Mi perro tiene mucho miedo al ruido de los petardos

Los fuegos artificiales son moneda corriente en las fiestas de diciembre. También en diversas celebraciones a lo largo del año. Muchos perros tienen miedo al ruido de los petardos y tratan de esconderse y buscar refugio donde sea. En casos más tristes los peludos se escapan desorientados y se extravían de sus casas. En este artículo te contamos algunas cuestiones que merece la pena tener en cuenta sobre este problema.

Miedo al ruido de los petardos: acustofobia

perro con miedo a los rayos

Aquellos que tenemos mascotas en casa sabemos que existen ciertos ruidos que las asustan. Pueden ser los truenos, la tormenta, los fuegos artificiales, los petardos… Todo aquello que genere un estruendo causa un cambio en la conducta del animal.

Es necesario comprender por qué buscan refugio bajo la cama, se esconden en el baño o saltan encima de su dueño. Debemos tener en cuenta que en la naturaleza un ruido fuerte es señal de peligro. Como tal predispone al cuerpo a huir y a protegerse. Aunque vivan en la ciudad y hayan sido domesticados, los perros siguen manteniendo ese instinto a refugiarse ante los estruendos.

La fobia a los ruidos (entre ellos los petardos) se va adquiriendo poco a poco y puede deberse a variados factores. Que el peludo sienta miedo por un ruido fuerte no es extraño. Incluso las personas también nos sobresaltamos por ello. Pero el problema con las mascotas es cómo los dueños actuamos frente a esa situación.

Entre los dos aspectos que desencadenan la acustofobia se encuentran: la genética (hay razas que son más tímidas, miedosas o sensibles que otras) y el entrenamiento deficiente (si los propietarios le demuestran que ante un ruido hay un problema, el animal actuará como si siempre estuviese frente a un peligro).

Más allá de querer esconderse o refugiarse en casa lo arriesgado cuando un perro tiene miedo al ruido de los petardos es el comportamiento destructivo o el escapista. En el primero puede romper todo lo que encuentra a su paso. En el segundo huir de casa y desorientarse.

Cómo evitar que el perro tenga miedo al ruido de los petardos

Si bien 3 de cada 10 perros experimenta acustofobia,  muchos de ellos previenen la llegada de los ruidos. Eso les provoca pavor. Pero las personas podemos ayudarles a atravesar esa situación de una mejor manera. Algunos consejos que pueden ayudarte son:

Crea un área de seguridad

perro-con-miedo-a-la-pirotecnia

Esta zona será usada por el perro para esconderse durante los ruidos. El refugio ha de ser pequeño y lo más oscuro posible. Una buena idea es un transportín o una caja de cartón. Algunos dueños ponen a los animales en el baño con la luz apagada.

Es importante que el peludo se pueda mover libremente por este área de seguridad. Haz que la puerta no quede cerrada, así el estrés es menor. Dentro del recinto, coloca la cama o manta que usa habitualmente para que se sienta a gusto y reconozca ese objeto como propio. Si el refugio se puede transportar, elige colocarlo en un lugar tranquilo de la casa. Busca el más alejado de la calle o del parque. La mejor opción es una habitación interior.

Mantén la calma

Es muy importante que el perro perciba tranquilidad por parte de su dueño. De lo contrario, pensará que algo malo está ocurriendo y se pondrá más nervioso y asustado. No lo retes ni le grites cuando se está escondiendo, recuerda que el animal está actuando de manera instintiva y busca refugio, nada más que eso.

No cambies tu actitud ni comiences a caminar de aquí para allá en la casa, trata de no gritar ni de hacer nada diferente que pueda alertar a tu mascota de que está frente a un peligro. Mejor seguir como si no haya truenos ni estruendos.

Juega con tu perro

Una buena manera para desviar su atención en noches de tormenta o en las fiestas es pasar tiempo con él y que no se enfoque en los ruidos. Por ejemplo, puedes lanzarle una pelota o un palo, darle un juguete con sonido, esconder algo que le guste mucho, etc. Así relacionará los estruendos con el juego y no sentirá miedo.