Los beneficios de acariciar a nuestro perro

¿Alguna vez has notado que te sientes mejor cuando estás cerca de tu mascota? Si has tenido esta impresión, te aclaramos que es completamente cierto. Pasar tiempo de calidad con un perro, gato u otro animal puede tener un impacto positivo en tu estado de ánimo y tu salud, así que te hablaremos un poco de los beneficios de acariciar a nuestro perro.

De acuerdo al psicólogo estadounidense Alle R. McConnell, profesor de la universidad de Miami, aquellas personas que conviven con animales tienden a tener un mejor estado anímico que aquellos que no viven con alguno. En especial, cuando la relación con el animal es de buena calidad, pues esto varía un poco dependiendo de situaciones como las espaciales, el ruido, etc.

Algo que parecen tener en común los cuidadores de perros es que permanecen más activos, ya sea porque cuidar de la mascota les implica salir a pasear, jugar en casa o en el parque.

Pero además de esto, los perros dan muestras muy significativas de afecto, en especial cuando se les acaricia con frecuencia, y esto es además algo muy beneficioso para la salud del cuidador, veamos algunos motivos:

Ayudan a tener un corazón más saludable

Además de los beneficios que representan para el corazón tener una vida más activa, los dueños de perros tienden a tener una menor presión arterial, principalmente porque no se saturan tanto y suelen desahogarse hablando y acariciando a la mascota.

Igualmente, las personas que tienen perro y han sufrido ataques al corazón o tienen alguna clase de anomalía cardiaca tienen una mejor calidad de vida y de salud que aquellos que, en sus mismas condiciones, no tienen perros.

Disminuye el estrés

Posiblemente, el mayor beneficio de acariciar a las mascotas está relacionado con la reducción de los niveles de estrés.

Acariciar a tu perro te hará sentir mucho mejor, en especial en casos de depresión. Acariciar a tu perro ayudará a tu cuerpo a liberar una hormona relajante, por lo que hará que tus niveles de estrés se vean reducidos.

Además, el contacto físico también parece aliviar el estrés de las mascotas, además de fortalecer el vínculo entre ambos y mejorar la convivencia.

caricia perro

Mejora su relación con los otros

Los animales, especialmente los perros, pueden ayudarte a conectar con otras personas. Esto no sólo se debe a que las personas tienden a conversar con otras durante los paseos y a programar citas para sus mascotas.

El hecho de acariciar a los perros nos enseña a las personas el sentido de responsabilidad y protección sobre el otro. Ya que el perro es absolutamente dependiente de su cuidador, básicamente la integridad física de este se encuentra en sus manos.

El contacto físico ayuda a fortalecer la relación entre el can y la persona, que muchas veces llega a compararse con el amor que se siente por los hijos. De estas relaciones, empieza a generarse un deber dentro de las interacciones humanas, que termina impactando positivamente en las relaciones sociales del cuidador.

Aportes adicionales de tener un perro en casa

Mejora tu estado de ánimo

Las personas con mascotas son generalmente más felices, tienen más confianza, y son menos solitarias que aquellas que no tienen mascotas. También visitan al médico con menos frecuencia por problemas menores (dolores de cabeza, de espalda o gástricos.)

Una de las razones que podemos atribuir a esto es el gran sentido de pertenencia y significado que nos da nuestra mascota, pues al ser el perro absolutamente dependiente de nosotros, nos hace sentirnos responsables y parte de algo importante.

caricia perro

Beneficia el sistema inmunológico del bebé

Los bebés criados en familias que tienen mascotas suelen ser menos propensos a las alergias y al asma, según demuestran algunos estudios.

Sin embargo, para que esto ocurra, el contacto debe empezar de manera temprana, idealmente antes de que el bebé tenga 6 meses de edad. Los bebés con perros o gatos en casa además sufren menos resfriados e infecciones de oído durante su primer año de vida.

Apoyo a niños con dificultades para socializar

Los niños que tienen autismo  tienden a relacionarse mejor con sus compañeros de clase cuando tienen una mascota en casa. Este fenómeno aumenta cuando la mascota les acompaña al salón; esto se debe a que los animales transforman el ambiente educativo y ayudan a integrar a aquellos que tienen dificultades interactuando.

Imagen cortesía de slowdevil.