Mascotas sufren por falta de alimentos en Venezuela

Venezuela es un país que en los últimos años ha estado en boca de todos debido a la terrible crisis política, económica y social que viven sus ciudadanos, hasta el punto en que el poder adquisitivo es uno de los peores del mundo y se hacen largas colas que duran horas para comprar los productos básicos, que a veces ni se consiguen.

Además de este terrible hecho, el venezolano de a pie vive cada día al borde de la tragedia por culpa de la inseguridad, la cual ha llegado al punto de que anualmente hay mayor número de gente asesinada que en países que están en guerra.

Sin embargo, de todas las difíciles realidades que vive este país petrolero, existen muchas que se ven ocultas tras aquellas que día a día pueden verse en los medios, que a pesar de ser menos exhibidas no son menos importantes.

Una de estas es la relacionada a la vida de las mascotas en Venezuela, quienes también son víctimas directas de la insoportable situación que se vive al no poder conseguirse muchos productos necesarios tanto para su alimentación como su salud.

Comida costosa y difícil de encontrar

Fuente: www.bbc.com

Fuente: www.bbc.com

Ser dueño de una mascota resulta un auténtico infierno en esta parte del mundo, ya que el alimento correspondiente a sus características además de ser muy difícil de conseguir, cuenta con una precio sumamente costoso.

A partir de este hecho muchos dueños de animales en Venezuela han optado por desatender los consejos de los especialistas y darles comida casera, ya que muchos han llegado a comentar de que evidentemente es preferible servirles algo de comer antes que mueran de hambre.

Si bien en los canes los alimentos caseros pueden no ocasionar mucho daño, el verdadero peligro lo sufren sobre todo los gatos, ya que estos hermosos animales pueden sufrir insuficiencia hepática o renal, por lo que en numerosas ocasiones es común ver a dueños servirle comida de perros para evitar mayores daños.

Sin embargo, esta no contiene la cantidad de proteínas que requieren los felinos, por lo que se complementa con carne para que la alimentación sea lo más normal posible en un país en el que esto resulta difícil para sus mismos habitantes.

Este delicado problema ha traído como consecuencia que en los últimos meses la muerte de gatos se haya incrementado, producto de la mala forma en la cual se les alimenta, y la dificultad que existe para curarlos al ser más que difícil conseguir las medicinas.

La salud de los animales en Venezuela

Y es que además de lo difícil que es poder conseguir la comida para las mascotas, lo más desesperante de tener animales en Venezuela es que si estos pequeños sufren alguna enfermedad delicada, difícilmente tendrán otro destino que no sea la muerte, ya que encontrar los medicamentos necesarios es aún más difícil y costoso que los alimentos.

Según llegó a declarar Germán Campos, quien es el director de la Asociación de la Industria de Salud Animal en el país caribeño, la cual produce e importa tanto comida como medicamentos, el inventario de productos para las mascotas se encuentra en niveles tan bajos que la calidad de vida para estos animalitos es inviable.

Así mismo, reveló que la falta de medicinas resulta tan alarmante que una gran parte de los veterinarios no solo han limitado los productos que prescriben, sino que optan por hacer uso del que le corresponde a los humanos para tratar a la mascota.

Cirugias y parvovirus

perro en la calle

La situación más terrible de este infierno que viven los animales en Venezuela se produce cuando se presenta una enfermedad que requiera cirugía.

Y es que como han llegado a declarar numerosos especialistas, una vez que la solución resulta ser la intervención quirúrgica, han llegado al punto de expresarles a sus familiares que no hay nada que se pueda hacer por su mascota, ya que no hay agentes anestésicos ni material para sutura.

De igual forma, en esta nación, cuando el can sufre de parvovirus, está prácticamente condenado a la muerte, ya que la vacuna para combatir esta enfermedad común resulta casi imposible de conseguir.

Como puedes ver, tener una mascota en este país solo será un verdadero sufrimiento a menos que se tenga muchísimo dinero para poder viajar al exterior y comprar los productos necesarios para su alimentación y salud.