Mi perro no mastica bien la comida

A los perros les encanta comer pero no parecen disfrutar de la comida. La cogen y la engullen como si en ello se les fuera la vida. No obstante, hay razones por las que hacen esto y también unos trucos sencillos que nos ayudarán a que nuestro perro se alimente mejor si no mastica bien.

Es importante llegar a entender a nuestras mascotas y el porqué de muchas de sus actitudes. Entre ellas, hoy vamos a centrarnos en por qué no mastican la comida.

¿Por qué mi perro no mastica la comida?

perros comiendo

Como te hemos contado en muchas ocasiones, los perros descienden de los lobos, por lo que muchas de sus costumbres son adquiridas de estos. La de no masticar la comida es una de ellas.

Los animales salvajes viven única y exclusivamente para algo: sobrevivir. La vida ahí fuera es difícil, está llena de depredadores y de otros más fuertes que quieren que no comas. Los lobos, a pesar de ser unos de los mayores depredadores salvajes, también tienen que luchar por sobrevivir.

Por ello van en manadas, junto con un líder, y todos comen de lo que cazan, pero en ocasiones no es suficiente para el grupo. De ahí que cuando agarran un trozo de comida, la devoren como si no fueran a cazar más en la vida, aunque en verdad, tampoco lo saben.

Por ello los perros devoran la comida, a pesar de ser domesticados y de que luego van a tener más, pero es algo que su mente medio perruna medio lobuna no razona. Los animales actúan por instinto, y así mismo también tu perro.

Qué hacer si tu perro no mastica la comida

No te preocupes, si tu perro no mastica la comida, hay algunas recomendaciones que puedes seguir para que la situación mejore:

  • Mezcla alimentos con su pienso. Aunque el pienso debe ser el principal alimento de los perros, el comer siempre lo mismo les puede causar ansiedad. Además, los alimentos como pollo cocido, huevo, salchichas u otros, pueden aportarle serotonina, una hormona que lucha contra la ansiedad y que hará que el animal coma más despacio.
  • Crea un ambiente relajado. Si tu perro come después de ti, ha estado viendo cómo comes y oliendo mientras cocinabas, es lógico pensar que en cuanto tenga su cuenco lleno se lance sobre él. Por ello debes crear un ambiente relajado y tranquilo sin alimentar la ansiedad del animal.

perro corriendo en el agua

  • Ejercicio. El ejercicio es crucial en la vida de un perro, y aunque no lo creas, si tu can no mastica la comida, este también le ayudará. El deporte hace que nos sintamos mejor, que tengamos menos hambre y que se elimine la ansiedad. En tu animal actúa de la misma manera, por lo que tenemos un consejo: ¡haz ejercicio con tu perro!
  • Calcula las calorías. No es bueno que tu perro consuma más calorías de las que gasta, pero tampoco menos. Quizá estás dando a tu can menos comida de la que debe comer y eso lo lleva a no masticar la comida y a ingerirla con ansiedad. Calcula bien ambas cantidades y no le des ni más ni menos que lo que necesita.
  • Llévalo al veterinario. Cada perro es un mundo, y en ocasiones, si no mastica la comida, puede que tu mascota tenga estrés o algún otro tipo de anomalía que lo lleve a tragar sin masticar. Un veterinario puede recomendarte qué hacer o incluso recetar algún medicamento para tu animal.

Como ves, cuidar de una mascota conlleva mucha responsabilidad y hay que estar dispuestos a darle nuestros recursos, tiempo y energías para que su salud esté en buenas condiciones y sea un perro sano y feliz.

A pesar de la mala costumbre adquirida de no masticar la comida, tu perro puede aprender a comer despacio y a no molestarse si alguien se le acerca mientras come.