La equinoterapia: los caballos te ayudan

A lo largo de la historia, siempre ha habido una relación muy bonita entre el hombre y el caballo. Este precioso animal, siempre ha sido de gran ayuda para los seres humanos. Realizando labores en las tareas del campo, también como medio de transporte y sobre todo como un buen amigo con el que dar paseos por la naturaleza.

Pero además de todo eso, en la actualidad se ha descubierto que el caballo puede ser un elemento clave en la curación del ser humano. Estamos hablando de la equinoterapia. Se trata de una terapia integral a través de diversas técnicas, que ayudan en el tratamiento de personas con alguna discapacidad.

¿En qué consiste la equinoterapia?

La equinoterapia es una terapia integral impartida por profesionales y donde se aprovechan todas las cualidades del caballo, para tratar o mejorar problemas de salud, de tipo emocional, intelectual y física, abarcando áreas como la equitación, la salud o la educación.

Este tipo de terapia no sustituye a otras, sino todo lo contrario, se trata de una terapia complementaria, ya que se ha confirmado mediante estudios, que la equinoterapia produce mejoras en el desarrollo de las actividades motoras, mejora el tono muscular, corrige posturas y además mejora la conducta en niños con parálisis cerebral, parapléjicos o también personas con dificultades sensoriales.

Existen diferentes tipos de críticas sobre este tipo de terapia con caballos. Hay quienes se posicionan en contra, ya que no ven una base científica en sus métodos terapeuticos y curativos, pero también hay quienes se posicionan a favor, ya que consideran que la equinoterapia es muy eficaz para tratar distintas enfermedades y discapacidades.

Enfermedades que pueden ser aliviadas por la equinoterapia

equinoterapia 2

Lo cierto es que el contacto con los animales y sobre todo al aire libre, puede ser muy beneficioso para todos. Pero con la equinoterapia se quiere conseguir aliviar y curar distintas enfermedades, a través de distintos programas terapeuticos. Entre estas enfermedades encontramos las siguientes:

– Puede ser muy útil si se padecen trastornos emocionales, problemas de adaptación e incluso alteraciones alimenticias como la anorexia o la bulimia.

– También se han resuelto casos de niños con dificultades escolares, de aprendizaje, fracaso escolar, hiperactividad o desmotivación.

– En caso de niños o personas con síndrome de Down o autismo, ha sido muy beneficioso para ellos, produciéndose un gran cambio.

– La equinoterapia está indicada también para patologías neurológicas como parálisis cerebral, esclerosis múltiple, trastornos mentales y psiquiátricos, retraso psicomotor, discapacidad auditiva y sensorial o enfermedades neurodegenerativas.

Principios curativos de la equinoterapia

equinoterapia 3

La equinoterapia está basada en unos principios curativos, como son la transmisión del calor corporal. La temperatura del del caballo suele ser un grado más alta que la del ser humano, esto hace que se genere calor, haciendo que los músculos del jinete se relajen, por lo que tiene un valor psicoterapéutico y está indicado para personas y niños con problemas en la musculatura.

Otro de los principios está basado en la transmisión de un patrón de locomoción, que es muy parecido a la forma de caminar humana. Consiste en montar al caballo y ver todo desde otra perspectiva, muy importante para personas con la autoestima baja y para personas que usan silla de ruedas.

La transmisión de impulsos rítmicos, consiste en mejorar la coordinación equilibrio del cuerpo, fortaleciendo la masa muscular y la relajación del cuerpo. Además es muy beneficioso para personas con problemas respiratorios.

Programas de la equinoterapia

La equinoterapia utiliza distintas áreas de trabajo o programas, entre los que se encuentran:

La quitación terapeutica consiste en realizar las tareas del cuidado del caballo, como darle de comer, cepillarlo, bañarlo y por supuesto montarlo. También se realizan distintos ejercicios de equilibrio cuando se le está montando. Esta técnica está especialmente dirigida a personas con alguna discapacidad intelectual, física o sensorial.

La equitación adaptada y social, es otras de las áreas de trabajo, donde se realiza la monta como una actividad lúdica o con fines deportivos. Está pensada especialmente para todo tipo de discapacitados, que estén en buena forma física y que puedan controlar el caballo.

Por último está a hipoterapia, donde el jinete no está capacitado para controlar el caballo, debido a sus limitaciones. Entonces aquí necesita la ayuda de un experto que le asista en todo momento. Con este programa se pretende trabajar el tono muscular, la psicomotricidad, la comunicación, sociabilización y la autoestima.