¿Qué beneficios aportan los gatos a la salud?

¿Sabes qué beneficios aportan los gatos a nuestra salud? Además de ser un gran soporte psicológico, sobre todo para niños y ancianos, contribuyen a la recuperación de enfermedades cardíacas, ayudan a bajar la presión y hasta el colesterol.

Por tal motivo, la medicina los ha tomado como aliados. Y ya nadie discute que compartir nuestros días con mininos nos hace vivir más y mejor.

Un ronroneo saludable

Si bien el gran secreto sanador de los gatos parece estar en su ronroneo –que brinda un efecto relajante y tranquilizador– su sola presencia y el poder acariciarlos ya es motivo para predisponer mejor el ánimo de las personas.

Diversos estudios han demostrado que los mininos:

  • Logran que los deprimidos vuelvan a sonreír.
  • Estimulan el carácter social de los tímidos.
  • Controlan impulsos violentos.
  • Relajan a los nerviosos.
  • Nos hacen recuperar el sentido lúdico.
  • Regulan nuestra presión.
  • Mantienen nuestros triglicéridos a raya.

Conoce qué beneficios aportan los gatos al corazón humano

Un estudio publicado en el American Journal of Cardiology señaló que los dueños de mininos que sufrieron un ataque cardíaco tienen menos posibilidades de morir en el año posterior al infarto en comparación con aquellas personas que no poseen gatos.

El motivo parece estar en que acariciar al felino y escuchar su ronroneo provoca una vasodilatación de las arterias y vasos periféricos que ayudan a la relajación.

Además, el contacto con felinos acelera la recuperación de las personas que fueron sometidas a cirugías cardiovasculares.

Gatos y ancianos: una buena combinación

Recientemente, una investigación –que se dio a conocer en el Journal of the American Geriatric Society– concluyó que los adultos mayores que conviven con un perro o un gato presentan un mayor bienestar psicológico.

Además de sentirse acompañados,  tener que ocuparse de la mascota los mantiene más activos. Por tal motivo, presentan mejor desempeño en sus actividades diarias. Por ejemplo:

  • Meterse y levantarse de la cama
  • Prepararse comidas
  • Bañarse
  • Vestirse
  • Caminar

El estudio abarcó a casi 1 000 hombres y mujeres de entre 70 y 75 años.

Los niños y los gatos

gato niño

Los niños que pasan su infancia con mascotas, además de desarrollar el sentido de la responsabilidad, serán seres más sociables cuando alcancen la adultez y tendrán más poder de comunicación.

Por otro parte, contra la creencia instalada en muchos, los pequeños que crecen junto a gatos y perros son más sanos y fuertes.

Diversas investigaciones señalan que los bebés que conviven con estos animalitos durante su primer año de vida:

  • Tienen un sistema inmunológico más fuerte.
  • Disminuyen la posibilidad de desarrollar alergias y asma en un futuro.
  • Reducen el riesgo de sufrir infecciones, sobre todo respiratorias y de oído.
  • Se curan más rápidamente y necesitan menos antibióticos.

Terapia con gatos

Los especialistas definen como “efectos positivos” a las ventajas que aportan a los humanos la convivencia con estos felinos. Por eso, es cada vez mayor su utilización para terapia asistida por animales en hospitales, residencias para mayores, escuelas y prisiones.

Un equipo de investigadores de la Universidad de California en Los Ángeles (Estados Unidos) concluyó que, si un perro o un gato visita a un paciente hospitalizado por problemas de corazón, se logra mejorar su función cardíaca y pulmonar. Y estos efectos se consiguen en apenas doce minutos.

Además, estos animales son de gran utilidad para tratar pacientes con diversos trastornos psiquiátricos como la depresión, la esquizofrenia, la ansiedad y algunas formas de neurosis.

También se han empleado con éxito en casos de enfermedades neurodegenerativas como el alzhéimer. Y son ideales para mejorar la comunicación de niños autistas.

Hazte un favor: adopta un gato

caricia gato

Si te interesa saber aún más sobre qué beneficios aportan los gatos para hacer la vida humana más saludable, te contamos otros ventajas de acariciar a un minino ronroneante:

  • Hace olvidar situaciones de dolor físico o espiritual.
  • Acelera la convalecencia de diversas enfermedades.
  • Disminuye el estrés y la ansiedad.
  • Reduce los síntomas de disnea.
  • Ayuda a curar infecciones e inflamaciones.
  • Contribuye a sanar lesiones en los músculos, tendones, o ligamentos.
  • Atenúa los riesgos de sufrir un derrame cerebral.

Así que, si aún no has incorporado un minino a tu vida, no lo dudes más. Adopta uno y quiérelo y cuídalo mucho. Seguramente te convertirás en una persona más sana y feliz.