Los parásitos en perros y gatos: ¡mucho cuidado!

Ya sean internos o externos, más o menos peligrosos, los parásitos en perros y gatos es un tema que no podemos soslayar.

Es que no solo afectan a nuestras mascotas. Pueden transmitir enfermedades a los humanos, en particular a los niños pequeños.

Desparasitar ante todo

Cuando un nuevo miembro de cuatro patas llega a la familia, entre tantas otras cosas que debemos considerar, está su desparasitación. Por tal motivo, la visita al veterinario no debe demorarse.

Pulgas, garrapatas y gusanos intestinales pueden infectar no solo a nuestras mascotas sino a su entorno, incluidos nosotros mismos.

Consulta a un profesional sobre el mejor método y la frecuencia adecuada para desparasitar a tu mascota. Infórmate también sobre la forma correcta de cuidar el ambiente hogareño de estos molestos visitantes.

En la actualidad, existen pipetas de amplio espectro que resultan efectivas para controlar tanto parásitos internos como externos. Por su fácil aplicación, los animales –sobre todo los gatos– no se estresan tanto como con los antiparasitarios suministrados por vía oral.

Endoparásitos

diabetes en perros y gatos

La mayoría de los parásitos internos son gusanos redondos (lombrices), gusanos planos (tenias) y organismos unicelulares como coccidias y giardias.

Los perros y los gatos pueden defenderse con más o menos armas de ellos, según el grado de infestación, su estado general de salud y la variedad de estos especímenes que pueblen su intestino.

Por tal motivo, una misma enfermedad trasmitida por estos inoportunos seres puede ser leve, moderada o grave. Lo mejor será, entonces, no subestimar a los endoparásitos y mantener a nuestra mascota libre de ellos.

Ectoparásitos

Las pulgas, las garrapatas y los ácaros de la sarna son los parásitos externos más comunes que pueden tener a mal traer a tu perrito o tu minino.

Las picaduras de las pulgas y las garrapatas, además de provocar dermatitis, pueden derivar en alergias severas. También es probable que te piquen a ti o a tu familia. No olvides este detalle.

Las pulgas, además, funcionan como vectores para la tenia, que desarrolla parte de su ciclo dentro de ellas. Por eso, la mejor forma de evitar que tu mascota tenga este gusano intestinal es manteniéndola libre de pulgas.

Señales de parásitos en perros y gatos

Algunos signos de que tu mascota tiene parásitos intestinales pueden ser:

  • Lengua pálida
  • Ruidos en la panza
  • Heces blandas
  • Adelgazamiento

Por su parte, la presencia de parásitos externos puede provocarle:

  • Pérdida de pelo
  • Mal olor
  • Lesiones producidas por el rascado

Infección por lombrices en humanos

La lombriz intestinal también pueda afectar a los humanos que están en contacto con mascotas afectadas.

La mayoría de las veces, el contagio se produce por la ingesta accidental de la larva, que también puede penetrar a través de la piel.

Los niños corren un mayor riesgo de infectarse, sobre todo si juegan en áreas que están contaminadas con excremento.

Si las larvas llegan a los órganos u otros tejidos pueden causar daños en el pulmón, cerebro o hígado e incluso ceguera, si migran a los ojos.

Cómo evitar infestaciones por gusanos en las personas

comida perro y gato

Con unas adecuadas prácticas de higiene, las lombrices no deberían ser un problema para nosotros. Ten en cuenta los siguientes detalles:

  • Evitar que los niños ingieran tierra mientras juegan.
  • Limpiarse las manos después de tocar tierra y de estar en contacto con las mascotas.
  • No andar descalzos en el exterior, para proteger los pies de las larvas que pueden hallarse en el medio ambiente.
  • Lavar a conciencia las verduras que vayan a consumirse crudas.
  • Recoger inmediatamente la materia fecal de tu mascota, tanto de áreas públicas como de dentro de tu hogar.
  • Mantener a tu gato dentro de la casa.
  • Asear y ventilar cotidianamente el lugar que tu mascota tiene destinado para el descanso.

Prevenir es la clave

La mejor manera de que los parásitos en perros y gatos no se transformen en una molestia o en un problema grave, tanto para ellos como para nosotros, es la prevención.

Desparasitar, tanto interna como externamente a las mascotas y en la forma y tiempos indicados por el veterinario, es fundamental para que nuestros animalitos estén sanos y no trasmitan enfermedades a los humanos.

Recuerda que esta también es una buena forma de demostrarle a tus peludos cuánto los quieres.