Qué hacer con el sobrepeso de tu gato

Al igual que los humamos, nuestras mascotas deben llevar una vida sana y equilibrada, con una dieta apropiada, acompañada de ejercicio físico. La obesidad en los gatos es algo muy común, que afecta en su calidad de vida y es muy perjudicial para la salud.

Desde Mejor con Mascotas os queremos dar algunos consejos de qué hacer con el sobrepeso de tu gato, donde lo más importante es la prevención, pero si ya la sufre, hay que poner remedio lo antes posible.

Detectar el sobrepeso de tu gato

En primer lugar es muy importante determinar si tu gato sufre de sobrepeso. Según su raza, tamaño y edad habrá, que calcular su peso ideal. Para ello es muy importante que le consultes a su veterinario.

El peso de tu gato

Es por eso que cada cierto tiempo debes pesarlo para controlar si aumenta de peso o si se mantiene estable. Lo más seguro es que él no quiera subir a la báscula, así que te toca pesarte con él en brazos y al resultado le restas tu peso, ahí sabrás el peso de tu mascota.

Toca a tu gato

Para saber si tu gato tiene sobrepeso, te puedes ayudar tocando algunos lugares de su cuerpo como las costillas y la columna vertebral. Lo ideal sería notar las partes óseas, pero si no es así, vuestro gato padece sobrepeso.

Observar a tu gato

Debes prestar atención a tu gato si cuando camina le cuelga la panza o se mueve demasiado, eso sería un indicio de que tiene unos kilitos de más y hay que poner remedio.

El sobrepeso de tu gato

gato con sobrepeso 2

Si hemos realizado los pasos anteriores y nos damos cuenta de que nuestro querido amigo sufre de sobrepeso, es hora de poner remedio. Te puede ayudar bastante el veterinario, pero te toca a ti ponerte manos a la obra.

Cambiar de alimentación

Lo primero que hay que hacer es cambiar el tipo de alimentación de tu gato. Por supuesto queda prohibida la comida casera y lo más conveniente sería que comiera alimentos para gatos pero bajo en grasas. Ya que le aportará los nutrientes necesarios, pero no aumentará más de peso. La dieta debe ser rica en fibras para ayudarle a controlar el nivel de azúcares en la sangre.

Ejercicio físico

Puede ser que el sobrepeso no esté relacionado con la alimentación, sino que tu gato se ha vuelto últimamente muy sedentario, así que debe hacer ejercicio. Para ello es muy importante que juegues con él, pero recuerda que al principio se puede cansar muy rápido, así que hay que hacerlo poco a poco.

Sobrepeso por enfermedad

Se puede dar el caso que tu gato tenga sobrepeso debido a alguna enfermedad, como puede ser la diabetes. En ese caso debes llevarlo a su veterinario para que le someta a un control y decida el tipo de alimentación que debe llevar. Se puede dar el caso, que hasta haya que inyectarle insulina.

Evita el sobrepeso de tu gato

gato corriendo

Como ya hemos dicho, es mejor prevenir que curar, es por eso que es mejor no llegar al extremo de que tu gato sufra de sobrepeso. Para ello te recomendamos una serie de pautas:

Alimento adecuado

En primer lugar tienes que decidir qué comida para gatos es la más adecuada para el tuyo. Debe ser equilibrada y con todos los nutrientes necesarios. Es muy importante que la cantidad sea la correcta, para ello te puedes ayudar de las indicaciones que vienen en los paquetes de comida para gatos, además de los consejos de tu veterinario. Que no sea tu gato el que elija la cantidad.

Controlar los caprichos

Nuestras mascotas son expertas en pedirnos caprichos, basta con que nos pongan una de sus caritas, para que nosotros caigamos rendidos a sus pies. No está mal darle un capricho de vez en cuando, pero hay que evitar que se convierta en un hábito común.

Ejercicio físico

Es muy importante que tu gato haga ejercicio físico a diario y sobre todo evitar que se vuelva un gato sedentario, ya que eso es perjudicial para su salud. Solo tienes que dedicarle unos 30 minutos diarios a jugar con él, cómprale juguetes en los que le fomentes su instinto cazador.

Control de su peso

Debes pesar a tu gato con regularidad, así podrás detectar el problema a tiempo, antes de que sea más complicado.