Los científicos descubren que los perros fueron domesticados hace 40 mil años

Según varias investigaciones, los perros nos acompañan desde hace miles de años. Su ascendencia proviene de los lobos y ,con el paso del tiempo y la evolución del hombre, se convirtieron en lo que hoy son: compañeros leales, grandes guardianes, eficientes rescatistas pero, sobre todo, una gran compañía para niños, adultos mayores y para todo aquel que quiera convivir con estas adorables mascotas.

Se han realizado cientos de investigaciones por todo el mundo para determinar cuál es el origen de los perros y desde cuándo nos acompañan. Las respuestas a estos interrogantes se encuentran en una investigación publicada recientemente en la prestigiosa revista Current Biology. El estudio afirma que los perros evolucionaron de los lobos hace 40.000 años.  Los científicos llegaron a esa conclusión tras analizar el material genético de un lobo siberiano que vivió hace 35.000 años. Esa muestra sugiere que los seres humanos podrían haber comenzado a domesticar a los perros entre 27.000 y 40.000 años antes de nuestra época.

Los investigadores teorizan que los primeros perros domesticados podrían haber sido los compañeros de los humanos que, durante la edad de hielo, se dedicaban a la caza de animales. A continuación compartimos algunos puntos relevantes de este importante hallazgo.

¿Qué datos arrojaron las muestras encontradas?

caricia perro

De acuerdo con la investigación, varios análisis genéticos anteriores habían determinado la separación de los perros y los lobos entre 10.000 y 30.000 años.Los investigadores se basaron en la muestra del  hueso de una costilla, de la que se extrajo el ADN. El material fue descubierto en una expedición a la península Taymyr, en Rusia, durante 2010. Cuando encontraron el hueso, los investigadores, en primer lugar, creyeron que podría haber sido de un reno muerto hace mucho, mucho tiempo atrás. Sin embargo, el análisis inicial mostró que la pieza procedía de los restos de un lobo y la datación por radiocarbono colocó su edad alrededor de los 35.000 años. Se pensaba que era mucho antes de la domesticación de los perros, pero el código genético mostró una representación casi igual de ADN de los lobos y los perros modernos.

La investigación indica que los seres humanos podrían haber mantenido a los  lobos en cautiverio antes de que estuvieran totalmente domesticados, aunque los canes probablemente hayan conservado las características corporales de lobos durante miles de años. También podrían haber sido domesticados por los primeros humanos que habitaron los continentes de Asia y Europa.

Según afirman los investigadores, incluso después de que los cánidos se separaran del árbol genético que contiene a los lobos, los dos tipos de animales probablemente continuaron cruzándose durante un período de tiempo prologando. De allí derivan ejemplares como los perros de Groenlandia o los huskies siberianos, los cuales han demostrado que poseen más material genético de los lobos que otros caninos. En ese sentido, si el análisis realizado por los científicos es correcto, entonces los canes fueron domesticados mucho antes que otras especies, tales como gallinas, cerdos y ganado. De hecho,  algunos investigadores creen que los perros domesticados podrían haber ayudado a los neandertales en la caza.

Conclusiones de la investigación

husky siberiano

Los resultados de estas investigaciones científicas proporcionan evidencia directa de un plazo más largo para determinar el linaje de los perros y lobos y, por lo tanto, eso sugiere que los perros pueden tener su origen mucho antes de lo comúnmente aceptado. El informe sostienen que tal divergencia temprana coincide con varias investigaciones paleontológicas de cánidos de hasta 36.000 años.  También existen indicios que podrían apoyar la teoría de que los perros domesticados hayan acompañaron a los primeros colonizadores en América.

Sin embargo, la investigación revela que la divergencia inicial entre los ancestros de los perros y los lobos grises no necesariamente han tenido que coincidir con la domesticación en el sentido de la cría selectiva, ya que este proceso humano podría haber ocurrido después o durante un período prolongado de tiempo.

El informe también precisa que la ascendencia de las actuales razas de perro se debe a varios eventos o hechos de domesticación y, en el caso de ejemplares como el Husky siberiano y el perro de Groenlandia, puede rastrearse parte de su ascendencia en el lobo Taimyr, cuyo linaje actualmente se encuentra extinto.