Perros en Gaza ya tienen un refugio

En regiones castigadas por conflictos armados, donde la vida humana muchas veces pierde valor, pocas opciones parecen quedar para que alguien se ocupe de la suerte que corren los animales. Sin embargo, siempre florece una luz de esperanza. Y hoy podemos contar que los perros en Gaza (Palestina), ya cuentan con un refugio.

Los canes, víctimas de los conflictos armados y de interpretaciones religiosas extremas

Pero además de -al igual que las personas- sufrir las consecuencias de las agresiones del estado de Israel, los canes que habitan la Franja de Gaza tienen que lidiar con un “enemigo interno”. Algunas interpretaciones extremistas del Corán consideran “impuros” a los perros y solo los admite como animales guardianes o para la caza. Es por eso que ciertos palestinos, en medio de su tragedia cotidiana, poco les importa la suerte que pueden correr los peludos.

Pero no todos piensan así. Es el caso de Said al Ar, que abrió el primer refugio para perros callejeros. Se trata de la Asociación Al Sulala, para la protección, la rehabilitación y el adiestramiento. Esto ha despertado en los palestinos, como era de esperar, reacciones de incompresión, pero también de solidaridad.

Así, en un suburbio al sur de la ciudad de Gaza, en un refugio de 2.700 metros cuadrados, residen unos 75 perros, y también algunos gatos.

Víctimas de los conflictos armados y de las interpretaciones religiosas extremas, los perros en Gaza parecen haber hallado una luz de esperanza. Ya funciona el primer refugio para animales en situación de calle. Es la Asociación Al Sulala para la protección, la rehabilitación y el adiestramiento.

Algunos datos sobre el primer refugio de perros en Gaza

Said al Ar, de 45 años, es un apasionado de los canes. Tiempo atrás dirigió una unidad cinológica de la policía, especializada en la detección de drogas y explosivos. Desplazado de su puesto en 2007, cuando Hamas tomó el control de la zona, decidió emplear su tiempo y su conocimiento en ayudar a los animales abandonados.

Para esto invierte buena parte del sueldo que le sigue abonando la Autoridad Palestina, además de recurrir a campañas de donación a nivel internacional.

Los principales objetivos de la Asociación Al Sulala son:

  • Recoger a los animales en situación de calle.
  • Proporcionarles atención veterinaria y alimentación adecuada.
  • Adiestrarlos.
  • Darlos en adopción, bajo el compromiso de cuidarlos y tratarlos bien.
  • Aumentar la conciencia en la población sobre el respeto que se merecen los animales.

Humanos y perros en Gaza, una relación que cambia poco a poco

Refugio de perros en gaza

Fuente: www.nacion.com

La tarea de la Asociación no parece fácil en una sociedad que desconfía de los perros vagabundos, los envenena e incluso les dispara cuando se acercan a los niños o a los huertos.

Incluso se menciona que las autoridades, que no tienen una política definida sobre el tema -sobre todo por la falta de medios- llegaron a utilizar tóxicos para eliminarlos. Pero la práctica tuvo que interrumpirse para no afectar a las personas.

Sin embargo, la situación parece ir cambiando poco a poco y al refugio llega cada vez más gente, sobre todos niños que buscan la amistad de un can. Además, se reciben llamadas constantes de personas que avisan dónde hay animales abandonados, para que puedan ir a rescatarlos.

Asociación Al Sulala, un proyecto que busca expandirse

La asociación cuenta con voluntarios que, entre otras tareas, recorren a diario restaurantes y otros comercios que les donan restos de carne para poder alimentar a canes y gatos.

Además, las autoridades se comprometieron a darles un terreno de cinco hectáreas para ampliar el refugio y así albergar a todos los animales en situación de calle.

Allí, Said al Ar sueña con instalar un gran hogar para canes, junto a una fábrica de comida para mascotas y una clínica veterinaria para que puedan ser atendidos todos los animalitos abandonados. Que Alá y los hombres lo acompañen en esta hermosa tarea.

Fuente de las fotos: www.nacion.com