¿Quieres llevar a tu perro al día de tu boda?

Antiguamente los perros eran usados para cacería, luego como guardianes y por último como mascotas. Si nuestros antepasados levantaran la cabeza no se creerían que vamos con nuestros canes de tiendas, de restaurantes, a la peluquería, a los hoteles y que ¡incluso pueden venir a nuestra boda!

Sí, esta es la última novedad en lo que a mascotas se refiere, que sean nuestros invitados especiales en nuestra boda. Estamos seguros de que estás sorprendido y de que quieres saber más sobre el tema. Un asunto que hemos considerado interesant,e además de divertido, y para el que hemos apartado este espacio para contártelo.

Cómo incluir a tu perro en tu boda

Son muchas las opciones en las que puedes hacer a tu perro partícipe de tu boda. Por ejemplo:

fotos de tu mascota

  • Caminando contigo al altar. ¿Por qué no? ¿Se te ocurre mejor acompañante? Esto será aún más especial para aquellas novias que desgraciadamente no tengan quién las acompañe. Sobre todo será muy original y despertarás expectación en los invitados.
  • En las fotos. Haz que tu perro sea parte de algunas de las fotos de tu boda. Aunque no lo creas, esto puede suscitar situaciones interesantes y divertidas que podrían convertirse en momentos dignos de plasmar en una foto.
  • Llévalo en el coche nupcial. Como un invitado vip, y, bueno, como lo que es, un miembro más de tu recién formada familia, llévalo e el coche nupcial y hazlo sentir especial mientras disfrutas de su compañía en uno de los momentos más importantes de vida.
  • Dale una labor. Haz que se sienta útil y dale un trabajo como llevar un letrero, o si está bien entrenado, podría incluso llevar los anillos al altar.
  • ¿Y qué tal si ademas de tu pareja y tú también está tu perro en el pastel? Una idea de lo más original y que seguro que ninguno de tus invitados habrá visto nunca. La figurita después será un recuerdo precioso cuando pasen los años.

Tu perro en tu boda, ¿qué debes tener en cuenta?

Ahora bien, por muy bonita que pueda parecernos esta idea, debemos tener presentes algunos aspectos y normas, pues por más que queramos a nuestro perro, no debemos olvidar que no deja de ser un animal. Por ello debes tener presente:

  • El lugar. Desgraciadamente no todos los restaurantes admiten perros, por lo que deberás asegurarte de que el lugar en el que celebrarás la boda será en la naturaleza o en una zona que tenga espacio en que tu animalito pueda estar o bien que admitan canes.
  • Habla con el cura. Esto será especialmente importante si te casas por la iglesia y si esperas que tu perro te acompañe al altar. Hazle saber al párroco tus deseos esperando que te diga sí.
  • Los invitados. Sabemos que es tu día, el más importante de tu vida, que eres la estrella del momento y que puedes hacer lo que desees, pero debes tomar en cuenta a los invitados. Asegúrate de que no haya ninguno con alergia o fobia a los perros para evitar molestias y problemas.
Fuente de la imagen: www.vivelohoy.com

Fuente de la imagen: www.vivelohoy.com

  • Cuidador. No puedes pasarte tu feliz día preocupado por dónde y qué estará haciendo tu animalito, por lo que lo mejor es delegar en alguien esta responsabilidad. Habla de antemano con un amigo o familiar que esté dispuesto a cuidar de él mientras disfrutas de tu día.
  • El carácter del perro. No es lo mismo llevar a u perro bien educado y tranquilo que a uno nervioso. Aunque tu amor de “madre” te lleve a justificar sus comportamientos, debes ser honesta y ver si tu can está capacitado para estar o no en tu enlace sin crear ningún altercado.
  • Habla con tu wedding planner. Habla con él para que sea consciente de que tu mascota estará en tu boda y pueda adaptar las situaciones a ello. También te dará ideas geniales de cómo incluir a tu perro en tu enlace.
  • Decide si vestirlo. Para rematar el día, no habrá nada más bonito y divertido que ver a tu perro con smoking. Decide si te gustaría. Si es así, puedes comprar uno, o si el presupuesto no te alcanza, también podrían hacértelo, no es difícil y no lleva mucho tiempo.