Un niño envía una carta a su perro fallecido y recibe una bonita respuesta

Explicar a un niño que su mascota ha fallecido puede ser una de las cosas más difíciles que tengamos que hacer en nuestra vida. Y es que si para nosotros nuestro animal de compañía es uno más en la familia, para un chico es su amigo, su cómplice de juegos, su hermano. Los pequeños no entienden muy bien el significado de la muerte, y aunque algunos dicen que no es bueno inventar historias para ayudarlos a asimilarlo, hay otros que no están de acuerdo con esto cuando el perro fallecido era más que una mascota.

Del segundo grupo es la mamá de Luke. Luke es un niño de 3 años que quedó sumido en la tristeza cuando su Beagle Moe murió. Su madre ya no sabía cómo aliviarlo, por lo que le sugirió escribir una carta al perrito hasta el cielo. ¡Y recibió respuesta! ¿Quieres saber qué le dijo Moe a Luke?

La carta de Luke a su perro fallecido, Moe

La mamá de Luke, metida en el papel, le dio a su hijo la dirección de su perro fallecido: “Moe Westbrook, Cielo de los perros, 1ª nube”.

El plan de la mamá de Luke era recoger la carta antes de que llegara el cartero, pero se le olvidó.

La carta de Luke, que escribió su mamá según el niño le dictaba, decía:

“Moe, te has ido sin decirme adiós, pero mamá me dijo que tenías que ir al cielo. Supongo que aquello será bonito y estarás contento allí, pero yo te extraño mucho.

Mamá me dijo que no puedes volver, pero quiero que sepas que vivir contigo me ha gustado mucho y que siempre voy a querer jugar contigo como hacíamos antes, aunque ya no estés, siempre serás mi amigo.

Te quiero,

Luke”

La mamá no podía contener las lágrimas mientras escribía las palabras apenas entendibles de su hijo de 3 años. Puso la carta en un sobre, lo cerró y lo puso en el buzón para que, a ojos de Luke, el cartero se la llevara.

Con rabia, la mamá se lamentaba de su olvido en coger la carta, pero jamás pensó que podría recibir una respuesta.

La respuesta del perro fallecido de Luke

A los pocos días, Luke recibió una respuesta desde “Moe Westbrook, Cielo de los perros, 1ª nube”. La mamá de Luke estaba extrañamente sorprendida y perpleja. ¡Eso no era posible! Curiosa y a la vez temerosa abrió la carta que decía así:

“Estoy en el cielo de los perros, juego todo el día y soy feliz.

Gracias por ser mi amigo, te quiero Luke.

Moe”.

Cuando la mamá leyó la carta de Moe a Luke, este dejó de mostrar preocupación, pues sabía que su amigo estaba bien y que aún lo quería.

Pero para la mamá de Luke aún había algo que hacer, descubrir quién escribió la carta.

¿De quién era la carta del perro fallecido?

niños-y-perros

La respuesta estaba obviamente en la oficina de correos de la localidad en la que Luke y su mamá viven. Y allí fue donde la madre de Luke se dirigió. No eran muchos los carteros que abarcaban la zona, así que una vez tuvo la lista, solo había que preguntar uno a uno si había sido él o ella quien respondió a la carta del pequeño Luke.

Zina Owens, así se llama la infiltrada en esta bella historia. Zina trabaja como cartero en correos y cuando vio la carta de Luke no pudo evitar sentirse emocionada y creyó que debía hacer algo por consolar al pequeño. Entonces escribió la respuesta que alegró a Luke.

La mamá le agradeció su gentil y desinteresado gesto y la respuesta de Zina fue:

“El mundo está lleno de malas noticias que parecen no importar a nadie siempre y cuando no sean ellos a los que les toque. Un poco de altruismo y humanidad podría hacer un mundo mejor con personas más felices. Solo quise hacer un poquito más feliz a tu hijo y a la vez ser yo un poco más feliz. Gracias a vosotros”.

Fuente de la imagen principal: www.lasexta.com