Mi perro es un antisocial, ¿qué hago?

A todos nos gusta tener un perro simpático que haga las delicias de todo aquel que lo ve. A nadie le gusta un peludo que ladra a todo el mundo o que incluso intenta morder, ya sea a personas o a otros canes. Si tu mascota canina es antisocial, te animamos a que leas estos consejos que te ayudarán a mejorar a situación.

Los problemas que hacen que un perro sea antisocial pueden ser varios y algunos incluso imperceptibles para ti. No obstante, es importante estar alerta a la conducta de nuestras mascotas. Así será más fácil predecir cuál es el problema.

¿Qué hago si mi perro es antisocial?

perro con miedo al trueno

Esos perros que van mordiendo a todo y todos por la calle tienen un grave problema de socialización. ¿Por qué? Bueno, normalmente los canes que hacen eso son cachorros de más de 4 meses y tiene una causa.

Cuando adquirimos un cachorro, el veterinario nos dice que no podemos sacarlo a la calle hasta que tenga todas las vacunas. Pero es algo que puede hacer el efecto contraproducente en otro aspecto. Decimos esto porque el tiempo de la vacunas es el mismo que el de imprinting del perro.

¿Qué es el imprinting? Ya te hablamos en uno de nuestros artículos sobre ello. Es un proceso muy importante en la vida de todo perro y tiene que ver con su socialización.

Desde que tenemos un cachorro, debemos acostumbrarlo a estar con otras personas y con otros perros. Esto marcará enormemente su carácter y su personalidad, delimitando si será un peludo simpático o uno antisocial.

El perro, al estar aislado debido al proceso de las vacunas, se pierde el imprinting. Esto podría hacer que sea antisocial. ¿Cómo solucionarlo? Es cierto que no es recomendable que el animalito no salga a la calle hasta que tenga todas las vacunas. Sin embargo, hay cosas que se pueden hacer en casa, como no tenerlo siempre en brazos. También es bueno no acostumbrarlo a estar con una sola persona.

Ademas, si tus vecinos o familiares tienen otros perros que no sean agresivos, invítalos a llevarlos a tu casa para que socialicen con tu animal. Si el cachorro se mantiene aislado y encerrado en una burbuja familiar, no favorecerá en absoluto a su buen desarrollo emocional. Así, por tanto, será antisocial.

¿Y si mi perro ya no es un cachorro y es antisocial?

Si tu perro ya ha pasado la etapa de las vacunas y sigue siendo antisocial, incluso si ya es mayor, no te preocupes, también hay solución. Aunque como sabes, los asuntos crónicos necesitan más tiempo para solucionarlo, pero con paciencia todo se logra.

Este estado no es agradable para el animal, por lo que le genera mucha ansiedad y desestabilidad. Para ello es importante que tú le ayudes a encontrar su equilibrio emocional y y su estabilidad.

Debes enseñarle socialización. Esto no es tan fácil como parece, pero si estás dispuesto a dedicarle tiempo, lo lograrás.

Socializar al can

Para comenzar, debes pasear con tu perro por lugares en los que haya otros canes, como parques o pipican, playas para peludos u otros. Por supuesto, siempre deberás llevarlo con correa y, si muerde, con bozal.

Cuando desobedezca o quiera ir por su cuenta, no tires de la correa, esto no hará más que agravar su estado de ansiedad y ponerlo más nervioso.

perro con miedo a las personas

Permite que otros perros se acerquen y habla a tu peludo de forma suave mientras lo acaricias, haciéndole ver que no sucede nada. Es importante que estés en un lugar en el que el can no se pueda escapar o no pueda correr tras otro y lleguen a tener un accidente.

También es importante que trabajes en casa, mostrando el lugar que le corresponde en cada momento. Si humanizas al animal, su ego subirá y creerá que puede hacer lo que quiera, agravando aún más su estado antisocial. Haz que trabaje aprendiendo órdenes y hará que su actitud sea más sumiso. Poco a poco se convertirá en un perro menos antisocial.

Por supuesto, no te impacientes o le regañes si no ves resultados pronto. Educar a un perro mayor con problemas de comportamiento antiguos no es lo mismo que con un cachorro. Vas a necesitar tiempo y  paciencia, mucha paciencia.