El perro de Vladimir Putin ‘asusta’ a los periodistas japoneses

 

El presidente ruso tiene una mascota de raza Akita Inu, de origen japonés (se lo obsequiaron en el 2012). Con él demuestra su “poder” y que es de temer. Durante una entrevista, el perro de Vladimir Putin asustó a un grupo de periodistas. En este artículo te lo contamos.

Yumé, el perro de Vladimir Putin que asusta a la prensa

Poco antes de una visita oficial a Japón, el Presidente ruso Vladimir Putin mostró a su perra de nombre Yumé. Este es de raza Akita Inu, y lo mostró a dos periodistas nipones que le hicieron una entrevista en el Kremlin de Moscú.

La repentina aparición de la mascota oficial asustó un poco a los informadores, según las propias palabras de los “sorprendidos”. Vladimir Putin afirmó que como los periodistas querían ver a Yumé, él decidió presentárselas en vivo y en directo.

Los entrevistadores japoneses dijeron: “nos alegra mucho que Yumé esté tan alegre pero nos ha sorprendido y asustado un poco el inicio de nuestra reunión con el Presidente”. Putin reconoció que se hacía “cargo del susto” y que su perra era muy estricta. El mandatario justificó la reacción del animal porque en el lugar había mucha gente, equipos técnicos y ruidos que desconocía. Pero se sintió a la vez complacido con su amiga de cuatro patas porque ha desempeñado a la perfección sus funciones de protección.

El presidente de Rusia recibió de obsequio a la perra en el año 2012. Fue como una muestra de agradecimiento por la ayuda que el país más grande del mundo prestó a Japón tras el devastador tsunami de 2011. Los representantes de la Prefectura de Akita le entregaron a la cachorra y luego Putin le puso el nombre de Yumé.

A medida que fue creciendo, la perrita se volvió la mejor amiga del mandatario. Por ello lo defiende con uñas y garras (si fuese necesario).

¿Cómo son los Akita Inu?

vladimir-putin-2

Fuente: laprensa.peru.com

Esta raza de origen japonés es tratada en el país nipón como Patrimonio Nacional (al igual que el sumo y las geishas). Es un can más que apreciado al considerarse un amuleto de la buena suerte. Su nombre, Akita, proviene de la Prefectura homónima ubicada en la Isla de Honshu. Por su parte, “Inu” quiere decir “perro” en japonés.

La primera vez que se habló de los Akita Inu fue en el siglo XV (aunque algunos afirman que ya había ejemplares hace 4 mil años atrás). Al principio se usaba como perro de caza. Luego por los guerreros para defenderse y atacar. En la Segunda Guerra Mundial se cruzaron hembras Akita con Pastores alemanes y los cachorros fueron vendidos a Estados Unidos. Este fue el origen de la raza Akita Norteamericano.

De estructura sólida y compacta, tienen orejas pequeñas y redondeadas. Su cola gruesa doblada hacia arriba, extremidades potentes, huesos pesados y pelaje liso y fino (es necesario cepillarle a diario). Los colores típicos del Akita Inu son blanco, gris, beige y atigrado.

En cuánto a su comportamiento, se trata de un animal dócil, independiente y activo. Es muy obediente, pero no sumiso. Una de sus principales cualidades es la lealtad hacia su amo. Se siente realmente apegado a su dueño y puede desconfiar en todas las demás personas. El Akita Inu es por demás guardián y tiene la capacidad para permanecer paciente en situaciones estresantes.

Son perros de gran tamaño pero pueden vivir en lugares no tan amplios siempre y cuando se los pueda proveer de ejercicio todos los días. No son muy ladradores y defienden de forma activa su territorio. Aprende rápidamente, es vigoroso, ama a los niños, se convierte en el líder dominante si hay otros perros y no suele destruir objetos cuando es cachorro.

Fuente de las imágenes: laprensa.peru.com