Peligros que debes evitar cuando sales a la calle con tu perro

Es preciso que saques a tu perro a pasear diariamente. Él necesita ejercitarse, pero debes tener en cuenta algunos peligros que se pueden presentar durante el paseo del can.

La importancia del paseo del perro y los peligros

Tu mascota sale contigo a pasear todos los días. Aunque no lo quieras, puede exponerse a varios peligros. Pero la mayoría pueden ser evitados por nosotros.

Paseo del perro. Deshidratación

Si vas a salir a correr o caminar con tu perro, es necesario llevar una botella de agua para que en el momento en el que tenga sed pueda beber. En otro caso, podrá presentar fatiga como consecuencia de una deshidratación y sería un error totalmente evitable.

Infecciones

Debes prestarle mucha atención al calendario de vacunación del perro. Durante su salida habitual podría contagiarse de virus como el distemper o parvovirus.

El distemper canino es una enfermedad altamente contagiosa causada por un virus que afecta los aparatos respiratorio y gastrointestinal. A menudo, también el sistema nervioso de los cachorritos y perros adultos puede verse afectado.

La infección de perros jóvenes y los cachorritos puede producirse debido a la exposición de aerosoles que contengan el virus. Estos podrían provenir de las secreciones nasales de perros u otros animales salvajes infectados. Otro contagio puede venir del contacto con animales salvajes.

Los primeros síntomas de distemper suelen ser la congestión ocular y secreción acuosa o de pus en los ojos. En una segunda fase, veremos en el animal fiebre, descarga nasal, tos, letargia, apetito reducido, vómitos y diarreas, etc.

Peleas de perros

Si el can se encuentra en el camino con otros perros que son agresivos, debes ser precavido y estudiar previamente muy bien los lugares por los que caminas o lo paseas para evitar peligros. Analiza el lugar al que lo llevarás y pon siempre collar. Si tiene uno puesto, será mucho más fácil para ti evitar que vaya a verse involucrado en actos violentos porque lo contralarás en todo momento.

Evitar el ataque de tu perro

Es muy importante en el paseo del perro que tu mascota entienda que tú eres su líder y que cuando dices “siéntate”, lo va a hacer. Si no es así, empieza a entrenar en casa. Tu perro debe asociar esos paseos con algo positivo, en el que ir con otros canes no es una amenaza, sino una diversión. Y esto tiene un trabajo de entrenamiento previo.

Contaminación acústica

Para que no se asuste fácilmente con los ruidos de la calle, es importante que tu amigo peludo haya tenido un buen proceso de socialización y de adaptación a la vida urbana. Si no tiene este proceso, debes llevarlo constantemente a pasear para que se acostumbre a ver coches, escuchar ruidos y conocer su entorno.

Tienes que tener en cuenta que a través de la socialización, tu perro también aprende a llevarse bien con otros animales y a diferenciar niños de adultos. Por otra parte, la habituación es el proceso por el cual tu can aprende a ignorar elementos ambientales que no son peligrosos. De esta forma, un peludo habituado a un ambiente urbano no se preocupará por la contaminación acústica de la ciudad.

El paseo por el campo

paseo perro

Si decides que el paseo sea por el campo, el problema principal son las distracciones al alcance de nuestro perro. Especialmente si tenemos un can con un sentido del olfato muy desarrollado. Las razas caninas cazadoras tienen el instinto de seguir rastros y debemos tener cuidado de no perder a nuestro peludo, que puede correr detrás de cualquier animalito campestre.

El cruce con personas

En los paseos urbanos es frecuente cruzarnos con bicicletas, patines, personas paseando, etc. Nuestro amigo no debería asustarse al cruzarnos con ellos, ni ellos de él. Para evitar ambas cosas, debemos adiestrar desde pequeño y hacer un buen trabajo de socialización para asegurar que tenga un buen comportamiento en esas situaciones.

Otro aspecto es que debemos recordar es que hay gente a la que no le gustan los perros o les tiene miedo. Todas las opciones son respetables y todo el mundo tiene su derecho. No debemos dejar en ningún caso que nuestro can salte encima de los demás o les ladre en busca de atención. No vale con avisar de que no hace nada, hay que evitar el encuentro indeseado.