Por qué tu perro corre cuando le das una golosina

Hacer feliz a nuestro perro nos parece algo tan sencillo… Ellos se conforman con poco, con lo que le damos, sin exigir nada más que lo que estemos dispuestos o podamos. Sin embargo, cuando le damos algo especial como una golosina, un hueso o un trozo de carne, parece tener un acto egoísta y salir corriendo hacia un lugar apartado.

¿A qué se debe este comportamiento? ¿Es un acto egoísta realmente? Nos cuesta creer que nuestros perros puedan tener el más mínimo ápice de egoísmo corriendo por sus venas, por lo que, ¿por qué actúa así entonces?

Tranquilo, la respuesta es más tranquilizadora de los que crees. Y como siempre, para entender quiénes somos, debemos entender de dónde venimos.

¿Por qué un perro corre con sus golosinas?

bulldog americano corriendo

Debemos echar un vistazo a la historia y entender que los perros descienden de los lobos. Estos están dotados de un instinto de supervivencia increíble. Tu can, aunque domesticado, aún guarda parte de ese instinto. Por ello, cuando tiene algo, quiere conservarlo a toda costa.

Tener algo diferente como una golosina, un hueso o un pedazo de carne, hace que tu mascota se sienta poseedora de un tesoro. Por ello, no lo duda ni un segundo, en cuanto lo coge, se aparta como garantía de que nadie se lo va a quitar. ¿Significa esto que desconfía de ti o de tu familia?

¡En absoluto! Es solo que no puede luchar contra su instinto natural. Es un acto mecánico que le sale sin más. De hecho, deberías poder acercarte a él y tocarlo sin problema. Si lo hicieras y tu perro te gruñe o te intenta morder, tiene un problema de comportamiento que debes atajar cuanto antes.

Para nosotros, el hecho de que perro vea como un tesoro un pedacito de algo, puede parecernos sin importancia, pero para él es su mundo, y ese momento es su momento especial. ¡Déjalo que lo disfrute!

Por tanto, queda claro que el hecho de que tu perro corra a disfrutar su premio en soledad no es un acto egoísta sino instintivo. Piensa que ellos creen que solo los más fuertes pueden sobrevivir, y aislarse a proteger su “presa” los hace sentirse fuertes y seguros.

¿Podemos dar golosinas a nuestro perro?

golosinas-para-perros

Claro que sí. Estas pueden ser golosinas comerciales que están pensadas especialmente para ellos, con el fin de cuidar sus dientes, por ejemplo. No obstante, debemos ser conscientes de que no podemos abusar de ellas. Estas no deben ser parte de su dieta sino un complemento o un aliciente a su buena conducta.

Podemos dar una o dos golosinas a nuestro perro teniendo en cuenta que son solo caprichos, y adecuando siempre el tamaño de estas con el tamaño del can. También podemos ofrecer trocitos de jamón o de carne, pero siendo conscientes de que lo estamos usando como golosinas.

Por tanto, este tipo de alimentos no pueden superar en ningún modo el 10% de su dieta.

Todos merecemos un capricho, tu perro también. Pero si nos excedemos en estos, podríamos causar daños a nuestro animal, como problemas estomacales, diarreas, vómitos, empachos y otros.

Por tanto, cuida la alimentación de tu animal y si quieres darle caprichitos, hazlo, no te cortes. Aunque recuerda siempre hacerlo con equilibrio y sin abusar. Si sabes cómo y cuándo darle una golosina a tu perro, te lo agradecerá y vuestro vínculo se fortalecerá enormemente.

Recuerda que tu mascota depende de ti en todos los aspectos, y su alimentación es clave para su buen desarrollo. Recuerda siempre darle productos de calidad, ya sean pienso o golosinas, para que a la larga no lo lamentes.