Un perro se niega a abandonar el ataúd de su amo, víctima del terremoto en Italia

La fidelidad que los canes demuestran a los humanos es algo que quienes quieren a sus mascotas, comprueban a diario. Pero en situaciones extremas como la enfermedad o la muerte, esta virtud se manifiesta de forma extrema en algunos animales. Es el caso de un Cocker Spaniel cuyo dueño murió a causa del terremoto que asoló Italia recientemente. En un video se puede observar cómo el perro se niega a abandonar su sitio al lado del ataúd de su amo.

Conoce cómo un perro se niega a separarse de su dueño muerto durante un funeral de víctimas del terremoto

Andrea Cossu, de 45 años, vivía en la localidad de Pescara del Tronto, en la zona central de la península itálica. Fue una de las casi 300 víctimas fatales del sismo que asoló ese país el pasado 24 de agosto.

El hombre y su mascota eran “inseparables”, según explicaron los miembros humanos de la familia. Por eso, el día del funeral, el Cocker no podía estar ausente.

Y por ese se entiende la reacción del animal. Cuando lo acercan al ataúd, empieza a olisquearlo y a mover la cola, al reconocer que allí se encontraba Cossu. En otras imágenes se ve cómo el perro se niega a separarse del lugar donde yacía su dueño y se tumba al lado del cajón.

Un perro se niega a abandonar a su dueño muerto y se tumba junto a su ataúd. Conoce una de las tantas y terribles historias que dejó el terremoto que asoló recientemente la zona central de Italia.

Imágenes desde un gimnasio convertido en una gran funeraria

El funeral fue colectivo y se realizó en el Gimnasio Municipal de Monticelli (municipio de Ascoli Piceno). Allí concurrieron autoridades a despedir y a honrar a 35 personas que perdieron la vida durante el terremoto de magnitud 6,2 en la escala de Richter.

En medio del duelo decretado a nivel nacional, se hicieron presentes en la ceremonia, entre otros, el presidente italiano Sergio Mattarella y el primer ministro Matteo Renzi.

Pero la noticia fue el perrito desconsolado que no quería abandonar a su dueño. El amo yacía en uno de los tantos ataúdes en fila que poblaban el gimnasio.

Hachiko, Canelo y tantas otras historia de perros fieles

Entre las tantas historias más o menos conocidas de perros fieles a sus amos después de la muerte de estos, la de Hachiko quizá sea la más emblemática. El caso del can de raza Akita trascendió fronteras y hasta Hollywood hizo una película sobre el tema.

En España es famoso el caso de Canelo. fue la mascota de un vagabundo de Cádiz que se quedó esperando en vano a su dueño en la puerta del hospital. Lamentablemente, este había fallecido.

Pero historias similares se conocen en distintos lugares y épocas. Por ejemplo:

  • Fido, un peludo que, al igual que Hachiko, concurría a una estación de tren de la región de Toscana. allí esperaba el regreso de su dueño, un joven fallecido durante la Segunda Guerra Mundial.
  • Collie, un perro que pasó 9 años junto a la tumba de su amo. Ocurrió en el Cementerio de la Piedad, en la ciudad de Rosario, Argentina. Y se mantuvo en el lugar pese a que, después de un un tiempo, el cadáver del hombre fue cremado.
  • Bobby, el can que murió sobre la tumba de su amo, un policía escocés al que sobrevivió 14 años.

¿Se pueden explicar desde la ciencia cuestiones como la fidelidad y el amor de los perros?

Hasta el momento los científicos no lograron encontrar una explicación concreta. El motivo de que algunos perros esperen el regreso de sus amos fallecidos o pasan sus días al lado de sus tumbas se escapa.

Suponemos que debe ser difícil demostrar con un experimento cuestiones que tienen que ver con el amor y la fidelidad.

Esperamos que el Cocker de Cossu haya encontrado consuelo a su pérdida en el resto de la familia humana de Andrea.

Fuente de la imagen pricipal: www.lastampa.it