Cómo hacer que tu perro siempre acuda cuando lo llamas

¿Te gustaría que tu perro siempre acuda cuando lo llamas y no sea tan desobediente? Entonces lee el siguiente artículo donde te contaremos algunos trucos para que tu mascota no se meta en problemas, moleste a las personas o se ponga en peligro al desoír tus llamadas.

Cómo hacer que tu perro siempre acuda a la llamada

adiestramiento canino

Muchos dueños de peludos afirman que no saben cómo hacer para que respondan a su llamada, ya sea en casa, en el parque o en el veterinario. Para poder conseguir este objetivo, primero debemos saber qué sería esa “llamada”. Básicamente es algo lo suficientemente divertido o entretenido como para que tu mascota deje lo que sea que esté haciendo y regrese a tu lado.

Viéndolo de esta manera, parece un reto interesante y nos hace pensar por ejemplo que si llamamos a nuestro perro a los gritos, con voz de mando o demostrando que ha hecho algo malo… será casi imposible que él te obedezca y corra a tu lado.

La mente del perro es muy sencilla. Funciona con acciones y reacciones. Situación 1: “mi amo me está llamando enojado. Seguro hice algo mal. Mejor no voy”. Situación 2: “mi dueño me está llamando dulcemente. Seguro tiene algo bueno para mi. Voy corriendo”. Es cuestión de lógica.

Hace que tu perro siempre acuda

Con la idea anterior más o menos irás entendiendo qué está bien y qué está mal en tu tarea de llamar al perro y lograr que te haga caso. En el grupo de los “no hacer” encontramos estas actitudes o hábitos:

1. Llamar con tono enfurecido

¿Quién querría dejar todo lo que está haciendo (sobre todo si se trata de algo divertido) para acudir a una llamada si nos van a dar una reprimenda? Imagina esta situación en tu trabajo. Estás entretenido hablando con tus colegas y el jefe te llama a gritos para ponerte en aviso de que has tardado más de la cuenta en entregar unos informes. ¿Tendrías ganas de ir hacia su oficina? ¡Pues con el perro sucede lo mismo!

2. Llamarlo sólo para regresar a casa

Si lo sacas a pasear al parque y lo dejas que libremente se relacione con otros perros (sin usar correa) seguramente no querrá hacer caso a tu llamado porque eso significa volver a la soledad y el aburrimiento del hogar. Para evitar esta reacción deberás llamarle varias veces durante el paseo con el simple objetivo de saludarle, felicitarle o darle un juguete.

3. Repetirla llamada varias veces

Si le dices “ven” o lo llamas por su nombre y como a los dos segundos el animal sigue haciendo lo mismo, no lo vuelvas a llamar. Deja que el perro analice esa palabra y la relacione con el hecho de ir hacia ti. Con la práctica no necesitarás esperarle tanto ni repetir la llamada decenas de veces.

4. Retarlo por no asistir a la primera llamada

Una vez que tu mascota vuelve a tu lado, tienes que felicitarle. Él no comprende que se ha tardado mucho en hacer caso y relaciona su acto de responder a la llamada con un castigo. ¡Entonces para la próxima vez no vendrá!

A continuación, mira las actitudes que si deberías tener con tu perro para que haga caso a tus llamadas:

1. Ofrecerle algo a cambio

Las mascotas “funcionan” muy bien con el sistema de recompensas (y castigos, pero no es el caso). Por lo tanto, cada vez que hace algo correctamente, deberá recibir un obsequio. No tiene que ser comida ni un juguete, sino por lo menos una caricia, un mimo o una felicitación.

2. Jugar a llamarle para que tu perro siempre acuda

juego para los canes inteligentes

Que el acto de la llamada no sea siempre una cuestión de mando, también puede incluirse en los juegos. Por ejemplo escóndete tras un árbol, un mueble o lo que fuera y di su nombre para que te busque.

Incluso cuando el animal esté en peligro no debe intuir que lo están retando, ya que no obedecerá. Si por ejemplo no queremos que cruce la calle sin nuestra autorización, puedes llamarle dulcemente para que vaya a tu lado y no se asuste (cruzando la calle de manera peligrosa).