Un piloto de avión salva la vida de un perro

No hace mucho te hablamos sobre un piloto de rally que hizo volar su coche para salvar la vida de un perro que se cruzaba en la carretera. Pues esta es una historia también sobre un piloto, pero un piloto de avión.

Nos encanta que haya personas sacrificadas que estén dispuestas a todo por salvar a los animales. Esta historia conmoverá tu corazón, estamos seguros.

El vuelo en que estaban Simba y el piloto de avión

Este piloto trabaja para la compañía Air Canadá. En el momento del incidente estaba pilotando un vuelo desde Tel Aviv, en Israel, hacia Toronto, en Canadá. Entre el equipaje, en la zona de bodega donde colocan a los animales, había un hermoso Bull Dog Francés llamado Simba.

Su dueño viajaba en cabina con sus amigos, tranquilo de que su mascota se hallaba en perfectas condiciones. No obstante, esta era una realidad, que sin él saberlo, pronto iba a cambiar.

Curiosamente, Simba era el único perrito que iba en el avión. Pero esto no fue un inconveniente para el piloto, que en cuanto se enteró de que el animal corría peligro, no lo pensó dos veces.

Simba en peligro

Resulta que mientras volaba tranquilamente, de repente saltaron las alarmas por un problema de temperatura en bodega. Los grados estaban subiendo sin parar y esto podría haber asfixiado a Simba.

No era un problema mayor por el equipaje. Como mucho, quizá se arrugarían un poco aquellas maletas que no eran rígidas. Pero Simba sí podría morir.

¿Qué habrías hecho en su situación? Quizá se podría haber pensado que era tan solo un animal, que no había más en el avión. Alguien egoísta lo habría hecho. Pero Simba tuvo la suerte de subir al avión con el piloto de mayor corazón que hayamos conocido nunca.

Ni corto ni perezoso, al saber del problema de temperatura en bodega, este piloto de avión desvió el vuelo hacia Frankfurt, en Alemania, para trasladar de avión al animal. Su dueño no viajaría con él, pero le aseguraron que los vuelos llegarían al mismo tiempo aproximadamente. Así, el animal estaría vigilado en todo momento.

Esta parada supuso un retraso de 75 minutos para todos los pasajeros del vuelo en el que Simba viajaba, lo cual ocasionó reacciones de todo tipo, pero en general fueron positivas. La mayor parte de los pasajeros entendió que una vida estaba en juego.

piloto-de-avion-salva-la-vida-de-un-perro-2

Fuente: tn.com.ar

Salvando la vida de Simba

Por otro lado, Kontorovich, el dueño de Simba, no tiene palabras para agradecer a este piloto de avión lo que hizo por su mascota. “Él es como mi hijo, es mi familia, es mi todo. Si le hubiera pasado algo me habría muerto de tristeza”- dijo él mismo entre lágrimas.

Este desvío es posible que costara cientos o incluso miles de dólares a la compañía de aviación. Sin embargo, son muchos los que aseguran que se tomó la decisión correcta. Un experto en aviación afirmó que “el capitán de un avión es el responsable de todas las vidas que vayan en él, sin importar si estas son humanas o animales”.

Aun siendo de esta forma, no le resta méritos al piloto de avión, ya que estaba en sus manos haber tomado una decisión distinta, pero no lo hizo. En todo momento veló por el bien del animal y protegió su vida. Simba llegó sano y salvo a Toronto y se reunió con su dueño pocos minutos después de su aterrizaje.

Estamos seguros de que aunque la compañía perdió varios miles de dólares por este asunto, el acto heroico de este piloto de avión le habrá dado publicidad gratuita y le hará ganar otros miles. No hay mal que por bien no venga, o eso dicen.

Fuente de las imágenes: tn.com.ar