El perro ciego que tiene un perro lazarillo

Los perros lazarillo son conocidos mundialmente. Son aquellos que han sido entrenados para guiar y proteger a personas ciegas. ¿Y si el ciego que necesita ayuda fuera otro peludo? Quizá nunca hayas pensado en ello, pero hoy te contamos la historia de Hoshi, el can ciego que tiene un lazarillo.

La lealtad y amor de los animales no conoce de límites, tamaño, razas o color de pelo o de piel. Y esta es una historia que una vez más lo deja totalmente demostrado.

Hoshi y su historia

perro-ciego-y-su-perro-lazarillo-2

Fuente: Facebook de The.Fluffy.Duo

Hoshi, a sus 11 años de edad, fue diagnosticado con glaucoma en estado avanzado. Requirió tener que sacar sus dos ojos para que no peligrara su vida.

Esto supuso un cambio triste y muy radical en la vida de Hoshi. Ya nada en su vida volvería a ser igual, o al menos, eso pensaba.

Los dueños estaban destrozados, pero tuvieron que aceptar la decisión médica confiando que era lo mejor. Sin embargo, siendo previsores, decidieron adoptar a Zen, un pequeño pomerania. Así Hoshi no sentiría el golpe de la soledad. Pero Zen llegó a ser mucho más que eso…

Una vez que Hoshi fue operado y sobrevivió, a los dueños se les ocurrió poner un arnés que uniera a los dos perros para que ambos caminaran a la par. Pero esto no terminó de funcionar del todo.

Zen presenta sus dotes de lazarillo

Dicen que los animales tienen un sexto sentido, y en el caso de Zen, así se demostró. Parece que Zen tenía muy claro que su nuevo amigo no podía ver y que necesitaba su ayuda. Así que comenzó a guiarlo a través de ladridos. Y después, con una pequeña correa atada a ambos.

Zen hace de lazarillo de manera muy natural, y Hoshi parece confiar plenamente en él. Ambos se han hecho inseparables y van juntos a todo lugar. Han formado una profunda amistad que va más allá de los prejuicios que los seres humanos podamos tener.

Lo más curioso del caso es que Zen ni es un perro lazarillo. Jamás ha recibido capacitación para ello, sin embargo, cumple con su papel a la perfección.

Zen y Hoshi, protagonistas de las redes sociales

Los dueños de Hoshi y Zen creyeron que esta historia tan especial no podía dejarse oculta. Decidieron compartirla en las redes sociales sin nunca esperar la respuesta de la gente.

Zen y Hoshi se han hecho famosos en Instagram, Facebook y todos las demás redes sociales. De hecho, tienen una cuenta propia con 25000 seguidores.

Cada día se publican fotos, vídeos y posturas extrañas pero divertidas de estos dos amiguitos tan peculiares y especiales. Son capaces de enamorar cada día a todos aquellos que los siguen y mantener su interés por ellos.

La empatía y lealtad canina

perro-ciego-y-su-perro-lazarillo-3

Fuente: Facebook de The.Fluffy.Duo

Los animales han demostrado una lealtad excelente, no solo con las personas, sino también con sus congéneres y otros animales, como ha sido en el caso de Hoshi y Zen.

En anteriores artículos te contamos historias de perras que cuidaban de gatos, de un hermano que cuidó de su hermanita perrita todo un largo camino hasta encontrar un hogar, y muchas más.

Sin embargo, también hemos conocido historias sobre las amistades entre animales de diferentes especies y cómo se han cuidado aun cuando esto ha supuesto arriesgar su vida.

Los animales tienen mucho que enseñarnos, pues su lealtad y ausencia de prejuicios nos dan una valiosa lección de que los sinceros sentimientos van mucho más allá de lo perceptible a la vista. El amor, la amistad y la lealtad se basa en lo que se siente al estar al lado de aquellos a los que queremos, e incluso de aquellos a los que no conocemos.

Por tanto, observemos cómo actúan los animales y sigamos su ejemplo para hacer de este mundo un lugar mejor.

Fuente de las imágenes: Facebook de The.Fluffy.Duo