La única meta de tu perro: darte su corazón

Desde que entra en tu vida, tu perro tiene un único objetivo: darte su corazón. Sí, desde el primer momento que adoptas a un peludo, este vive para ti y para complacerte. También para hacerte feliz, para hacerte reír y consolarte cuando lo necesitas. Ya eres lo más importante que tiene en su vida, y en ocasiones puede que lo único.

Porque él sabe cuándo estás triste y lo que tiene que hacer. Sabe cuándo estás feliz y se puede acercar a ti. Todo eso ha llegado a saberlo con el paso el tiempo, observándote. Él te conoce incluso sin que tú mismo te des cuenta. Las formas en las que tu perro te ofrece su corazón son muchas.

Tu perro quiere darte su corazón

Tu perro vive siempre pensando en ti, pensando en qué hacer para que seas un poco más feliz, para que tu vida sea un poco mejor.

Te espera

perro en casa

Si viste la película Mascotas, uno de los protagonistas se pasaba el día entero tras la puerta esperando a su mejor amiga: su dueña. Tu perro hace lo mismo, pues desde que sales y lo dejas solo, su mundo se derrumba. Las horas se le hacen eternas y está ahí deseando ver ese umbral abrirse y mirar como entras.

Habría mil cosas que podría hacer para divertirse como desparramar la basura o morder sus juguetes, o mejor aún, tus zapatos. Él sabe que eso no te haría feliz, y por ello prefiere dedicar su tiempo a esperarte. Te demuestra de ese modo que te ama y que eres lo más importante para él.

Te trae lo que necesitas

Si tu perro ha sido enseñado a cumplir órdenes básicas es probable que sepa traerte tus zapatillas o tu periódico. Estamos seguros de que ni siquiera debes pedírselo, pues él siempre sabe lo que necesitas.

Se ha pasado su vida observándote, conociéndote y pensando en qué puede llevarte a tu lado para contentarte.

No tira de la correa

Tu perro sabe cuántos sacrificios haces y cuán cansado llegas del trabajo. Sabe que compartes tu dinero con él, pues eres quien le suministra lo que necesita. Por ello, y porque sabe que sacarlo a pasear es un esfuerzo, te lo hace más ameno. Pasea junto a ti aunque le encantaría correr como un loco aun con la correa puesta.

Se niega placeres por no molestar

Hay mil cosas que a tu perro le encanta hacer pero que saben que no te harían la vida más fácil. Por ejemplo, le encantaría marcar su territorio en toda la casa, rociar la basura, no tener que esperar a que lo saques para hacer sus cositas, le encantaría aullar y ladrar todo el día, o dormir en tu cama.

Nunca lo hará, pues sabe que eso te traería más problemas. Él solo quiere que seas feliz y darte su corazón. Y algo más, quiere que tú le des tu corazón.

Agradece que tu perro te quiera dar su corazón

Como ves, un poco más abajo, compartimos un vídeo de mil y una formas en que tu perro te demuestra su amor. Aunque es prácticamente imposible que tu can haga todo eso por ti, es tan solo una representación de dónde estaría dispuesto a llegar por tener tu corazón y por darte su corazón.

Como verás en el vídeo, a pesar del entusiasmo del animalito al ver a su dueño, este no es correspondido, pero él no se rinde y sigue haciendo todo más fácil para él.

De una manera u otra el dueño se dará cuenta al final, aunque menos mal que no es demasiado tarde. Nunca dudes de las intenciones de tu animal, no esperes a darte cuenta de que ha hecho algo bueno por ti para darle tu corazón, tu amor y tus mimos.

No te arrepientas de nada de lo que le des, arrepiéntete de lo que no le des. Haz que se sienta querido, amado, respetado y en su hogar. ¿Acaso no es eso mismo lo que él hace contigo? Dicen que los mejores regalos son aquellos que no se pueden pagar con dinero, ¿qué precio le pondrías al corazón de tu perro?