Problemas de corazón en perros

Los perros también padecen enfermedades del corazón, ya sea congénitas o adquiridas. El 90% de estas dolencias tienen su origen en otras patologías (virales, infecciosas, nutricionales o tumorales).

Además, al igual que los humanos y debido a los avances en medicina, las mascotas suelen vivir más tiempo y, por tal motivo, desarrollan dolencias que afectan a animales de edad avanzada.

Principales señales de problemas de corazón en perros

La insuficiencia cardíaca es la incapacidad del corazón para bombear la suficiente sangre que necesitan los tejidos y los órganos. Las causas pueden ser diversas, pero principalmente pasan por válvulas defectuosas, enfermedades miocárdicas e infestación parasitaria.
Es recomendable que observes con atención a tu perro –sobre todo si supera los 6 años– para saber si presenta signos de alguna cardiopatía. Entre ellos:

yorkshire terrier

  • Fatiga durante el ejercicio, los paseos o los juegos
  • Dificultad respiratoria
  • Tos frecuente, principalmente de noche
  • Apatía
  • Disminución del apetito
  • Desmayos
  • Hinchazón del abdomen

En caso afirmativo, acude de forma urgente al veterinario para que le realice estudios y determine el tratamiento adecuado para tu mascota. Descubrir a tiempo el tipo de afección y tratarla de forma temprana contribuirá a que no se continúe deteriorando su  corazón.

El profesional buscará la forma de que tu amigo de cuatro patas mejore su capacidad respitatoria, le facilitará el normal fucionamiento del corazón y la circulación hacia y desde los órganos y liberará el excedente de líquido acumulado en sus órganos.

Principales enfermedades de corazón en perros

Las principales enfermedades cardíacas que puede desarrollar un perro son:

Cardiopatía valvular

Es la más común de las cardiopatías. Se produce a causa del desgaste de las válvulas del corazón a medida que el animal envejece.

Los perros de raza pequeña –Poodle, Maltés, Yorkshire Terrier, Chihuahua, etc-, son los más afectados, aunque algunos casos también se dan en canes de mayor tamaño. Además, esta dolencia afecta más a los machos que a las hembras.
Las causas no son siempre degenerativas. Las válvulas pueden terminar inflamándose como consecuencia de las bacterias que infectan la boca en los perros pequeños.

Miocardiopatías

Son las enfermedades del propio músculo cardíaco que, al verse afectado, produce fallas en la contracción del mismo. Suelen detectarse en perros grandes, como es el caso del San Bernardo, el Gran Danés o el Boxer.

Aparecen con el envejecimiento, de forma lenta y progresiva, y propiciada por una condición en el músculo del corazón que afecta al latido.

Las causa pueden ser primarias (por lo general, desconocidas o idiopáticas) o secundarias a otras enfermedades sistémicas o metabólicas. Suelen ser provocadas por problemas endócrinos, nutricionales, tóxicos, o por infecciones o tumores.

Cardiopatía congénita

perros labradores

Son defectos con los que nace el animal y que suelen detectarse antes del año de vida. Se trata de malformaciones cardiovasculares provocadas por una anomalía en el desarrollo embrionario y que tienden a desarrollar una insuficiencia cardíaca congestiva de evolución muy rápida.

Las cardiopatías congénitas que se pueden presentar, entre otras menos comunes, son:

  • Persistencia del conducto arterioso
  • Persistencia del 4º arco aórtico derecho
  • Estenosis pulmonar
  • Estenosis aórtica
  • Defectos septales auriculares y ventriculares
  • Tetralogía de Fallot

Dirofilariosis

Es una enfermedad grave, que afecta principalmente a los perros, pero también se presenta en otros animales (gato, lobo, zorro, visón) y ocasionalmente en el hombre.

La infección la provoca la filaria adulta, que es un parásito redondo y alargado que habita en el corazón y arterias pulmonares de sus huéspedes y puede llegar a medir hasta 15 centímetros, en el caso de los machos, y hasta 40 en el caso de las hembras.

La también conocida como enfermedad del gusano del corazón  se propagó rápidamente por todo el mundo, aunque es típica de zonas templadas y húmedas, donde habitan los mosquitos que la transmiten de un animal a otro a través de sus picaduras.

Ten siempre presente  que uno de los principales factores de riesgo para que tu mascota padezca algún tipo de cardiopatía es el sobrepeso.

Si, además, el animal registra altos niveles de colesterol y de glucosa y sufre de presión arterial elevada, el cuadro se complica. Por eso, una dieta equilibrada y una buena dosis de ejercicio –además de controles periódicos de su salud- son elementos fundamentales para prevenir problemas de corazón en tu perro.