa lección a tus hijos: el amor es el motor que debería mover el mundo, pues por él se puede conseguir cualquier cosa.

niños y perros

Oportunidades de socializar

Quizá te cueste entablar conversaciones en la calle con otras personas. Tener un perro adotado te ayudará a conseguirlo, pues lleno de amor y agradecimiento será un perro cariñoso y sociable que hará las delicias de todo aquel que lo conozca. Esto propiciará conversaciones con otras personas.

También explicar que tu perro es adoptado puede dar pie a una conversación con otros dueños de canes, quienes quizá jamás nunca han adoptado y de ese modo estés también propiciando la adopción.

Por tanto, ¡fíjate cuántas ventajas tene adoptar un perro! Si él te da tanto y es capaz de mejorar tanto tu vida, ¿no crees que merece la pena dar lo mejor de ti para hacerle feliz? ¡Claro que sí!