La orden de espera en el adiestramiento canino

El comando de adiestramiento canino “esperar” indica a tu perro que debe detenerse. Es útil para evitar que salga sin permiso y es muy fácil de enseñar. Al utilizar esa palabra te evitas ciertos dolores de cabeza y logras que tu perro sea más educado y te obedezca. A continuación compartimos algunos consejos  para que lo puedas poner en práctica con tu mascota.

¿Cuándo utilizar la orden de espera?

perro atado

 

Para enseñar a tu perro el comando esperar  no necesitas ningún equipo especial. Sólo debes armarte de paciencia y tienes que tener a mano alguna recompensa, como pueden ser un par de croquetas. Lo importante es que tu mascota aprenda la orden.

Pero recuerda que para que así sea, él debe sentirse seguro y  relacionar esa palabra con una situación positiva. Por lo tanto, si luego que dices la palabra esperar, tu perro te hace caso y acata la orden, sin duda, debes recompensarlo. Y para ello, nada mejor que algunas croquetas de su alimento favorito o alguna golosina especial. Notarás que este incentivo motiva a tu pequeño amigo a que se adapte al comando con mayor facilidad.

Por lo general, se aconseja que este comando se enseñe desde temprana edad. Los cachorros aprenden muy rápido esta orden. Por eso es importante que lo entrenes desde pequeño. En caso de que tu mascota sea adulta, lo mejor es que te armes de paciencia. No todo está perdido. Con cariño y dedicación, con el paso del tiempo, seguramente podrá acatar la orden sin inconvenientes.

El comando de adiestramiento canino “esperar” se puede utilizar en varias situaciones. Puedes usarlo  antes de permitir que tu perro salga al patio o cuando piensan ir a dar un paseo. También se puede emplear cuando estás por alimentar a tu mascota. De esa manera, controlas su ansiedad, evitas que te salte y entiende que debe esperar unos segundos para recibir su tazón de croquetas.

La palabra esperar es muy efectiva cuando tienes muchos perros en casa. Imagínate que una visita toque a tu puerta y todos tus animales se abalancen sobre ella o peor aún, qué sucedería si llevas a tus perros dentro del automóvil y cuando abres la puerta saltan inquietos.

Esta palabra de adiestramiento canino también suele emplearse cuando tu mascota debe esperar fuera de una tienda. Si le das esa orden, seguramente intentará quedarse quieto por unos segundos. Quizás en esta situación no es tan efectiva pero aún así puede utilizarse. Por eso, recuerda: si vas de compras y debes dejar a tu perro afuera del  local, lo mejor es que no demores demasiado tiempo o en su defecto dejes a tu amigo en casa. Así evitas que tu perro se estrese, que pueda ser dañado por otro perros o en el peor de los casos que alguien te lo pueda robar.

¿Cómo utilizarlo?

perro acude llamada 2

El comando de adiestramiento canino es muy fácil de emplear. No es necesaria una sesión de entrenamiento por separado para enseñar a tu perro. Por ejemplo, cuando tu mascota esté lista para salir a la calle o de su jaula, comienza diciendo la palabra esperar. Abre un poco la puerta y si se lanza hacia delante para salir, cierra la puerta rápidamente y emite el comando de nuevo. Cada vez que des la orden, abre un poco la puerta y si tu perro se lanza para salir, ciérrala rápidamente

En las primeras etapas de entrenamiento, la recompensa como adelantamos, es muy importante. Ten a mano un par de croquetas que le darás siempre que tu perro responda al comando.

En caso de que le digas a tu perro esperar y no resulte, es decir, él duda y abre la puerta, entonces usa una palabra  que le haga saber que se puede sentir bien si acata la orden. Quizás puedes probar con palabras como “libre” o “ir para adelante”.

Una vez que tu perro comienza a “esperar” cuando se le da la orden, hazle  esperar unos segundos más antes de soltarlo. De a poco comienza a abrir la puerta un poco más. Después de practicar este ejercicio, durante unos días, tu perro debe ser capaz de permanecer quieto con la puerta abierta hasta que le des la orden “libre” o “adelante” indicando, de esa manera, que ya puede salir de tu casa.