¿Cuál es el mejor momento de fertilidad en tu perra?

Si tienes un perra preciosa de la que te gustaría tener cachorros es probable que te halles preguntando y buscando mil informaciones sobre qué momento es el de mayor fertilidad para tu “hijita”. Pues bien, hoy vamos a hablarte de ello.

Aunque todos sabemos que el celo es el momento en el que perro debe montar a la perra, no todos los celos son igual de fértiles en todos los momentos. Por tanto, veamos cómo determinar el momento preciso de más alta fertilidad.

Cómo detectar el mejor momento de fertilidad

ecografia perra

Lo primero que debemos saber es que no se puede aparear a dos perros hasta que al menos ambos hayan cumplido los 18 meses. En el caso de la hembra, el segundo celo podría ser factible, pero se recomienda esperar al tercero. Es en esta edad el momento de más fertilidad de ambos.

No obstante, la perra puede no dejarse montar, algo que sucede muy comúnmente, por lo que hallar el momento óptimo de fertilidad es esencial para llevar a cabo un apareo de éxito.

Este momento sucederá cuando la perra ya lleve al menos dos días sangrando, pues será la ocasión en el que ovula y cuando su cuerpo estará más dispuesto a recibir “invitados”. Este proceso podrá durar una semana, por lo que esperar unos días, cuando el sangrado es menor, hará que el animal esté más receptivo.

Si no controlas mucho los celos de tu perra, también puedes acudir al veterinario para que le haga una citología que revelará los niveles de progesterona, y por tanto la fecha exacta en la que ovulará. Así, podrás saber el mejor momento de fertilidad de tu perra.

Ahora bien, si ya sabes cuándo tu perra es más fértil y deseas aparearla, este es un proceso más complicado de lo que parece. ¿Te gustarían unos consejos?

Cómo aparear a dos perros

Querer tener cachorros es un deseo muy loable, pero la verdad es que cruzar dos perros no siempre es fácil, sobre todo si los animales no se conocen. Por ello, veamos qué pautas seguir para que todo vaya sobre ruedas.

mama con cachorro

 

  • Escoge una buena pareja para tu perra. Lo mejor es que el perro sea de la misma raza y del mismo tamaño que la hembra. Esto no es solo pensando en la belleza de los cachorros, que también, sino que será favorable para la perra y mucho más fácil para ambos, pues se reconocerán de la misma raza y habrá un acercamiento.
  • Deberás esperar. No esperes que la primera vez que se vean se apareen, necesitarán una toma de contacto. Esta es preferible que suceda una semana después de que la perra haya tenido la regla, pues aunque no será su momento de mayor fertilidad, sus hormonas aún estarán revolucionadas y conocer al padre de sus hijos en ese momento la hará más dispuesta para cuando se vuelvan a ver.
  • Llévala donde el perro. Es preferible llevar a la perra a donde está el macho. Una hembra puede sentir amenazado su territorio pero un can en cuanto huela las feromonas de ella se le pasará.
  • Busca un ambiente tranquilo. Ponte de acuerdo con los dueños del perro para que adecuen una habitación tranquila sin demasiada luz y nada de ruido para que ambos animales puedan estar relajados y permitan que la naturaleza haga su trabajo.
  • Deja que sea natural. No intentes forzarlo ni te metas, esto es un acto instintivo y sucederá contigo o sin ti. Cuando comiencen, déjalos solos para que se sientan cómodos.
  • Permite que dure lo que tenga que durar. Aunque creas que ya es suficiente o incluso si piensas que tu perrita sufre, no detengas la monta. Normalmente esta durará unos 20 minutos, así que paciencia, ¡pronto serás abuelo!

Si quieres saber cómo actuar ante el embarazo de tu perra o cuando ya haya sido mamá, en nuestra revista podrás encontrar varios artículos al respecto.